PuroMarketing

Todavía no se han preocupado por conocer sus intereses y necesidades, con el fin de diseñar un mensaje pensado para ellas.

Las mujeres ya han consolidado su poder en las redes sociales. Un medio en el que se desenvuelven con soltura, y que han aprendido a aprovechar sus ventajas. Por ello, se convierten en el público objetivo prioritario de toda estrategia de Social Media, lo que obliga a las marcas a mostrar interés en el estudio de su comportamiento, con el fin de satisfacer sus necesidades.

Pinterest es la red social femenina por antonomasia. Forbes estima que entre el 72% y el 97% de sus usuarios son mujeres. Desde el primer momento, este sector de la población supo apreciar su potencial, y ha convertido a la red de los tablones en una de sus principales fuentes de inspiración e influencia a la hora de comprar. Además, también es aquí donde se encuentran las usuarias con mayores ingresos. El 61% reconoce haberlo usado en los últimos 6 meses, lo que implica el doble que el resto de la población. 

Facebook tampoco escapa del dominio de las féminas. El 58 de los perfiles registrados en la red de redes tiene nombre de mujer, una fiel muestra de las habilidades sociales de este segmento de la población y su interés por mantener el contacto con su entorno, con el que compartir, descubrir y comentar información y contenidos.

Las mujeres también han sido capaces de ejercer su poder en Twitter. Beevolve indica que aventajan al género opuesto en un 6%, suficiente para manifestar su hegemonía. Los intereses femeninos giran en torno a la familia y moda, mientras que en el caso de los hombres se centran en las tecnologías, deportes y empresa.

No olvidemos que las mujeres, además de superar en número, también son más activas en el mundo 2.0. El trabajo publicado por MyLife y Harris Interactive, se recogía que 1 de cada 4 mujeres revisa sus perfiles sociales antes incluso que su correo electrónico; se trata de una actividad diaria que intentan realizar al despertar.

Además, su creciente poder adquisitivo las convierte en un público de primer nivel para las marcas. Los datos de She-conomy indican que las mujeres son las responsables del 85% de las compras, lo que incluye incluso sectores a priori tan masculinos como el de la automoción. El volumen de compras de este nicho de mercado se valora en 5 mil millones de dólares al año.

Han sabido aprovechar sus cualidades innatas para la comunicación y esa preocupación por su entorno para posicionarse como grandes influencers en el ámbito online. Un perfil que se evidencia especialmente en el caso de las madres, quienes comparten, comentan y recomiendan. El 59% de las mamás reconoce haber comprado el producto que otra mamá había recomendado en la web. Un 44% se mostró influenciada por la compra de otra amiga, o por esa marca que ella seguía en redes sociales. El informe de Ipsos recoge que más de la mitad de las mujeres considera incluso como una responsabilidad el hecho de ayudar a sus amigos o familia a tomar la mejor decisión.

En cambio, e 91% de las mujeres se queja de que las marcas y anunciantes no las entienden. Un hecho ante el que las empresas no pueden seguir volviendo la espalda, sin embargo, todavía no se han preocupado por conocer sus intereses y necesidades, con el fin de diseñar un mensaje pensado para ellas.