PuroMarketing

Como cada año por estas fechas Barcelona se prepara para acoger el Mobile World Congress (MWC), la feria de nuevas tecnologías y movilidad en la que se suelen ver las tendencias que marcarán el calendario en los meses siguientes. La feria forma parte del calendario de encuentros que resultan decisivos durante el año.

Y, como ocurre cuando se acerca el Mobile, llega el momento de ir haciendo balance. Primero está el balance de cómo el evento tiene un efecto sobre la ciudad y sobre el entorno. Es el momento en el que salen las estimaciones de alojamiento (unas 45.000 personas usarán Airbnb y se gastarán una media de 66 euros por noche, según las estimaciones de esa compañía) o de empleo (según Infojobs se lanzaron 1.000 ofertas de empleo para estos días específicos, pidiendo dominio de inglés e incluso de chino o coreano). Después llega el balance de lo que se va a ver y cómo esos lanzamientos y presentaciones tendrán un impacto en el mercado.

Y es que aunque el MWC es, de entrada, una feria de móviles, la realidad tecnológica de la feria va mucho más allá y los móviles ya no parecen realmente tan importantes. Las tecnologías que estarán presentes en el encuentro serán varias y mostrarán por dónde irá la agenda en términos de tendencias en los próximos tiempos, tendencias que a los responsables de marketing no les queda más remedio que ir preparando ya y adecuándose a ellas.

De hecho, según las predicciones que Accenture lanzó sobre lo que se podrá encontrar en la feria, las cinco tendencias que protagonizarán el evento serán la inteligencia artificial (IA), los asistentes digitales, la realidad virtual y aumentada, la ruptura de barreras entre lo físico y lo digital y la transformación de la industria. Este último punto se refiere a la cada vez más mencionada industria 4.0, que está viéndose cada vez más como un camino inevitable a seguir por las empresas.

Una versión más madura de las tecnologías que ya conocemos

No son exactamente nombres nuevos en lo que a tendencias tecnológicas se refiere pero, según los expertos, lo que se podrá ver en el MWC no será tanto estas herramientas sino más bien la madurez de las mismas. Sus aplicaciones irán además a más campos y más terrenos. Por ejemplo, uno de los usos en los que se aplicarán estas tendencias, según las previsiones de Accenture, será el comercio minorista, que verá como las experiencias de compra se vuelven más inmersivas y más sencillas echando mano de las novedades tecnológicas.

La inteligencia artificial será, de forma específica, una de las grandes protagonistas del encuentro. Los analistas esperan que la IA sea una de las estrellas del MWC, como lo está siendo de las últimas ferias tecnológicas. Las empresas presentarán ejemplos concretos de aplicaciones, como especulan en The Drum, y de mejoras para hacer que las cosas sean más 'smart'.

De hecho, no hay más que mirar las listas de previsiones de lanzamientos que publican ya los blogs tecnológicos para ver como ya la IA está presente hasta en algunos móviles que se lanzarán. Por poner un ejemplo, LG presentará su primer smartphone mejorado con IA, que ha hecho más eficiente la cámara de fotos. El terminal analiza los objetos echando mano de la IA para determinar cuál es el mejor modo para hacer la foto y que quede mejor.

Por otra parte, en la feria también se verán muchos más asistentes digitales, que se convertirán en una de esas cosas que todo el mundo parece estar presentando y en uno de esos elementos casi que se convierten en lo básico que hay que tener. Esta entrada masiva de los mismos debe ser leída como una suerte de confirmación de la tendencia. Que los asistentes digitales se conviertan en ubicuos en la feria implica que lo serán también en breve para los propios consumidores.