PuroMarketing

Corren buenos tiempos para Pinterest, la red social especializada en la publicación de imágenes. Y es que esta plataforma fotográfica acaba de anunciar que su valor supera los 11.000 millones de dólares, es decir: más de 10.000 millones de euros. La cifra es sin duda estratosférica pero llama la atención aun más cuando se conoce que hace menos de un año, en mayo de 2014, su valor no superaba los 5.000 millones de dólares.

Esta duplicación de la cifra del valor de Pinterest ha provocado que la compañía se convierta en la última gran sorpresa de las empresas que han puesto el foco en el desarrollo de redes sociales. Y lo ha hecho gracias a la inyección de 347 millones de dólares nuevos de financiación, tras una reciente ronda por los accionistas e inversores más prestigiosos del mercado.

En la actualidad, el mayor accionista de la compañía es la empresa de comercio electrónico Rakuten y, en parte, responsable del crecimiento de esta red social. Asimismo, Pinterest cuenta con el apoyo de otras empresas cuya valoración supera los mil millones de dólares. De hecho, solo en Silicon Valley es conocido por todos que entre sus aliados se encuentran Bessemer y Andreessen Horowitz. Ahora, Pinterest entra a formar parte de un prestigioso grupo de compañías valoradas en esta cifra en este codiciado espacio. Y es que únicamente Palantir, Uber, Airbnb o Dropbox la superan.

Con este panorama, no es de extrañar que ya haya quien vaticine planes de futuro para Pinterest, muy relacionados con el universo bursátil. Pero en concreto, ¿qué dice la compañía sobre la nueva inyección de liquidez que ha recibido? ¿Cuáles son los usos que va a hacer de la nueva financiación? Según ha confirmado la compañía en un comunicado, el futuro que tienen por delante es optimista.

De ahí que vayan a dedicar este capital adicional, a fines corporativos, entre los que se encuentra, subrayan, "el impulso internacional" de la compañía. Y es que solo desde el pasado año la plataforma social ha generado un aumento de su tráfico web del 135% y las nuevas cuentas creadas por los usuarios se sitúan en un incremento del 40% con respecto a 2014.

En lo que respecta al objetivo de entrar en Bolsa, la noticia no llamaría la atención especialmente, ya que se encontraría dentro de los movimientos estratégicos que han seguido otras grandes compañías especializadas en el contenido social. Así, la primera que lo hizo fue Facebook, con una valoración en los índices bursátiles de más de 220.000 millones de dólares. Sus "compañeras" de sector, como Twitter y LinkedIn, también forman parte de este selecto club, con 30.000 y 32.000 millones de dólares de capitalización, respectivamente.

Evolución "in crescendo"

De confirmarse la nueva inmersión de Pinterest, nos encontraríamos hablando de una red social con salto cuantitativo pero fundamentalmente cualitativo. Y es que en solo cinco años de vida la compañía se ha situado a la vanguardia de las plataformas sociales de compartir contenidos. Así, su nacimiento en 2010 se configuró con un objetivo definido: la posibilidad de que los usuarios publiquen imágenes de manera sencilla, de modo que posteriormente puedan compartirlas con sus contactos.

Un modus operandi basado en la cultura del pin y los tableros bastó para enganchar a los usuarios, primero a través del ordenador y después gracias al auge y penetración de los dispositivos móviles.

Así, la difusión de la iniciativa entre los usuarios no se hizo esperar y su comercialización, tampoco. Y es que ha llevado a cabo un modelo de negocio basado en pequeñas comisiones por las ventas de los objetos anunciados por las marcas en la plataforma, donde el sector de la moda y los complementos la ha aupado como la preferida entre otras plataformas sociales también basadas en la publicación de imágenes.

Modelo de negocio

Un auge que se ha constatado en los últimos meses a través de los movimientos estratégicos de la compañía, entre los que destacan la inclusión de pines promocionados, que empezó a utilizar el pasado mes de diciembre, o las muchas habladurías que existen en torno a Pinterest, como la más que eminente inserción del botón compras que permita a los usuarios adquirir sus productos y servicios favoritos a través de la plataforma.

Una apuesta por el ecommerce que se explica en la percepción que tiene la audiencia de esta compañía, la cual registra mes a mes mejores resultados en términos monetarios pero también en lo que respecta a la imagen de marca entre los usuarios. Y esta es una diferencia de la que no pueden hablar sus competidoras.