PuroMarketing

El organismo de consumo británico investiga si son lo suficientemente rápidos a la hora de atajar este problema 
Reviews y comentarios y falsos:  ¿Están los gigantes de internet haciendo lo suficiente para acabar con ellos?

En la lista de pesadillas de la red, los comentarios y las opiniones falsas ocupan una posición muy destaca. En general, para toda la industria son un problema porque funcionan como un lastre para la credibilidad online.

Los consumidores pierden la confianza en general en la red por culpa de este tipo de acciones, porque les llevan a pensar que los productos que compran son mucho mejores de lo que son y a sentirse después timados. Para los gigantes del ecommerce, igualmente, los comentarios falsos son un lastre importante porque lleva a que ciertos vendedores y marcas manipulen el sistema.

Los gigantes de la red han anunciado en no pocas ocasiones que estaban en una suerte de guerra con este tipo de comentarios y con quienes están detrás de ellos. Amazon, por ejemplo, ha hecho purgas en las listas de comentaristas, ha cambiado las normas o lo que valora su algoritmo y ha incluso llevado a juicio a algunos de estos creadores de reviews fake. La compañía ha intentado atajar la aparición de una industria paralela de los comentarios falsos.

Aun así, las opiniones ilegítimas siguen existiendo y dejarlas online es bastante fácil. Cualquiera con conexión a internet podría, teóricamente, hacerlo. Y, como sabe quien se ha cruzado con alguno de los productos impulsados por una lista de falsos comentarios en la red en algún proceso de compra, su impacto sigue siendo muy notable.

Tradicionalmente, la batalla de los comentarios falsos se veía como una especie de enfrentamiento entre quienes dejan esas opiniones ilegítimas por un lado y los consumidores y las marcas por el otro. Los consumidores y las compañías de ecommerce que veían como sus plataformas se llenaban de falsos comentarios estaban en el mismo barco.

Pero ¿lo están realmente? ¿O por el contrario las empresas no están haciendo todo lo que deberían para acabar con ello? Este último punto podría estar a punto de convertirse en el próximo gran culebrón - otro más - para los gigantes de internet.

Qué investigan los británicos

La Competition and Markets Authority, el organismo regulador de mercados británicos, acaba de arrancar una investigación. Su objetivo es determinar si Amazon y Google, las dos compañías investigadas, están haciendo lo suficiente para acabar con los comentarios falsos. La investigación arranca tras una primera investigación interna, que empezó en mayo de 2020.

Ahora se ha convertido en una investigación oficial que parte de la base de un cierto temor a que ambas compañías no estén haciendo lo suficiente. El organismo deja claro que todavía no ha llegado a una conclusión ni a favor ni en contra. Es decir, aún no saben si Google y Amazon están haciendo - o no - lo suficiente.

La investigación preliminar ha despertado una cierta preocupación. Lo que se teme es que no estén haciendo suficiente por detectar reviews sospechosas, que no las eliminen rápidamente o que no penalicen lo suficiente a quienes entran en estos comportamientos. En el caso de Amazon, se suma también la preocupación por si la compañía no está haciendo suficiente para impedir que sus vendedores no manipulen las listas de productos.

Lo que puede suponer

Sin embargo, que esto se haya convertido en material de investigación dice mucho y, sobre todo, podría convertirse en el pistoletazo de salida para más investigaciones potenciales (que es algo que suele suceder en estos casos).

Como añaden en The Wall Street Journal, la investigación llega además en un momento sensible, en el que los gigantes de internet estadounidenses están siendo investigados y analizados para determinar si abusan de su posición de dominio.