PuroMarketing

¿Cuándo empieza la Navidad? Se podría pensar que la Navidad no empezará hasta finales del mes que viene, cuando las calles de las ciudades se llenarán de luces y de villancicos, o incluso, si se pone uno más específico, se podría decir que la Navidad no empezará hasta mediados de diciembre. Lo cierto es que en términos comerciales la Navidad arranca mucho antes y, si se analiza cuándo empieza esa temporada para los responsables de establecer la estrategia de las marcas en ese terreno, se descubrirá que las fiestas tendrían que haber ya empezado.

La Navidad es un momento crucial para las marcas, que registran una parte muy importante de sus ventas durante esos días. Los consumidores se lanzan además a hacerse con productos de forma casi sin restricciones. Como señalaba un estudio reciente, a los compradores navideños no les gusta nada llevar una lista de la compra con ellos para hacer sus compras navideñas y son más proclives por tanto a dejarse llevar por los impulsos a la hora de tomar sus decisiones de compra. Los sectores que se benefician además de las intenciones de compra de los consumidores navideños son muchos y muy variados. No solo se compra comida y dulces, sino que además se consumen productos de todo tipo de sectores, desde la ropa de las fiestas navideñas hasta los juguetes o los productos de electrónica que son habituales regalos en estas fechas.

Para las marcas es por tanto crucial conseguir posicionarse de forma destacada durante la campaña de Navidad y lograr, por ello, llegar a los consumidores y convertirse en las protagonistas de esas decisiones de compra. El cómo lograrlo es uno de los temas que suele convertirse en material de debate durante el período, aunque lo cierto es que las tendencias y los elementos que funcionan para convencer a los consumidores no son los mismos año tras año. ¿Qué es lo que funcionará en 2015? En Business2Comunity han realizado un análisis para establecer las líneas generales de lo que las marcas no deberían perder de vista este año y de ahí es posible extraer unas cuantas tendencias.

El email marketing seguirá siendo fundamental

Aunque hay muchos analistas que han ido señalando en los últimos tiempos que el email marketing estaba llamado a desaparecer por el empuje cada vez mayor de las nuevas formas de comunicación, como las redes sociales, lo cierto es que esta herramienta sigue siendo muy efectiva para llegar a los consumidores. Los compradores siguen abriendo los mails comerciales que reciben y estos siguen sirviendo como guías para sus decisiones de compra.

En Navidad, el email marketing es un aliado muy poderoso para incentivar las ventas. Como apuntan en el análisis es una herramienta altamente efectiva. Se podría sumar que la Navidad da material y da muchas excusas para hacer campañas de mailing.

El ecommerce, cada vez más importante

Las compras online se están convirtiendo en una parte cada vez más fundamental de los procesos de compra de los consumidores, que emplean la red de forma cada vez más recurrente para encontrar qué comprar y para cerrar las propias compras. Internet es un aliado a la hora de hacer investigación de mercado y a la hora de cerrar compras, y de estas cada vez más son las navideñas. Según estimaciones sobre el mercado estadounidense, los compradores online gastarán un 16% más en sus compras que la media de los consumidores.

Las marcas están además incentivando este tipo de comportamientos y haciendo que sea cada vez más fácil convencer a los consumidores de que tienen que cerrar sus compras online. El Cyber Monday, que empezó en Estados Unidos y que ahora es una costumbre bastante globalizada, empuja a los consumidores a hacerse con más productos en la red. Otras iniciativas durante el período navideño, como los días sin gastos de envío, aumentan el peso del online en las compras navideñas.

Pero no es solo ecommerce, es también m-commerce...

El boom del comercio electrónico y el hecho de que los consumidores compren cada vez más en internet no tiene un impacto directo únicamente en las ventas vía PC. Los consumidores compran cada vez más desde más dispositivos y el m-commerce es una tendencia clara y emergente en la campaña navideña. Según predicciones de IBM, de hecho, se espera que las compras online realizadas desde terminales móviles suban en un 15% durante las fechas navideñas.

¿Por qué está ocurriendo esto? La campaña de Navidad no es una excepción al resto de procesos que mueven el mercado. Las compras desde terminales móviles son cada vez más populares y los consumidores están haciéndose con cada vez más productos desde estos dispositivos, lo que hace que se registre un pico de crecimiento en este segmento. A eso se suma el hecho de que los consumidores siempre llevan sus terminales móviles consigo, lo que hace que puedan emplearlos mientras están en la calle para comparar productos (y comprarlos) y también que estos se hayan convertido en la puerta de acceso para elementos como el correo electrónico, que es leído desde los terminales móviles y que por tanto empuja a hacer compras desde estos terminales.

... y el s-commerce

La revolución en el ecommerce no solo viene marcada por las cosas que se compran desde terminales móviles, también tiene otro punto de cambio en las redes sociales. Los consumidores pasan cada vez más tiempo en las redes sociales y se dejan influir cada vez más por ellas a la hora de cerrar sus compras. Por tanto, era de esperar que el comercio electrónico se acabase ligando a las mismas. La aparición de los botones de compra y el peso que las marcas están dando a las herramientas social media hace que el peso del s-commerce sea un poco mayor que en el pasado y permite hablar de un mercado emergente.

Las compras de Navidad no son solo en Navidad

Otro elemento que las marcas no deben olvidar (y uno además que ya ha marcado las campañas navideñas de los últimos años) es que las compras de Navidad no se realizan únicamente en Navidad. Cada vez los consumidores compran antes y se hacen por tanto mucho más pronto con los productos. No es solo que el turrón y los polvorones lleguen a los supermercados cada vez más temprano, es que los consumidores - deseosos de hacerse con buenos precios - empiezan antes a consumir. Algunas estimaciones señalan que el 25% de los consumidores empieza sus compras de Navidad antes incluso de Halloween.

¿Qué significa esto? Las marcas tienen que ser más rápidas a la hora de crear campañas especiales y a la hora de acercarse a los consumidores navideños, al menos a una parte de ellos.