PuroMarketing

Hasta el momento, la información con la que contaban los anunciantes de esta plataforma eran los datos relativos al género, edad y ubicación de los us

Las redes sociales se comportan como cualquier compañía de carácter multinacional y el último ejemplo nos lo ofrecen la nueva estrategia que Instagram va a utilizar a la hora de fomentar la publicidad a través de esta plataforma social, pues está previsto que en comience a difundir publicidad basada en información de los perfiles de los usuarios en Facebook, su "empresa matriz".

La decisión muestra algunos rasgos significativos de los cambios experimentados por las redes sociales. Así, conocidas globalmente por ser unos entornos de carácter democrático donde los usuarios interactúan compartiendo sus contenidos de mayor interés y necesidad, el auge de la publicidad a través de ellos constata el giro de mercado que han sufrido estas plataformas.

Más en lo que respecta a Instagram, que a partir de ahora comenzará a difundir publicidad de carácter personalizado, la cual procede de los perfiles de los usuarios en Facebook. Una decisión que tarde o temprano debía llegar ya que la compañía de Mark Zuckerberg adquirió esta red social por 1.000 millones de dólares hace ya tres años y, parece ser, aún no la ha rentabilizado de la manera suficiente.

Pero, ¿Cómo será a partir de ahora la publicidad en Instagram? ¿Qué características se desprenderán de sus anuncios? Y lo más importante: ¿Cómo las marcas se beneficiarán de ellos? En lo que respecta a las primeras dos interrogaciones, lo cierto es que todo apunta hacia la difusión de unos anuncios, a través de esta red social de carácter mucho más personalizado.

Ello se debe a la información con la que a partir de ahora contarán los anunciantes de los usuarios de esta red social, que hasta el momento únicamente contaban con datos limitados a la edad, procedencia y el género de los internautas.

De este modo, a partir de ahora los anunciantes que se decanten por utilizar esta red social podrán contar con una información mucho más voluptuosa, la que les genera la red social de Mark Zuckerberg, en la que se registran desde la música favorita de los usuarios, hasta sus películas preferidas, pasando por su procedencia, lugar de trabajo o de estudios.

Apertura de Instagram

Con esta decisión por parte de la compañía, a partir de ahora los anunciantes podrán contar con una plataforma a la que acceder a un conjunto de más de 300 millones de usuarios, la comunidad de seguidores fija con la que cuenta Instagram mensualmente. Del mismo modo, la decisión responde, según los responsables de la compañía, a la necesidad que existía de dar a todas las empresas "la oportunidad de llegar a las personas adecuadas".

Para ello, señalan desde su blog corporativo, en la actualidad se encuentran trabajando para poner a disposición de las marcas la publicidad más competitiva, la cual está previsto que se ponga en marcha en los próximos meses.

Asimismo, otra de las novedades que presenta la decisión adoptada por Instagram es la apertura hacia el conjunto de los anunciantes. Y es que si hasta el momento estos contenidos estaban limitados a las marcas más importantes, con las que la red social contaba con una relación directa, ahora el marketing a través de esta red social estará abierto a cualquier tipo de organización.