Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
1.729 Shares
  • Fundadora&CEO. CABO DE MARCAS consultora especializada en la creación y gestión de marcas con una...
  • Gestiona clientes y ventas con un CRM fácil pensado para PyMEs. Integrado con tus herramientas favoritas
  • Programa semipresencial para analizar la aplicación de la neurociencia en el mundo del marketing
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • PURO MARKETING

    ¿Podemos cuantificar el retorno al hablar de inversiones en Estrategia y Branding?

    No es nuevo que un proceso de implantación de una estrategia, de gestión de marca (branding) lleva su tiempo y que la constancia y la coherencia son ingredientes fundamentales. Tampoco lo es, que, las empresas basan su subsistencia en los resultados de ventas y que los directivos toman decisiones oteando el horizonte de aquello que éstas les pueden reportar. Es más, vivimos una atomización de mensajes de productos o servicios que nos prometen mejoras, es decir, resultados. Es la cultura del "fast-process", recorridos inexistentes para soluciones inmejorables. ¿Cómo podemos, entonces, hacer entender que el Branding es un proceso imprescindible para el desarrollo de un negocio sabiendo que implica un enorme esfuerzo duradero en el tiempo y sobre el que es difícil de adivinar los resultados?

    ¿Qué gano si invierto en Branding?¿Cuánto más voy a vender?¿Si ?gasto? aquí, está salvada mi empresa? Son preguntas directas de difícil respuesta, sobre todo porque el Branding es una apuesta a las ideas, al trabajo, al esfuerzo, a la realidad de lo que es cada firma. Y, como en la vida misma, en una compañía confluyen multitud de factores que hacen que todo funcione muy bien, regular o, directamente, no funcionen.

    Muchos de estos factores pueden englobarse dentro de la adecuada gestión e implantación de una buena estrategia y derivar en éxito. Pero, el control total no existe y puede haber circunstancias económicas o sociales, revoluciones tecnológicas o incluso cuestiones internas de la propia compañía que impidan el desarrollo óptimo de un buen plan. Sin embargo, es cierto que evaluar las acciones que se acometen es totalmente necesario.

    Por tanto, cuando un empresario se pregunta ¿qué gano yo con esto del branding?, no va a encontrar la respuesta en pronósticos matemáticos sobre sus cuentas de balance. La implantación de una estrategia basada en la gestión de marca establecerá unos objetivos que incidirán directamente en beneficio de la compañía (reconocimiento, posicionamiento, fidelización, innovación, ventas) y será precisamente en los principios de esta estrategia donde se definan los elementos indicativos del funcionamiento o no de la misma.

    Ya sólo queda entender que todo esto es sinónimo de ventas.

    Fundadora&CEO. CABO DE MARCAS consultora especializada en la creación y gestión de marcas con una...
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar