Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
703 Shares
  • Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...
  • En Selligent te explicamos cómo aumentar fácilmente el ROI con el marketing basado en datos
  • Formación integral en los canales digitales y los social media. Con casos prácticos y ejemplos reales
  • Becas, Prácticas, Empleo. Y en Septiembre, de regalo, tu Curso de Idiomas
  • PURO MARKETING

    Las personas de forma natural tienden a compartir detalles de su vida con sus amigos y conocidos. Pero se puede pecar, como en todo, de compartir demasiado. Las redes sociales se basan en eso mismo, compartir. Compartimos amigos, noticias, curiosidades, fotos…y permitimos un acceso demasiado sencillo a nuestra información íntima. Si lo llevamos al terreno legal esto puede complicar casos peliagudos como pueden ser divorcios o problemas de custodia. El abogado de divorcios Patrick J. Best lleva este problema a temas legales en un informe en el que trata de informar a sus clientes para que pueda protegerse de los efectos de las redes sociales en cada caso.

    Subir información a una red social puede conllevar abrir la puerta a otros y que entiendan cosas que no son así. Hay una serie de cosas que no es conveniente airear en internet y que deberíamos de tener en cuenta especialmente cuando estamos en un proceso de divorcio:

    Fotos de propiedades, materiales o productos: por ejemplo de casas, coches, botes, televisiones o aparatos electrónicos, que pueden crear una falsa impresión a la corte e impactar de un modo drástico en familia, amigos y conocidos. Peligroso especialmente en tema de pagos o custodia de los hijos.

    Fotos de familia, amigos y conocidos: subir fotografías de viajes de negocios o vacaciones pueden llevar a conclusiones equivocadas como infidelidad, separación o altercados.

    Facebook, Twitter, blog: las personas normalmente actualizan sus estados, sus muros y sus blogs para poner al día a sus conocidos y amigos, dar a conocer sus opiniones o pensamientos…esto puede resultar negativo si se trata de comentarios de la pareja sentimental durante un proceso de divorcio o custodia, incluso de adopción.

    Mensajes privados: emails y mensajes privados o cualquier otra forma de comunicarse también puede ser considerado como una evidencia ante un jurado.

    Marlene Eskind Moses, presidente de la Academia Americana de Abogados Matrimonialistas (AAML) afirma que durante los divorcios siempre se realiza una investigación exhaustiva de ambas partes. Según el AAML el 5% de las personas involucradas en este tipo de problemas legales citan Twitter como fuente de evidencia electrónica. Un 66% cita Facebook.

    En conclusión, deberíamos pensar bien qué es lo que colgamos en las redes sociales. Aunque en ocasiones parezca que nuestros posts no son leídos ni tenidos en cuenta realmente no podemos saberlo y en ocasiones el contenido puede causar muchos problemas.

    Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar