PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

No es la primera vez que pasas por delante de una terraza, y te encuentras a un grupo de jóvenes sentados en torno a una mesa, donde sus ocupantes no se miran entre sí, sino que tienen la nariz pegada a la pantalla que sostiene cada uno en sus manos. La era de la nueva comunicación está creando una generación de dependientes tecnológicos, con una imperiosa necesidad de estar plenamente conectados, principalmente a las redes sociales. 

Este comportamiento ha puesto en alerta a algunos psicólogos, quienes muestran una preocupación real por cómo los Social Media están afectando a lar relaciones humanas y a la salud mental de quienes los usan en exceso. John Lyons, director del grupo de investigación mental de CHEO considera que las redes sociales se están consolidando como el medio por el cual los jóvenes se comunican entre sí. Los medios 2.0 tienen sin lugar a dudas muchas ventajas de cara a la comunicación social, pero también pueden conllevar ciertos peligros, por lo que conviene estudiar sus efectos en el comportamiento de los usuarios.

Por su parte, Amanda Forest, ha llevado a cabo un estudio de cómo los usuarios utilizan Facebook, la red de redes, llegando a las siguientes conclusiones:

Aunque a puede dar la impresión de que se trata de un medio donde las personas con baja autoestima pueden sentirse más animados a conectar con otras personas, el estudio indica que estos usuarios utilizan este canal para mostrar sus emociones negativas, lo que no provoca precisamente una reacción positiva entre sus contactos, por lo que el nivel de interacciones generadas es bajo. En cambio, aquellas personas que comparten emociones positivas a través de sus publicaciones consiguieron más interacciones positivas y "Me gusta".

El estudio de Larry Rosen, profesor de psicología de la Universidad Estatal de California también centró su investigación en la repercusión que la actividad en Facebook puede conllevar para sus usuarios, indicando que:

Los adolescentes que utilizan Facebook mostraron más tendencias narcisistas, mientas que los adultos jóvenes más activos en esta red social dieron signos de tener trastornos psicológicos, tales como un comportamiento antisocial.

Un uso excesivo de las redes sociales y la tecnología produce un efecto negativo en la salud, tanto de niños como adolescentes, haciéndolos más propensos a sufrir ansiedad, entre otros trastornos mentales.

Facebook puede constituir una distracción y afectar negativamente al aprendizaje. Así lo afirma también el trabajo llevado a cabo por el departamento de investigación del Centro de Medicina Preventiva y Estudio del Comportamiento, del Hospital de Miriam.

Este uso continuado de las redes sociales, y el temor a perder información acerca de la actividad en Social Media si permanece desconectado ya ha sido bautizado por los especialistas, quienes lo conocen con el nombre de "Facebook Addiction Disorder", aunque todavía no se ha establecido como diagnóstico clínico. Todavía queda mucho por investigar y por analizar para determinar las consecuencias reales de esta especie de dependencia, que algunos estudios ya equiparan a la del tabaco o el alcohol, como el firmado por Wilhelm Hofmann, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago, o el MIT y la Universidad de Milán.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo