PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los días fuertes de la campaña de Navidad se avecinan y las marcas y las empresas están ya afilando las garras para intentar hacer la mejor caja posible. Necesitan posicionarse muy bien y aprovechar de la forma más eficiente posible el tirón del día y su poder de convocatoria. Para ello, afinan muy bien qué hacen y cómo y diseñan la mejor estrategia de marketing posible.

La campaña de Navidad es uno de los ejemplos más claros del potencial del "seasonal marketing", como se llama en inglés, y que en castellano podría traducirse como "marketing de temporada" pero, mucho mejor, como "marketing festivo".

Es la estrategia de marketing que se aprovecha del tirón de las fiestas y de los momentos señalados del año para posicionar sus productos y servicios y para conectar con los consumidores. Como señalan en AdAge, este tipo de ofertas funcionan muy bien. A los consumidores, les emocionan los productos que están por tiempo limitado y que parecen, por tanto, especiales y acaban comprando y consumiendo.

Las marcas y las empresas quieren, por supuesto, sacar más beneficios a estos momentos y posicionarse de una manera mucho más sólida y firme ante los consumidores en esas ocasiones. En el análisis de AdAge apuntan varios puntos destacados para lograrlo y, de sus recomendaciones, se pueden extraer cuatro pilares para sacar más beneficios a este tipo de campañas y para hacer que sean más rentables.

Capitaliza los elementos que ya han generado hype

Como señalan en el análisis, la manera más fácil de hacer caja con la campaña es la de posicionarse de forma destacada en aquellos puntos que ya tienen un pico de atención garantizado. Es decir, hay que aprovecharse del hype ya creado, aunque no se haya hecho ese trabajo de un modo propio. Por ejemplo, hay que capitalizar el interés que despierta el Black Friday haciendo una campaña propia.

La clave está en encontrar qué mueve a tu mercado y que momentos dentro de la campaña logran llamar su atención y capitalizar ese tirón.

Usa el marketing festivo y las cuestiones temporales para posicionar servicios que no lo sean

Por ejemplo, señalan en el análisis, puede ser el momento para convertir a los consumidores en suscriptores. La campaña temporal asociada a la fiesta puede permitir aumentar la base de suscriptores para un producto o simplemente para recibir información sobre ofertas, promociones y mensajes de la marca.

El consumidor puede apuntarse en un servicio que le ofrezca el producto estrella de la campaña año tras año (lo que se convierte en una manera muy hábil de fidelizar al consumidor y de asegurarse el negocio), pero también la conversión puede ser tan simple como aprovechar el tirón para aumentar las suscripciones a la newsletter.

La Navidad no lo es todo

La campaña de Navidad es uno de los puntos clave en la estrategia de muchísimas marcas, uno de esos momentos en los que se vende mucho, se tiene casi garantizada la atención de los consumidores y se logra vender mucho. Sin embargo, como recuerdan en el análisis, la campaña de Navidad no es más que una - por muy buena que sea - de las oportunidades de marketing que asociadas a fiestas y temporadas especiales que tienen disponibles las empresas. Por ello, no sorprende que uno de los puntos que recomienda el análisis es el de crear un plan de marketing anual.

Esto es, la Navidad tiene que entrar dentro de todo tu calendario (y prepararse, podríamos añadir, no en el último momento) y el "marketing festivo" no tiene que limitarse únicamente a ella. De hecho, el año está lleno de días señalados, desde el Día del Gato al Día del Libro pasando por muchas otras celebraciones y jornadas. Pueden estar más o menos establecidas, pero pueden ser una buena palanca para conectar con la audiencia. Solo hay que hacer el ejercicio de localizarlas y marcarlas en la planificación anual.

Crea tu propia celebración y tu propio día base para el marketing festivo

¿Por qué esperar a la campaña de Navidad y a las demás fechas señaladas del marketing festivo si puede tu empresa marcar el calendario? Amazon lo está intentando hacer con su Prime Day y Alibaba busca lo mismo con su Día de los Solteros. Si se crea un día propio de celebración, se puede asentarlo en el momento del año que más interesa y dirigirlo al escenario de consumo que igualmente más importa lograr conquistar. Un nuevo día festivo vinculado al consumo es una oportunidad para hacer exactamente lo que se quiera y con el consumidor que se quiera.

Eso sí, asentar una jornada de esas no es nada fácil. Hay que tener un importante tirón como marca y hay que ser capaces de conectar de una forma directa con el público. No todas las marcas tendrán la base lo suficientemente fuerte para lograrlo... pero sí todas pueden aprovecharse de lo que otras están haciendo. Al fin y al cabo, el Prime Day y el día de los Solteros es algo que han lanzado dos empresas concretas y que ya usan otras como excusa para lanzar ofertas.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo