PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En el nacimiento de las redes sociales y en su popularización, Facebook era la reina incuestionable. Años después, y si se miran los números de un modo en bruto, Facebook sigue pareciendo el gran nombre. Sigue siendo la red social con más usuarios en todo el mundo y sigue creciendo en cifras millonarias.

Sin embargo, si se va al detalle, las cosas son mucho menos positivas y Facebook está en medio de una crisis que podría tener consecuencias brutales. La red social está sumida en una crisis de reputación, pero también en una que posiblemente le duela mucho más, en una de uso.

Los datos de uso vinculados a la red social están mostrando una tendencia al retroceso. Las estadísticas llegan del mercado de Estados Unidos, el mercado primero de Facebook y el que suele marcar las tendencias de lo que ocurrirá luego en relación a la red social en el resto del mundo.

En EEUU, los datos de uso no están dando muy buenas noticias: Facebook está viviendo, directamente, un desplome.

Menos tiempo medio

La última estadística llega desde Activate, que ha comparado el tiempo de permanencia/uso de los consumidores en la red social en 2017 con los que logran ahora. La caída es bastante abrupta y opera ya en dobles cifras. En 2017, los estadounidenses dedicaban de media unas 14 horas al mes a Facebook y a navegar por los contenidos de la red social. Ahora, sin embargo, el tiempo medio ronda las 9 horas por mes, lo que supone una caída del 26% en el tiempo de uso.

Y esto ocurre a la par que otro tema preocupante, al menos en las cuentas de Facebook. Los tiempos de uso de las redes sociales han crecido de forma generalizada. Facebook es la única que pierde tiempo. De hecho, si se elimina de la ecuación a su app de Messenger (Facebook como red social sumando Messenger tiene un tiempo de uso de 14 horas y 55 minutos), Facebook dejaría de ser la red social con más tiempo de uso.

El trono está ya en manos de TikTok, la app de vídeos que ha crecido abrumadoramente (por encima del 1500%) y que es la red a la que más tiempo se dedica, con una media de 10 horas que superan las 9,28 de Facebook, las 4,35 de Instagram y las 4,29 de Snapchat.

Perdiendo a los jóvenes

Posiblemente en esta ruptura de posiciones tengan mucho que ver los usuarios más jóvenes, quienes están abandonando en masa Facebook. Una de las últimas estadísticas sobre crecimiento de la red social añadía, además, que donde más estaba creciendo Facebook era entre los usuarios senior. Otro estudio añadía que Facebook había dejado de ser considerada una app móvil indispensable.

Las razones de la debacle son fáciles de seguir. Facebook está perdiendo tirón entre los usuarios más jóvenes, para quienes ya no resulta cool y moderna y que buscan los servicios y contenidos que pueden encontrar en otras apps y redes sociales. Por otro lado, Facebook ha estado sumida en los últimos años en una debacle de reputación, lastrada por los efectos de los escándalos de privacidad y por su papel en la distribución de las fake news y de la manipulación informativa.

Ya no es una de las 10 marcas más valiosas del mundo

La crisis de Facebook tendrá consecuencias importantes para la compañía. Hay quienes ya se preguntan por cómo seguirán viendo marcas y empresas a la plataforma.

El efecto que Facebook puede tener ya en el tráfico, explicaba hace unos días de forma informal una periodista de un medio online, es poco relevante. Sus lectores ya no llegaban gracias a su página en la red social, sino a través de Google. Y, por supuesto, también habría que plantearse el papel que Facebook ocupa en el panorama publicitario ante estos datos.

En la última lista de las marcas más valiosas del mundo, que aparecía hace unos días, Facebook era noticia y no para bien. Tras años entre las 10 marcas más valiosas globales, la red social ha perdido el 12% de su valor y ha bajado de la octava posición a la número 14.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo