Mi carrera se compone de: creación de contenido, gestión y marketing. He trabajado en las agencias...
PuroMarketing

Debido a mi carácter emprendedor tengo la oportunidad de viajar, no todo lo que me gustaría, pero sí bastante y de manera regular. Cada viaje te abre un nuevo mundo, cada país te provoca nuevas sensaciones y te da la posibilidad de ver tu país de manera distinta.

El pasado septiembre estuve concretamente en la meca del cine y el showbusiness mundial, en el lugar donde la creatividad, lo artístico y el dinero confluyen sorprendentemente en un mismo lugar... Las ideas valen mucho dinero y los puestos de trabajo dentro de las industrias de carácter tienen una gran importancia dentro de la sociedad. Grandes sueldos para una calidad superior que se ve alimentada por este círculo de entrada y salida monetaria constante.

Efectivamente estoy hablando de Los Ángeles, USA. Y es que tras la primera lectura de este panorama puedes preguntarte varias cosas: ¿Hay perfiles más preparados en LA? ¿Se paga más por el mismo trabajo? ¿Sus becarios viven la misma realidad que nosotros? ¿Hay más talento...?

Sí y no, a todas las preguntas menos a la de los becarios, que desde luego que no viven la misma realidad. Allí un trabajador tiene su fase de ser becario con un principio y un final. Aquí puedes ser becario eternamente. Respecto al resto de preguntas; lo que tienen allí se trata de un concepto que a ellos les gusta llamar como "la rueda". El dinero se mueve continuamente de un lado a otro y sólo hace falta encontrar la manera correcta de entrar en ella para ponerte a girar y agrandar tu sueldo, tu talento y tu currículum. Cuando el dinero se mueve, las escuelas especializadas se mueven y el talento, por tanto, se potencia también. El dinero hace que funcione nuestra economía mundial y es el motor de nuestras empresas e industrias.

Estados Unidos tiene muchas cosas malas y como en España no se vive en ningún sitio pero, la economía y el capitalismo en América funcionan en su máximo esplendor. Gracias a eso industrias de "menor necesidad" por así decirlo como la nuestra, que no cubren necesidades básicas sino que aportan desde una capa más exterior, tienen su hueco importante en el país.

En LA, la gente entiende la importancia del showbusiness, el marketing y el cine como una pieza vital de la economía y la sociedad. Lo llevan codificado en el cerebro de serie al nacer. Y es que, si has estudiado esto del marketing y el showbusiness y te paras a pensar por un segundo en la imagen que Estados Unidos proyecta y ha proyectado hacia el resto del mundo a lo largo de la historia... Es una contínua campaña de marketing valiéndose de herramientas de inbound content como películas y espectáculos (superbowl, nba, artistas musicales...) a través de lo que nos cuentan lo maravilloso y estupendo que son Los Estados Unidos de América. Es como si hubieran estado haciendo "marca USA" desde los años 50 con Audrey Hepburn o John Wayne mientras que nosotros empezamos a darnos cuenta en España de que debíamos hacer "marca España" entrado el siglo XXI.

Un inciso, no quiero dar falsas esperanzas para el que tenga pensado ir para allá. No se equivoquen. Para trabajar en la industria cinematográfica y del marketing en Estados Unidos hay que trazarse un muy buen plan para sortear todas las trabas que pone el gobierno a la entrada de inmigrantes. No es fácil ni tan bonito. Pero si que es cierto que si estás mínimamente preparado y consigues sortear estas dificultades legales... Hay múltiples entradas a "la rueda".

Volviendo al tema; después de mi estancia por tercera vez en Estados Unidos, volví a España con tres o cuatro contactos muy valiosos en el teléfono relacionados con la industria, dos proyectos muy interesantes realizados allí y otro más en la recámara en el que estoy colaborando desde España. Volveré, la rueda me llama y yo quiero entrar en ella. He dejado puertas abiertas y caminos abiertos para estar metido en la distancia. Pero lo más importante que traje fue la visión. El punto de vista del que hablaba anteriormente. Un punto de vista que me ha hecho entender el por qué en España "no funciona" ni funcionará nunca esta industria de la misma manera que allí.

Este punto de vista se compone de varias cosas... Para empezar vivimos en un país completamente distinto, ni mejor ni peor, cada uno tiene sus cosas. Yo prefiero España para vivir y EEUU para trabajar. Pero no tengo ninguna duda de que España es un país que está más cerca del comunismo que del capitalismo al contrario que EEUU (es una manera de expresarlo para que me entiendan). Donde los partidos políticos se agrupan en republicanos o demócratas, pero, ambos grupos se preocupan por favorecer el único sistema económico que tenemos activo realmente y que hace que todo funcione en mayor o menor medida: el capitalismo.

Partiendo de una simple base como es su actitud ante los negocios y la profesión, en la mayoría de los casos se toman su trabajo muy en serio porque en este país si no tienes dinero realmente no eres nadie. Si tienes algún problema de salud (Obamacare fue la gran mentira) y no tienes dinero no se te cura, nadie te hace caso... Y por supuesto no estoy diciendo que esto me parezca bien o mal, simplemente estoy tratando de explicar una de las dudas que a mí más me ha costado entender. Porque mientras que aquí sustentamos nuestra industria audiovisual y de la publicidad y el marketing a base de becarios y como departamentos externos de las empresas de los socios fundadores del cliente... Allí tienen montado un sistema en el que se valora y potencia el talento y se premia la creatividad. No hay más talento, se paga mejor. Por lo que se potencia. En España hay muchísimo talento pero al no haber dinero en este sector, es más difícil de encontrarlo o ver como sale a la luz.

Como conclusión diré que soy consciente de que en este artículo puede parecer que critico a España frente a EEUU. Pero no es el caso, sino que trato de transmitir una explicación lógica a la realidad que corresponde el estancamiento que sufre la industria de las ideas en nuestro país. Y de indicar con claridad el lugar donde sí que funciona con la esperanza de que pudiéramos coger el modelo para traerlo aquí. Lo que pasa que, si has leído bien, no se trata de copiar un modelo, se trata de fijarse en una actitud, una manera de ver las cosas e incluso alcanza hasta la manera de entender la economía y la sociedad. Por tanto, creo que se trata de un problema de base. ¿Deberíamos empezar por revisar la regulación legal de los becarios? En mi opinión, no. Lo que deberíamos hacer es concienciar a las empresas y a la sociedad de la importancia y el valor de las ideas ya sea en el cine, el marketing o la publicidad. Para que no desperdiciemos talento y hacer que nuestra propia rueda empiece a girar.