Flyeralarm Imprenta Online

PATROCINA
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Como cada año por estas fechas, Pantone acaba de desvelar cuál será el color que dominará durante el año que se avecina. El color del año para 2020 será el Pantone 19-4052 Classic Blue, un tono de azul clásico (y no una tonalidad especialmente novedosa como ocurrió en años anteriores).

Según explican desde Pantone, es un color que genera calma, confianza y conexión y que destaca "nuestro deseo por una base estable y de la que se pueda depender sobre la que construir mientras cruzamos el umbral de una nueva era". Si en 2020 arrancamos una nueva década, lo que nos interesa es empezar con buen pie. El color intenta transmitir esa sensación y esa necesidad entre los ciudadanos.

De hecho, en las descripciones que Pantone ha subido a su web y en las declaraciones de sus responsables esa es la idea que se repite una y otra vez. Insisten en que, en términos de psicología del color, lo vemos como un color tranquilo, pero también que genera paz y tranquilidad. Es un color que vemos como un tono refugio. Por lo que respecta a sus características, se ve como un color simple a la vez que elegante.

"Vivimos en un momento que requiere confianza y fe", asegura Leatrice Eiseman, la directora ejecutiva de The Pantone Color Institute. "Es este tipo de constancia y confianza lo que expresa", añade.

Las políticas sociales del color del año

Los colores del año de Pantone se han podido ir leyendo en clave de comprensión de los grandes temas y preocupaciones del momento. En años anteriores, los colores destacados fueron tonalidades que conectaban con la naturaleza o que funcionaban como un elemento de calma (especialmente durante los años de la crisis económica).

El color de este año tiene mucho que ver con las grandes preocupaciones de los consumidores con relación a las empresas y al entorno en el que nos movemos. Una de las cuestiones que se ha repetido de forma recurrente en los últimos meses es la de que los consumidores se han vuelto cada vez más desconfiados. Se fían menos de las administraciones públicas, de los medios y de las empresas.

Los problemas derivados de las fake news, las cámaras de eco en redes sociales o los fallos en privacidad de compañías muy poderosas solo han reforzado ese sentimiento y esa percepción y han empujado a la sociedad a una suerte de encrucijada. Por tanto, no resulta sorprendente que en la descripción del color se mencione la honestidad. Como señalan desde Pantone, a medida que la tecnología crece y se desarrolla, los consumidores están tendiendo a ir hacia los colores que "son honestos y ofrecen una promesa de protección".

De hecho, Laurie Pressman, la vicepresidenta del Pantone Color Institute, apunta en esa dirección cuando habla del color. 2020 se veía como el futuro, pero ya está aquí. Y ese momento está dominado por las redes sociales, que "chupan nuestra atención y generan ansiedad", pero también por un momento político complejo y la sensación de que estamos rodeados de propaganda de masas.

El tono también se ve como algo no agresivo y con lo que se puede conectar, algo que también se puede leer en clave del momento. En un mundo que los consumidores sienten como cada vez más polarizado, se comprende que tiendan hacia algo más tranquilizador.

El color que verás por todas partes

El color del año funciona como un termómetro social, cierto, pero también como un elemento mucho más pragmático. Es una previsión del color que se verá por todas partes durante el año que se avecina.

El color del año no se elige pensando únicamente en las características de la sociedad en la que se mueve, sino partiendo del zeitgeist. Analizan de forma amplia las tendencias y miran también que tonalidades están funcionando como emergentes entre los early adopters del color. Este año todo llevaba, como señalaban sus responsables, hacia los tonos de azul.

De hecho, Pantone ya lo ha localizado en el mundo del diseño y en el de la moda. Incluso, Pantone ya lo ha localizado en otros terrenos, como pueden ser electrodomésticos o automóviles. Ford Mustang Mach-E GT, que Ford presentaba hace solo unas semanas, se desvelaba ante medios, compradores y especialistas con una tonalidad que era prácticamente la misma que el color que ahora va a ser color del año.

En algunas otras previsiones de colores que estarán de moda ya aparecían también tonos de azul similares.

Las marcas y las empresas lo usarán, por tanto, de forma recurrente durante los próximos 12 meses, hasta que una nueva tonalidad se imponga como el color de moda.