PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad y los mensajes vinculados a la estrategia de marketing son cruciales para llegar a los consumidores, lograr que se hagan con los productos de las marcas y posicionarse de la forma más destacada posible. Es necesario hacer un trabajo eficiente y efectivo, especialmente en un entorno en el que las cosas son cada vez más complicadas porque cada vez hay que luchar contra más ruido de fondo (y no solo de la competencia).

Todo ello hace que los marketeros tengan que enfrentarse a no pocos retos y que tengan que trabajar en no pocas áreas, que siguen lastradas por ciertos problemas y ciertos puntos de tensión. Y, entre ellos, seleccionar qué públicos reciben qué mensajes es uno de los que más preocupa a los responsables de marketing.

Los marketeros creen que todavía hay mucho trabajo por hacer en lo que al trabajo de segmentación corresponde. Los datos de un estudio global de Econsultancy y Adobe lo dejan absolutamente claro: ese es el terreno en el que el mayor porcentaje de encuestados cree que debe entrar en su lista de prioridades.

Así, un 55% cree que hay que dar prioridad a un mejor uso de los datos a la hora de hacer una segmentación de la audiencia que sea más efectiva y a la hora de llegar a los consumidores más adecuados. El porcentaje supera a los siguientes puntos que los marketeros creen que son conflictivos y que tendrían que posicionarse de forma destacada como una prioridad.

Esto es lo que ocurre con la mejora de la inteligencia de consumidor y la percepción de los mismos para tener una visión holística o la integración de las herramientas de marketing para ser más eficientes y gestionar mejor los flujos de trabajo. Ambos puntos preocupan al 42%.

Tras ellos se posicionan el comprender mejor el ROI de la inversión en marketing (39%), la construcción de una plataforma que integre la experiencia (32%), la gestión escalable de las campañas (25%) o la automatización de aquellos trabajos que consumen demasiado tiempo (21%). La lista se cierra con el reorganizar las funciones laborales, que es un tema prioritario para el 14% de los encuestados.

La tecnología ayudará, pero no lo solucionará todo

Los datos del estudio se pueden cruzar, como recuerdan en eMarketer, con los datos sobre otros análisis sobre la materia, que recuerdan que los responsables de marketing creen que la tecnología estará cada vez más presente y tendrá un impacto cada vez más señalado en estas áreas pero también la industria tiene que enfrentarse a una cada vez mayor nueva variedad de problemas.

Porque sí, la tecnología permite ser cada día más efectivo a la hora de segmentar y automatizar las cosas y llegar de modo más directo a los consumidores, pero estos son cada vez más críticos con esa realidad.

Las conclusiones de un estudio del Winterberry Group señalaban que el 52,8% d los marketeros consideraba que las regulaciones de protección de datos o su ausencia eran un problema, un 34,7% que los protocolos de datos pobres y la existencia de silos eran un lastre y un 33,3% que era muy difícil probar el ROI de los programas que partían de datos.

Por tanto, a pesar de que la información y la tecnología se ven como la gran solución a todos los potenciales problemas no están, por ahora, libres ellas mismas de culpa y de sus propios puntos de fricción.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo