PuroMarketing

Directora general de madvertise

Si bien más de la mitad de los usuarios recurre todavía a los buscadores para conectarse a Internet desde sus teléfonos móviles, lo cierto es que las apps están ganado cada vez más terreno, sencillamente, porque permiten conectarte a la red de forma rápida e inmediata sin pasar por ningún tipo de filtro previo. Concretamente, el 41% de los usuarios de internet móvil reconoce utilizarlas ya como vía directa para navegar.

Este desarrollo que están experimentando las aplicaciones móviles, en gran medida, al calor del éxito de smartphones y tabletas –que representan ya el 6% del consumo nacional de Internet- no podemos considerarlo una burbuja ni una moda pasajera, sino una tendencia en toda regla que, bienvenida sea, ha llegado para quedarse y ser parte activa de nuestras vidas.

La explicación es muy sencilla: las expectativas de crecimiento que tiene este mercado ahora mismo son moderadas, no desproporcionadas como las que vivimos hace años con las puntocom.  Concretamente, la producción de aplicaciones móviles aumentó alrededor de un 12% el pasado año y todo apunta a que mantendremos este ritmo de crecimiento este año.

De esta forma, nos encontramos ante un mercado que si bien irá asentándose de manera gradual, supone ya un soporte prioritario para los anunciantes, que han visto en las aplicaciones una oportunidad única para dar a conocer su marca. Sin duda, están sabiendo aprovechar con gran rapidez su potencial, conscientes del retorno de la inversión que proporcionan.

Buena prueba de ello es cómo las apps gratuitas –las que, por regla general, se rentabilizan mediante publicidad- han desbancado a las de pago en el conjunto del universo mobile. Además, el 80% de los internautas móviles reconoce descargarse aplicaciones sin importarle su contenido publicitario siempre y cuando no les suponga un coste añadido.

Si nos fijamos en el mercado objetivo de los anunciantes, las apps del iPhone son las reinas indiscutibles por delante del gigante Google. De hecho, las últimas cifras revelan que la compañía del gran Steve Jobs ha registrado hasta la fecha 15.000 millones de descargas desde su App Store, mientras que Google llegó a los 4.500 millones desde su Android Market.

Tampoco hay que pasar por alto que las aplicaciones están organizadas por categorías, de manera que los usuarios, a la hora de descargarse y utilizar una aplicación en su teléfono móvil, anteponen entretenimiento y usabilidad por encima de todo. De ahí que el 86% se decante por apps relacionadas con juegos, música y redes sociales.

También las aplicaciones con acceso directo al correo electrónico, así como a información general y deportiva destacan entre las más utilizados por los internautas móviles, quienes las consultan ya de manera diaria.

En definitiva, estamos ante un mercado con un grandísimo potencial y los anunciantes comienzan a ser conscientes del partido que le pueden sacar. Aprovechemos las nuevas oportunidades que nos brinda el marketing móvil.

Directora general de madvertise