Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Un buen logo resulta casi inmortal
Los logotipos son uno de los elementos clave que permiten construir la identidad de marca
Por qué es tan importante un buen logotipo para las marcas y empresas
102 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • IL3-Universidad de Barcelona · Infórmate de los programas que más se adaptan a tus necesidades
  • Con acreditación Universitaria, Presencial y Online. España y Latinoamérica - solicita más info.
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    Una de las primeras cosas que crean las empresas cuando se lanzan al mundo es el logotipo de marca. Tener un logo es fundamental, ya que aparecerá en prácticamente cualquier elemento impreso asociado a la firma o cualquier elemento en el que se requiera marcar de forma visual quiénes son, pero lo cierto es que el poder de un logo va mucho más allá de eso.

    El logotipo es un elemento fundamental de la imagen de marca y uno de los que las compañías deben cuidar y mimar de forma recurrente. Crear un buen logotipo es algo básico, ya que sus usos y sus aplicaciones serán muchas y muy variadas. A eso hay que sumar una larga lista de razones a mayores que explican por qué las marcas no deberían descuidar su logotipo.

    Es uno de los elementos que resultan más memorables

    Los logos son uno de los elementos que los consumidores recuerdan de forma más habitual de las marcas. Los consumidores están expuestos a ellos de forma recurrente y además las marcas son proactivas a la hora de mostrarlos y de darlos a conocer, posicionándolos como una especie de ruido de fondo que el consumidor ve en todo momento. Los ciudadanos son capaces por tanto de recordar muchos logos y de asociarlos rápidamente a las marcas que representan.

    Pueden transmitir los valores de la marca

    El logo es una pasarela que permite a las compañías decir quiénes son y lo que les importa con un par de pinceladas. Los logotipos son uno de los elementos clave que permiten construir la identidad de marca y que ayudan a las compañías a lograr que los consumidores comprendan cuáles son sus valores y qué es lo que realmente importa a las firmas. La importancia del logo y de otros elementos como los colores corporativos para transmitir los valores que son el 'core' de la marca es tal que algunas compañías han llegado a modificarlos simplemente para cambiar cómo se percibe la marca. Es el caso de McDonalds, por poner un ejemplo, que está modificando el uso que hace de los colores para hacer que los consumidores empiecen a verla como una firma mucho más sana y saludable.

    Tiene efectos que van más allá de la simple imagen

    El logo no solo tiene valores a nivel que van más allá de lo que se ve simplemente como pasarela para transmitir los valores de la marca y las cuestiones asociadas a su imagen. Lo cierto es que los consumidores leen el logo como hacen con muchas otras cosas también a un nivel mucho más subconsciente. El cerebro lee significados 'subterráneos' en el logo y, de forma no racional, la imagen permite establecer ciertas ideas y ciertos puntos ante el consumidor. El usuario leerá muchas cosas en el logo.

    Por poner un ejemplo: Un reciente estudio de las universidades de Oregon y Cincinati señalaba que los consumidores modifican su percepción sobre lo ética o poco ética que es una compañía por cómo es su logo. Los colores que la compañía emplea para establecer su identidad de marca modifican cómo el consumidor ve lo que tiene delante. Un logo rojo, por ejemplo, hace que los consumidores vean a la marca como mucho menos ecológicamente responsable.

    Cada vez se usa más

    Además, los logos son cada vez más importantes en un mundo en el que las marcas están más presentes que nunca en más y más escenarios y en el que tienen que ser capaces de lograr ser reconocidas en menos tiempo. Los consumidores viven en un mundo en el que cada vez reciben más estímulos, en el que los mensajes se acumulan y en el que las ventanas de atención son cada vez inferiores y en el que cada vez se analiza de forma más superficial lo que se está viendo para tomar decisiones y para determinar a qué se presta y no se presta atención.

    En el mundo de las redes sociales, las marcas necesitan llamar la atención del consumidor y ser reconocidas de forma instantánea por quien está viendo un feed casi infinito de contenidos. En ese entorno, el logo se ha convertido en un pasaporte casi instantáneo para el reconocimiento y en uno de los que las marcas emplean de forma recurrente. La imagen que las identifica en sus perfiles sociales es su logo y la que los hace destacar en medio de los inmensos feeds de noticias es justamente el logo.

    Un buen logo resulta casi inmortal

    A todos estos puntos se debe sumar otro elemento: un buen logo, uno creado con esmero y que logra cuajar con los consumidores, tiene una vida muy larga y se convierte en un elemento casi permanente de la identidad de la marca. Los buenos logos son por tanto prácticamente inmortales, uno de los elementos que permanecen sin cambios en un entorno en el que los cambios son la norma.

    Formación integral en los canales digitales y los social media. Con casos prácticos y ejemplos reales
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar