Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los marketeros a veces simplifican demasiado el valor de un canal. Dan por hecho que por publicarlo en determinados medios y plataformas, los consumidores lo van a encontrar
244 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • En LCI Barcelona, dirigido a Profesionales capaces de posicionar un producto y darlo a conocer
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • PuroMarketing

    El marketing de contenidos se ha convertido en una de esas tendencias de moda en el mundo del marketing y en una de las que las empresas y las marcas están viendo con mejores ojos. Varias son las razones que explican este interés. Se ha sumado que lo que hasta ahora estaban haciendo ha dejado de funcionarles con la positiva recepción que estos contenidos tienen entre los consumidores con las conclusiones altamente alentadoras de los estudios que se han hecho sobre el tema. Las marcas y las empresas han empezado a comprender el valor de los contenidos y se han lanzado a por ellos, en un frenesí en el que muchas veces olvidan aspectos cruciales que tienen un impacto definitivo para tener (o no) éxito en el mundo del marketing de contenidos.

    De entrada, muchas empresas olvidan que el marketing de contenidos no es spam. Confunden el nuevo formato (o no tan nuevo, al fin y al cabo si uno se sienta a analizar lo que se ha hecho desde siempre por parte de las empresas se puede encontrar con ejemplos que parecen 'antepasados' del marketing de contenidos moderno) con el clásico publirreportaje y no comprenden que, a la hora de hacerlo, no deben simplemente cantar sus propias alabanzas. O lo que es lo mismo: un buen marketing de contenidos es algo que aporta algo al lector, es información y es valor añadido.

    Por otro lado, también se suele infravalorar el trabajo que da crear un contenido de calidad. Como suele ocurrir cuando algo requiere un trabajo de escritura, se suele dar por hecho que cualquiera puede hacerlo. Si sabes escribir, sabrás hacer estos contenidos, o esa parece ser la idea de base. Es un error. No vale cualquiera para hacer el marketing de contenidos: se necesita a alguien que sepa escribir, que sepa hacerlo bien y que sepa además de qué está escribiendo.

    Y, finalmente, muchas veces se olvida un punto decisivo a la hora de hacer marketing de contenidos. No solo importa tener un buen contenido, también resulta crucial que los consumidores lo encuentren. De nada vale estar haciendo un genial marketing de contenidos si después nadie lo está leyendo.

    No es una cuestión de magia

    El problema no es solo algo que afecta a marcas y empresas en su estrategia de marketing, sino que es algo bastante general a todos aquellos que están empleando los contenidos para posicionarse en el mercado. No hay más que mirar lo que están haciendo Facebook y Twitter, que han apostado en los últimos tiempos de forma intensa por los contenidos originales para llegar a los consumidores. Están cerrando acuerdos millonarios pero, como se pregunta un experto en un análisis en eMarketer, ¿los están encontrando esos consumidores que los quieren o deberían querer consumir?

    Como apunta el experto, el responsable de estrategia global de comunicación de Reebok, Davir Oksman, las marcas y las empresas están simplificando demasiado el problema que supone llegar a los consumidores. "Los marketeros a veces simplifican demasiado el valor de un canal", destaca. Dan por hecho que por tener el contenido y publicarlo, los consumidores lo van a encontrar. Solo hay que poner el contenido adecuado en la plataforma adecuada y se hará la magia. Sin embargo, la cuestión no es tan fácil.

    Por ejemplo, apunta el experto, Facebook está intentando ahora mismo encontrar nichos de consumidores a los que ofrecerles el contenido exacto que quieren ver y targetearlos. Pero el consumidor no solo quiere recibir contenido, también quiere encontrarlo de forma activa. Y ahí es donde puede encontrarse con un problema.

    Las empresas deben por tanto comprender no solo cómo deben ser los contenidos sino también cómo deben ser distribuidos. No son pocos los que cada vez hablan más de que las empresas deberían empezar a pensar, en términos de marketing de contenidos, como los medios de comunicación. Quizás ahí esté la clave para solucionar este problema.

    En LCI Barcelona, dirigido a Profesionales capaces de posicionar un producto y darlo a conocer
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar