Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
291 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Gestiona clientes y ventas con un CRM fácil pensado para PyMEs. Integrado con tus herramientas favoritas
  • PURO MARKETING

    ¿Sorprendente? ¿Impactante? ¿Más munición en los procesos judiciales que diferentes medios han iniciado en algún momento contra estas herramientas? De forma bastante inesperada, y rompiendo con el espíritu del producto (o al menos con lo que los consumidores han asumido que es el espíritu del producto), AdBlock ha acabado con el internet sin anuncios: ellos también servirán ahora publicidad y sus consumidores también recibirán anuncios online.

    La compañía que está detrás del popular AdBlock Plus, la alemana Eyeo, acaba de anunciar que permitirá que se vean anuncios, a menos que los usuarios de su herramienta hayan escogido la configuración más estricta. La alteración no funcionará como una especie de carta blanca a los medios online y a los servicios publicitarios, sino que funcionará como una suerte de alternativa.

    Como explican en Business Insider, Eyeo se ha aliado con una compañía de ad tech, la británica ComboTag, para lanzar una especie de plataforma publicitaria propia, la Acceptable Ads Platform. La plataforma será un marketplace publicitario, que los medios podrán emplear para servir anuncios (como hacen con tantos otros marketplaces publicitarios) y que las marcas podrán usar para posicionar publicidad.

    Los anuncios que aparezcan en estos espacios publicitarios tendrán, eso sí, que cumplir con ciertos requisitos: solo saldrán anuncios que estén en la lista blanca de anuncios no molestos. ¿Qué consideran o no aceptable? Según sus normas, los anuncios tienen que ajustarse a ciertas limitaciones de tamaño y de espacio en el que se pueden situar o no. Los anuncios que son solo texto son considerados más aceptables que los que llevan imágenes, aunque estas también son aceptadas una vez que se haya comprobado que no obstruyen la navegación. Es decir, fuera de la lista de lo aceptado quedan popups, animaciones o los anuncios desplegables que cubren la página al completo.

    Controversia y rumores

    El anuncio ha generado mucha controversia y ha levantado bastante polvareda en el mundo de la publicidad online, especialmente después de que las declaraciones a media y la rumorología indicaran que quienes iban a servir los anuncios que vía el marketplace llegarían a los consumidores iban a ser App Nexus y (aquí está la gran cuestión) Google.

    La idea daría una cierta legitimidad al movimiento, pero sobre todo pondría a las dos compañías en una situación complicada, ya que la industria publicitaria (estos jugadores incluidos) ha sido siempre muy crítica con AdBlock Plus y los sistemas similares. Tanto unos como otros ya han salido al paso y se han desmarcado de esta idea. Google ha señalado a los medios estadounidenses que no tiene ningún conocimiento especial sobre esta plataforma de nuevo nacimiento.

    Pero más allá de que Google esté (o no, como parece ser el caso) implicada de alguna manera, el lanzamiento tiene muchas más ramificaciones e implicaciones. Como apuntan en uno de los análisis publicados en la prensa estadounidense, el lanzamiento no puede dejar de ser recibido con cierta sensación de cinismo por la industria publicitaria. Al fin y al cabo, de este modo, el adblocker se está metiendo en el terreno en el que se suponía que estaba luchando en contra. Es como si Robin Hood empezase a robar a los ricos no para dárselo a los pobres sino para construirse un chalé en Marbella.

    Y, además, la industria tiene una cierta sensación de que se está produciendo 'un paso más' en este terreno, ya que al fin y al cabo los ingresos de AdBlock Plus ya llegaban de cobrar por meter a medios o plataformas en una lista blanca de anuncios aceptados. Google o Microsoft pagaban por formar parte del ecosistema de anuncios aceptables. Desde la industria, el modelo ha sido acusado de ser como el chantaje o la mafia. Desde Adblock Plus, señalaban sin embargo que estos anuncios que sí eran aceptados tenían que cumplir con ciertas cualidades y ser respetuosos con el internauta y que el 90% de esos anuncios que se consideraban válidos lo habían sido gratis.

    IL3-Universidad de Barcelona · Infórmate de los programas que más se adaptan a tus necesidades
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar