Artículo Marketing de Contenidos

Estrategia de contenidos para YouTube: algo más que un contenedor de vídeos

Por Redacción - 28 Junio 2023

¡Hablemos claro! Aunque algunas estadísticas dicen que la mitad de los especialistas en marketing utilizan YouTube en sus estrategias de marketing, lo más habitual es encontrar vídeos generados por youtubers o creadores de contenido, pero una gran parte de las marcas solo lo utilizan como un contenedor de vídeos para poder compartirlos en otros canales o para lanzar alguna campaña de publicidad.

La realidad es que la mayoría de las marcas todavía no le están sacando el partido y potencial que tiene la plataforma. Recordemos que YouTube es el segundo sitio Web más popular y visitado del mundo, después de Google, con la friolera de 2 millones y medio de usuarios en todo el mundo, según el último Informe Global Digital Data realizado por Meltwater y We Are Social.

Fuente: Informe sobre el estado digital global 2023 de Meltwater y We Are Social.

¡Todos consumimos vídeos en YouTube! Para entretenernos, para ver noticias, para consultar algún manual de instrucciones, para inspirarnos, para buscar una receta, para escuchar el nuevo éxito viral… Y es más, lo usamos como un buscador, colocando una serie de palabras clave en la lupa para encontrar la referencia que buscamos.

Entonces, ¿si estás llevando a cabo una estrategia SEM o SEO en tu blog de empresa por qué no haces lo mismo en YouTube? El funcionamiento es similar, pero te recordamos que todo debe partir de una estrategia de contenidos unificada para toda la marca, que pueda luego bajarse a los diferentes canales (redes sociales, blog, YouTube, CRM…).

Por dónde empezar una estrategia de contenidos en YouTube

Lo primero es entender que una estrategia de YouTube debe partir de una estrategia de contenidos de la marca general. Así, debemos comenzar por estudiar muy bien a nuestras personas, a nuestros consumidores y usuarios; conocer sus necesidades, sus frustraciones y qué les interesa de nosotros. Una vez los conozcamos a la perfección, podremos encontrar los puntos de conexión y los territorios de comunicación desde los que la marca les puede aportar valor. Sabiendo a quién debemos hablar, de qué y cómo, podremos finalmente atacar los canales de comunicación donde se encuentran y ofrecerles contenidos afines e interesantes para ellos.

Si nuestro público objetivo se encuentra en YouTube, entonces, comenzaremos por analizar y auditar el contenido existente y unificar su look and feel. Una vez sepas el contenido que tienes lo podrás categorizar por listas de reproducciones específicas que ayuden al usuario a encontrar mejor tu contenido. Piensa que las listas de reproducción ayudarán a que los usuarios se queden en tu canal más tiempo viendo los vídeos que les sugieras. Además, en esa primera fase de cambio de aspecto del canal, deberías pensar en miniaturas para tus videos que pudieran a simple vista ayudar a la diferenciación de cada lista y hacer atractivos los contenidos.

El SEO en YouTube

El contenido que ya tienes subido a YouTube se puede mejorar y reoptimizar para que también posicione en tu canal. Debemos tener en cuenta que YouTube actúa como Google y, según cómo usemos los titulares, descripciones y tags, podremos conseguir un mejor posicionamiento de nuestros vídeos. Recuerda siempre usar las técnicas SEO que planteas en tu blog, por ejemplo: kws principales al inicio, utiliza kws de búsqueda con preguntas tipo “Cómo usar…” o “Cómo elegir…”, que el titular no exceda los 60 caracteres y en la descripción no te quedes corte y repite las kws, etc.

Otras dos herramientas que ofrece YouTube y que ayudarán a dar visibilidad a tu marca son, por una parte, las tarjetas, es decir, enlaces que puedes incluir sobre el vídeo para redirigir a un producto de tu Web, a tu blog o incluso a otros vídeos. Por otro lado, tenemos las pantallas finales, que sugieren otros vídeos cuando termina el que estás reproduciendo.

La creación de contenido en YouTube: caso de éxito IKEA

No siempre es necesario crear contenido desde el minuto uno. Debes considerar a la plataforma como otro canal más de comunicación de marca, el cuál debe reflejar la esencia y valores de la empresa, tanto en su aspecto como en el contenido que aportas. No solo debes llenarlo de publicidad y spots, también deberías ofrecer algo interesante para el usuario o algo que esté buscando, dentro de tu sector de marca. También puedes apoyarte en expertos que consigan dar consistencia, fiabilidad y relevancia a tus contenidos.

Durante nuestra colaboración con Ikea, una vez realizamos la estrategia de contenidos y de canales para toda la compañía, concluimos que YouTube era una de las mejores opciones para ampliar la penetración de la marca y llegar a personas que no la compraban.

Siguiendo la metodología que os hemos contado, lo primero que hicimos fue optimizar el canal para sacarle el mayor rendimiento: retirando contenido obsoleto, optimizando las descripciones, las etiquetas y títulos de los vídeos existentes, mejorando la apariencia del canal y creando listas de reproducción por temáticas. Este paso era imprescindible para que los nuevos contenidos funcionasen mejor a nivel de alcance y engagement.

Como parte de nuestra estrategia, decidimos utilizar como protagonistas de los contenidos en vídeo a las verdaderas estrellas de IKEA: sus trabajadores. De esta manera conseguimos legitimar y dar credibilidad a los contenidos. Además, creamos nuevas líneas de contenido para reforzar los territorios que la estrategia nos había marcado. Así nacieron los proyectos:

  • “Listo en un pispás”, una línea de contenido higiénico, donde se daban respuestas a temáticas de decoración muy buscadas. Con esta línea teníamos el objetivo de lograr un gran alcance y hacer crecer nuestro canal.
  • “Pregúntale a Allen”, un proyecto de branded content en formato programa que potenciaba la escucha y daba voz a los usuarios. Queríamos dotarles de recursos y conocimientos para cubrir sus necesidades. Para ello, los interioristas daban las soluciones de manera personalizada.
  • “Cómo elegir”, una línea pensada para ayudar en el momento de decisión de compra. Nuestro objetivo era empujar el funnel de ventas en la web, ya que estos vídeos se incluían en la Web en páginas de producto. En la tienda siempre tienes un experto que te asesora, pero cuando te enfrentas tú solo a 40 opciones de ollas distintas, necesitas una ayuda para elegir. Además, queríamos dar a conocer los beneficios desconocidos de algunos de los productos, relacionados con la sostenibilidad y la calidad, y que el usuario entendiera qué hay detrás del rango de precios de IKEA.
  • “Formando hogar”, un programa de branded content creado para el lanzamiento del nuevo propósito de Ikea de 2021, donde diferentes expertos en distintas materias nos daban consejos y pautas para convertir los hogares en refugios de bienestar para todos sus miembros, como bien rezaba el nuevo posicionamiento de la compañía “Todos merecemos un verdadero hogar”.

Gracias a la estrategia táctica creada para este canal, partiendo de la estrategia general, conseguimos grandes aumentos en todos los parámetros de engagement, triplicando los suscriptores en dos años con apenas inversión de pago. Así, corroboramos que una marca, con una clara estrategia global y con contenidos propios y relativamente económicos, puede enamorar y llegar a más usuarios sin depender del paid media continuamente.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro trabajo con IKEA puedes encontrar aquí el caso completo.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados