PuroMarketing

En su caso, la reducción fue una estrategia para no morir de éxito sepultados por la demanda 
Amazon reduce su inversión publicitaria por primera vez en 17 años a causa del coronavirus

En la lista de los grandes anunciantes globales, Amazon ocupa una posición muy destacada. En 2020, se convirtió en el principal anunciante del mundo, siendo la empresa que más dinero gastaba en publicidad. Las estimaciones de entonces apuntaban que el 2% de todo el gasto global que se hacía en publicidad estaba ya en manos de Amazon, superando a los gigantes de los productos de consumo como las compañías que más invertían en gasto publicitario.

Pero 2020 ha sido un año complicado en inversión publicitaria y eso también se ha dejado notar en las cuentas de Amazon. Por primera vez en muchos años, Amazon ha reducido su inversión publicitaria. Lo ha hecho en términos porcentuales poco, pero el total - dado el peso tan elevado que tiene en el mercado - ha sido muy grande.

En total, Amazon ha reducido su inversión publicitaria en un 1%. Según las propias cuentas de la compañía, que presentó resultados financieros recientemente, la compañía ha reducido el gasto en publicidad. En sus cuentas, "los costes de publicidad y otras promociones" retrocedieron desde los 11.000 millones de dólares que había cerrado en 2019 a los 10.900 millones de 2020.

Es la primera vez que Amazon hace un recorte en la inversión publicitaria desde 2003. Desde ese año, y van 17, el gasto de Amazon en publicidad ha ido en constante aumento. Aún así, el gasto general de marketing, como recuerdan en Campaing, explicando que publicidad es una de las piezas de ese total, subió en términos generales en un 17%.

Por qué recortó su inversión

¿Por qué Amazon se anunció menos? La clave está en la crisis del coronavirus. La propia compañía así lo ha explicado. La crisis ha hecho que hayan tenido que gastar menos en publicidad.

Los analistas también apuntan en esa dirección. Como señala al medio británico Brian Wieser, presidente global de inteligencia de negocio de Group M, la explicación más clara para este parón publicitario estaría en lo que ocurrió al principio de la pandemia. Amazon tuvo que frenar la publicidad porque no se podía exponer a generar más demanda de la que podría asumir.

No podían morir de éxito y en aquellos momentos ya tenían un pico de uso abrumador. Eran las semanas en algunos productos no esenciales tenían plazos de entrega previstos de locura, mientras Amazon priorizaba ciertas entregas sobre otras.

De hecho, en marzo, Bloomberg ya publicaba que Amazon había recortado su inversión en anuncios de búsqueda en Google. Según datos de la agencia Tinuiti, lo había hecho en todas las categorías de anuncios de búsqueda en el gigante. "No necesitan más demanda", señalaba entonces un experto.

Esto no cambia su posición como uno de los grandes anunciantes

A pesar de este recorte y de esta estrategia, Amazon no pierde posiciones como uno de los grandes anunciantes globales. Como apuntan en Campaign, los crecimientos de los años previos y sus altas inversiones publicitarias lo posicionan como uno de los competidores por el podio del mayor anunciante del mundo.

En el último ranking de anunciantes globales elaborado por AdAge, Amazon ya era la compañía que más gasta en publicidad de todas. El crecimiento de su inversión en publicidad es, señalaba hace unos meses el ranking, superior a su crecimiento en ventas. Amazon ya gasta más dinero en publicidad que Procter&Gamble o que L'Oreal.