PuroMarketing

La necesidad de actualizar la Directiva de prácticas desleales para contemplar los posibles abusos en la utilización de argumentos sociales y medioambientales, como ya ocurre con las declaraciones de propiedades saludables en la normativa comunitaria, es una de las principales conclusiones del Dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CESE) presentado ayer en Madrid en la sede de la Comisión.

Los autores, Alejandro Salcedo y Bernardo Hernández, éste último miembro del CESE, secretario general de Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) y ponente del Dictamen, apuestan también por la necesidad de contar con un único documento consolidado que recoja toda la regulación existente en la materia y que se encuentra dispersa en diferentes normativas.

El Dictamen analiza el fenómeno del socialwashing, que, al igual que el denominado greenwashing en el ámbito medioambiental, consiste en utilizar como estrategia de marketing beneficios para el interés común asociados al bien o servicio publicitado que, o bien no son reales, o se presentan de modo exagerado, o incluso esconden prácticas rechazables en el modo de producción (ayudas al tercer mundo, aportación de una parte de los ingresos a proyectos educativos o de investigación, etc.).

En la jornada participó también el presidente de AUC, Alejandro Perales, quien destacó como desafíos para las comunicaciones comerciales en el entorno digital la importancia de evitar la publicidad encubierta y el uso abusivo de los datos personales. La subdirectora de derechos del consumidor del Ministerio de Sanidad, Milagros Yagüe, que en la inauguración de la misma, hizo hincapié en la regulación del telemarketing incluida en la última modificación de la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios. Por su parte, la presidenta del CCU, Manuela López-Besteiro, puso en valor la actividad del Consejo de Consumidores y Usuarios en la protección de la ciudadanía también con motivo de la inauguración.

En la mesa redonda que se celebró con posterioridad a la presentación del Dictamen, participaron diversos representantes de anunciantes (Raquel Solís, de la Asociación para el Autocuidado de la Salud; Josep Puxeu, director general de la Asociación de Bebidas Refrescantes; Pablo Sierra, director técnico de marketing de la ONCE), de los profesionales de la publicidad (David Torrejón, director general de la Asociación General de Empresas de Publicidad) y de Autocontrol (José Domingo Gómez Castallo, director general de este organismo). Todos ellos hicieron resaltaron el hecho de que, las prácticas desleales y abusivas en publicidad, no sólo afectan a los consumidores, sino que perjudican también a aquellos competidores que cumplen con la legislación.

Finalmente, en el acto de clausura, la directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Teresa Robledo, destacó el carácter transversal de las políticas de consumo; los enormes cambios que han afectado a los hábitos alimentarios de los consumidores; la necesidad de información adecuada, tanto en el etiquetado, que ha dado lugar a una campaña de la Agencia, como en la publicidad. Y se refirió asimismo a la voluntad de la Administración de seguir profundizando en la corregulación publicitaria con la industria y los consumidores, como complemento a la normativa legal.