Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
PATROCINA
Los datos se han convertido en el elemento que guía a las marcas para lograr el éxito
Los datos se usan cada vez más y están logrando que la información tenga cada vez más y más valor
Los Datos se han convertido en el
654 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Solución empresarial todo en uno que integra CRM, gestión de proyectos y facturación en la nube
  • Con módulos integrados de CRM, gestión de proyectos y facturación lo tendrás todo en una solución
  • PuroMarketing

    En los últimos años, se ha estado hablando más y más sobre los datos y sobre el poder que estos tienen. Es probable que ya no quede nadie sin haber escuchado hablar del elevado poder que tienen los datos y de cómo estos están cambiando las reglas del juego. Los datos son el petróleo del siglo XXI, una expresión que está por todas partes y que no por ello deja de ser igualmente relevante. La información se ha convertido en uno de los elementos cruciales de los que dependerá la buena o la mala suerte de las marcas y de las dependerá absolutamente su fortuna.

    Los datos se han convertido en el elemento que guía a las marcas para lograr el éxito, en la cuestión que determinar cuáles serán los productos que se lanzarán o en el elemento que ayuda a posicionarse ante los problemas de los consumidores y adelantarse a los mismos.

    Las marcas se están obsesionando con los datos, los están usando cada vez más y están logrando que la información tenga cada vez más y más valor. Los datos se han convertido en un poderoso activo, en un elemento que puede determinar la fortuna de una compañía y por la que se está dispuesto a pagar (mucho) y a maniobrar (otro tanto).

    No hay más que pensar en lo que hace valiosas a muchas de las grandes firmas de internet. ¿Qué es lo que tienen estas compañías que hace que destaquen frente a la competencia y que les permite posicionarse por encima de sus competidores? La clave está en toda la información que han ido acumulando a lo largo de los años y que los ha convertido en auténticos insiders en lo que los consumidores quieren. Es decir, han aprendido - y mucho - lo que realmente interesa a los consumidores porque han acumulado mucha información para perfilarlos.

    Pero, aunque se lleve años hablando de los datos y de su poder y aunque la cuestión se haya convertido en un elemento recurrente en los análisis de lo que las empresas, lo cierto es que los datos aún tienen mucho camino por recorrer. Es decir, parece que la información está ocupando ya un lugar muy relevante y muy importante en la estrategia de las empresas y que su ascendente económico es ya muy elevado. Lo cierto es que, como demuestran los analistas, las cosas están aún en una fase más o menos inicial. A los datos aún les queda muchísimo terreno por conquistar y aún les espera mucho espacio por crecer. Como apunta una analista de Forrester en una columna, la economía de los datos será inmensa.

    Compra venta de datos

    La cuestión estará en el futuro no solo ligada al uso que se hace de los propios datos sino también del uso que se hará de los datos ajenos. En el futuro inmediato, los datos se convertirán en un activo comprado, en un valor que las empresas emplearán para generar riqueza. Hablando claro: los datos se convertirán en el futuro en un servicio más que las compañías venderán unas a otras.

    Como apunta la analista, las empresas ya son muy conscientes de que están sentadas sobre una fuente de riqueza (los datos) y empiezan a serlo también de que no solo ellos se pueden beneficiar de esa información y de su valor. Según datos de Forrester, en 2014 solo el 10% de las empresas comercializaba datos y por tanto las fuentes de información de las que disponía. En 2016, ya eran el 32% las compañías que lo hacían. Los datos son, además, globales.

    Además, no solo se trata de que las compañías estén cada vez más dispuestas a vender la información de la que disponen, sino que además se empieza a valorar cada vez más el tener datos de otros, el poder acumular datos de otros que cruzar con los propios para tener una visión más completa y actualizada de cómo son los consumidores y lo que quieren. El 73% de los decision-makers asegura que desean acceder a fuentes externas de datos, según los datos de la firma de análisis, lo que hace que la tendencia esté en el momento exacto de explosión. Es decir, quieren acceder a datos que hayan recabado otros, cruzar la información con datos de un tercero.

    Por ello, cada vez hay más firmas especializadas en datos y muchas más proveedoras de información. Según la información de Forrester, un 49% de las empresas está usando ya estos servicios externos y un 22% prevé usarlos en el futuro.

    ¿Qué supone esto?

    En realidad, no solo demuestra que las compañías están cada vez más volcadas en el uso y explotación de los datos sino también que estas están cada vez más abiertas a buscarlos allá donde sea y a comprender la importancia de tener una variedad de fuentes. Y, de forma paralela, esto muestra claramente hacia dónde irán las cosas y cómo, en el futuro inmediato, los datos serán un negocio por sí mismo, un elemento comercializable que moverá muchísimo dinero.

    Los datos serán, por tanto, una suerte de "Santo Grial". Una especie de reliquia de gran valor codiciada por muchos, puesto que la información va a convertirse en la nueva creadora de fortunas.

    Solución empresarial todo en uno que integra CRM, gestión de proyectos y facturación en la nube
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar