PuroMarketing

  • OPINIÓN
Defensor del branding como un brebaje alquímico de antropología, consultoría de negocio, finanzas,...

Millenials, por poco que vivas en esté mundo ya sabes de quien hablamos, sin duda uno de los temas de moda, la generación de los nacidos después de 1980, que parece haberse convertido en el target que toda marca y compañía que se precie quiere conquistar, superando a las ya "decadentes" y pasadas generaciones X o los Baby Boomers.

Yo que ya estoy entrado en los cuarenta no voy a dedicarme a teorizar sobre el "rompecabezas" que puede suponer el diseñar estrategias para está target, en cualquiera de las esferas en las que viven. Lo que si me atrevo es hacer desde mis cuarenta y tanto, con una mente flexible es llevar a la practica una teoría singular - Aquellos productos que no conocieron configuran un modo de pensar completamente distinto, haciendo que los "más adultos" nos sintamos como verdaderos dinosaurios.

Con los ojos llorosos de la nostalgia voy a describir una serie de productos que formaron parte de mi infancia y de mis inicios profesionales, que supongo que de alguna manera configuraron mi manera de pensar. Aquí hay lista parcial: los floppy disk, el spectrum o Amstram, el sonido del dial-up de la conexión a Internet, las cintas VHS y Beta, los discos de vinilo, el casete como signo de romance, la maquina de escribir, el fax, la cartilla del banco,

Está es una breve lista de cosas que cualquier persona nacida después de 1980, a no ser que sea un poco hipsters o freak, en muchos casos conoce pero no ha vivido; ¿no habiéndolo vivido como van a pensar como los cuarentones y a nosotros nos va a resultar sencillo conectar con ellos?. ¿Cómo van a conectar con unos "señores" que su experiencia en el retail se basaba, entre otras cosas, en el "ding" de la caja registradora?, personas que a veces escribían cartas y recibían postales, que usábamos un lápiz para rebobinar una cinta casete, la enciclopedia erra nuestro aliado para hacer los deberes, usábamos el papel de calco, etc. Todo esto sin nombrar a personajes como ET, Mazinger Z, Heidi, .. que marcaron una infancia donde solo existían dos canales de televisión.

La buena noticia es que si no has conocido nada de esto puedes buscarlo en Google, imprimir alguno de estos productos en tu impresora 3D, o incluso preguntarle a tus padres, esto generará una conexión emocional como hace tiempo seguro no vivíais. Si eres de mi generación no te queda más que adaptarte a unos tiempos, que como decía mi abuela "avanzan que es una barbaridad", y si eres lo suficientemente astuto sacar provecho de un sentimiento tan fuerte como la nostalgia para trabajar "flash back brands" que impacten en unas generaciones que ni mucho menos han dejado de ser relevantes.

Lo anterior, lo plantearon de manera científica los investigadores norteamericanos Robert Schindler y Morris Holbrook, hace unos años, quienes analizaron durante años el comportamiento de compra de personas entre 20 y 80 años con objeto de determinar de que manera los drivers de compra estaban asociados al pasado. Como resultado encontraron que la gente es nostálgica con su época de juventud, lo que se manifiesta en su comportamiento. Independiente de la edad encontraron que todo el mundo tiene un época en sus vidas asociado con mejores experiencias... asociando "los buenos tiempos" con la Década en la que crecierón.

En definitiva, si eres audaz no solo se trata de productos y marcas reinventadas, si no utilizar el diseño, el packaing, la comunicación? para trasladar a los consumidores a una época que añoran.

Defensor del branding como un brebaje alquímico de antropología, consultoría de negocio, finanzas,...