PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los retos cambiantes del marketing obligan a los profesionales a estar en una suerte de constante trabajo de reciclaje. La formación continua y los cursos de especialización se ha convertido en una suerte de necesidad para poder adecuarse a lo que el mercado profesional exige y demanda. Para ser el profesional del momento, necesitan contar con la formación también del momento.

Pero lo cierto es que la formación continua no es cuestión únicamente de competitividad y de estar preparados de la manera más óptima para resulta el perfil más atractivo para las empresas durante procesos de selección, sino que además se ha convertido en una necesidad también para las compañías y para desempeñar el trabajo que ya se tiene. Los marketeros necesitan cursos de reciclado y de ajuste para ser capaces de conectar con su mercado y para mantener a sus empresas de un modo competitivo.

Y uno de los elementos en los que los marketeros creen que deberían recibir mucha más formación y adquirir más conocimientos es el terreno de la privacidad. Su preocupación parece bastante lógica, si se tiene en cuenta que uno de los elementos que ha generado más tensiones para las marcas y las empresas en los últimos años ha sido, justamente, la privacidad y, especialmente, los problemas derivados de no hacer bien las cosas en ese terreno.

La privacidad es un elemento complejo, que obliga a los marketeros a trabajar con elementos sensibles (y la preocupación sobre los datos y sobre lo que las empresas hacen con ellos no ha parado de crecer en el último año) y que expone, si hacen mal las cosas o se equivocan aunque sea ligeramente, a las compañías a consecuencias nefastas.

Por tanto, los marketeros quieren recibir más formación en marketing y esperan que las empresas para las que trabajan les faciliten las cosas para comprender qué deben hacer en gestión de la información. En su lista de formación continua y cursos que quieren hacer, la privacidad y todo lo relacionado ocupa una posición destacada. De hecho, los datos de un estudio reciente de la DMA señalan que 9 de cada 10 marketeros quieren una mayor formación en privacidad en datos.

Lo que les preocupa más

Las estadísticas refuerzan ese mensaje y también dejan claro cuáles son los puntos en los que creen que deberían profundizar en sus conocimientos. Según lo que señalan en el estudio de la DMA, el 94% de los encuestados cree que debería recibir una formación mucho más centrada en las regulaciones existentes en datos.

Los marketeros están convencidos de que con esto no solo mejorarían su trabajo, sino que además esto tendría un impacto directo en la percepción que los consumidores tienen de ellos y de lo que hacen. Así, un 49% considera que contar con esos conocimientos ayudaría a mejorar los resultados de su estrategia de marketing. Un 57% asegura que se mejoraría la imagen de la industria ante el público generalista.

Eso sí, aunque todavía creen que hay mucho por hacer y que queda mucho terreno para la mejora, los marketeros sí consideran que los últimos cambios en privacidad y normativas vinculadas han tenido un impacto indirecto en la visión que los consumidores tienen de ellos.

Un 49% asegura que la confianza de los consumidores en las marcas y su gestión de los datos ha mejorado gracias a las nuevas normas legales en este terreno. Un 46% cree que no solo se trata de una cuestión de confianza en datos, sino que también perciben que los consumidores confían más por ello en la estrategia de marketing.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo