PuroMarketing

Las empresas tienen que empezar ya a trabajar en el móvil

¿Cuándo empieza la Navidad? Cualquier persona, ante esta pregunta, optaría por señalar que la Navidad comienza en algún momento del mes de diciembre. Los más entusiastas de las fechas lo podrán en los comienzos del mes, los menos llevarán el inicio de las fiestas a la recta final del mismo. Pero por mucho que los consumidores piensen que la Navidad empieza en diciembre, lo cierto es que la temporada navideña tiene una vida mucho más larga. No hay más que ver los supermercados que sacan los polvorones y el turrón casi cuando aún no se han guardado la sombrilla y la toalla de playa y los colocan en sus lineales.

La campaña de Navidad empieza por tanto mucho antes y, teniendo en cuenta que esta temporada es una de las que presentan mayores tasas de consumo, las marcas no pueden desperdiciar la oportunidad de hacerse con la mejor porción en el reparto de la tarta del gasto navideño.

Además, las compras de Navidad tienen un cierto punto impulsivo en el que los consumidores se dejan llevar, lo que las convierte en un momento en el que lograr incentivar el consumo es algo aún más deseable. Un 85% de los consumidores, según un estudio de Eyeview, asegura que no le gusta llevar una lista de la compra a la que ceñirse cuando hace las compras de Navidad y uno de cada tres asegura que no se pone un presupuesto.

Trabajar en la campaña de Navidad es por tanto algo obligatorio y que no se puede descuidar, por lo que seleccionamos algunos hechos y realidades que hay que tener ya muy presentes.

Las empresas tienen que empezar ya a trabajar en el móvil

Una de las cuestiones que no se puede dejar para diciembre y en la que las empresas deberían estar trabajando ya es en optimizar sus webs y sus servicios para los dispositivos móviles. De hecho, se podría decir que este trabajo tendría que estar ya hecho, ya que el móvil es cada vez más importante y decisivo en las decisiones de compra y las compañías llevan por tanto siendo ya retadas por este terreno de juego mucho tiempo. No hay que olvidar que en abril Google ajustó su algoritmo para hacer que el móvil se convirtiese en un elemento decisivo a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre cómo ordenar sus resultados de búsqueda.

En el caso de la campaña de Navidad, las marcas tienen que trabajar para optimizar sus servicios y ofertas a las pantallas de menor tamaño, las de los smartphones, como apuntan en un análisis en MobileMarketer, ya que los consumidores accederán a estos servicios on the go. Los compradores mirarán la información desde el móvil mientras estén en las tiendas y por ello necesitan tener una experiencia muy buena en estos terminales.

¿Qué más deben tener en cuenta las marcas en lo que a móvil se refiere? También es muy importante que el móvil se convierta en un elemento de la estrategia multicanal (y tener por tanto una eficiente estrategia multicanal), ya que los consumidores están cada vez más dispuestos a comprar siguiendo estas vías. No solo hay que tener en cuenta que, por ejemplo, muchas compras se realizan mientras se está viendo un estímulo en otra pantalla también hay que hacer que la experiencia de compra esté sincronizada entre dispositivos, para que lo que empecemos en el móvil nos siga al PC.

Los vendedores esperan además que este sea un año eminentemente móvil. Según datos de Camaigner, el 70% de los vendedores espera que en esta campaña de Navidad las ventas a través del móvil superen a las de 2014.

La campaña de Navidad tiene un factor eminentemente local

Hay ciertas fechas que el comercio de proximidad ve como un momento clave para acercarse a los consumidores y hacer caja, sobre todo ahora que internet y los cambios en los hábitos de consumo han hecho que la situación del comercio local sea un poco más complicada. La campaña navideña es un momento de oro para el comercio electrónico, pero también para las tiendas físicas que tienen que jugar con ese factor local para diferenciarse de los demás. Como explican en un estudio de Eyeview Digital, los vendedores tendrán que esforzarse por crear ofertas y promociones a nivel local para llamar la atención de los consumidores.

"Los vendedores tienen una oportunidad enorme de influir en las decisiones de compra a través de la localización y centrándose en el targeting tradicional en las campañas digitales durante este período del año", explica Oren Harnevo, CEO de Eyeview. Según los datos del estudio, el 58% de los compradores se deja influir por las promociones locales.

Facebook será un gran dinamizador de ventas

La importancia de las redes sociales en los últimos tiempos se está demostrando como determinante en lo que a compras se refiere. Los consumidores no solo siguen a sus marcas preferidas en redes sociales, sino que además piden consejo, se dejan influir por las opiniones de los demás, buscan productos que comprar e incluso quieren comprar directamente a través de estas plataformas.

Las empresas son muy conscientes de ello y por eso las redes sociales, y en especial Facebook, se van a convertir en elementos clave durante la campaña navideña. Según un estudio de Nanigans, los anuncios de las empresas de ecommerce en Facebook serán el doble de los que hay de media en un mes 'normal'. Pero no solo aumentarán los anuncios sino también su influencia directa en la compra. Según los datos de Nanigans, los fines de semana serán los días clave para las compras, ya que son cuando se produce el pico de atención. Además de cambiar los días de compra principales, también cambia cómo se accede a los productos. Según el estudio, las compras desde el móvil crecen en Navidad en un 140%.

Este año vuelven los regalos tradicionales (al menos unos)

Durante los últimos años, la popularidad de los smartphones y de los tablets ha tenido un impacto directo sobre los que hasta ahora habían sido los tradicionales regalos de Navidad, los juguetes. Como se regalaba más tecnología, los consumidores recortaban sus presupuestos en juguetes. Según las estimaciones de Euromonitor, sin embargo, las cosas serán diferentes en 2015.

La saturación del mercado de smartphones y tabletas y el hecho de que se esté ya produciendo una cierta fatiga impactará en las ventas. Los wearables no conseguirán además cubrir el mercado que estos dispositivos dejan abierto, lo que impactará en otros regalos. Los juguetes serán, según las previsiones de Euromonitor, los que se hagan con esa caja. Los juguetes animados y los videojuegos serán los grandes ganadores de la campaña.