Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
545 Shares
  • Asesor, formador y conferenciante. En la actualidad es director de Marketing y Comunicación de Grupo...
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • 22 de Noviembre, a las 19:00 · Speaker: Beatriz Navarro, Directora Marketing y Comunicación de Fnac
  • Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • PuroMarketing

    !Es la economía, estúpido!. A esta célebre frase se le atribuye una gran parte del éxito de la campaña electoral de Bill Clinton en el año 1992 con la que derrotó a George Bush padre.

    La paternidad de la frase corresponde a James Carville, responsable de la estrategia electoral de Clinton. En principio, fue diseñada para concienciar al equipo de colaboradores de la importancia de la economía como argumento para llevar a su candidato a la Casa Blanca.

    La fuerza descriptiva de la frase fue de tal magnitud que terminó por entrar en la campaña y, tras el triunfo de Clinton, se convirtió en un clásico que se ha reutilizado en muchas y variadas formas.

    He querido recordar esta historia tras leer los primeros análisis surgidos de la presentación del iPhone 4S y he querido, también, hacer mi versión de la frase:

    ¡Es la experiencia de usuario, estúpido!“

    Y es que, en la mayoría de análisis iniciales, lo que hacen los expertos es centrarse en comparar las características técnicas del nuevo modelo con el anterior o con otros modelos de la competencia.

    Si esto fuese tan sencillo, el éxito de cualquier producto estaría asegurado antes de su lanzamiento simplemente con presentar una lista de características técnicas superiores a las de su competencia.

    Sin embargo, esto es algo más complejo.

    Hay muchos otros factores que condicionan el éxito o fracaso de un producto, solo cito unos pocos:

    • Que las mejoras técnicas supongan un beneficio real e importante para sus potenciales usuarios.
    • Que la marca sea capaz de transmitir correcta y claramente estas ventajas.
    • Que los beneficios para el cliente compensen la diferencia de precio.
    • Que las mejoras no impliquen gastos o compras adicionales.
    • Que la marca del producto tenga credibilidad como generadora de innovación.
    • Que las mejoras no supongan una mayor complejidad de uso.

    Pero, ante todo, es la experiencia de usuario la que determina el éxito del producto:

    La facilidad de uso, la integración con otros aparatos, la ergonomía, el diseño, las posibilidades de personalización (tanto en accesorios como aplicaciones) si hablamos de factores asociados al producto, pero también valores asociados al usuario como lo deseable y valioso que sea el producto, su capacidad de generar valores diferenciales y, a la vez, sentimientos de pertenencia a una 'tribu' o de generar emociones y experiencias.

    En definitiva, las características son importantes, pero hay otros factores mucho más determinantes. Quienes ahora hablan de decepción ante la presentación del iPhone 4S son algunos de los que, en su día, eligieron al iPad como 'el gadget más inútil del año'y lo definieron como 'un iPhone grande'.

    No hay que explicar demasiado de la experiencia de usuario de la saga iPhone, convertida ahora en un estándar para todo tipo de dispositivos táctiles, y ampliada en otros dispositivos de la marca como iPod y iPad.

    Según mi parecer, aquello por lo que se recordará este lanzamiento se llama Siri, y es el asistente de reconocimiento por voz que, utilizando inteligencia artificial y GPS, elevará la interacción con el nuevo dispositivo y la experiencia de usuario a un nivel desconocido hasta ahora, en el que podremos realmente hablar de experiencias de usuario emocionales.

    Asesor, formador y conferenciante. En la actualidad es director de Marketing y Comunicación de Grupo...
  • Comentarios (14)
    • Nico miragaya
      Publicado el 06-10-2011
      Totalmente de acuerdo con el artículo, no depende de las características técnicas el éxito de un producto, he aprendido un poquito más.
      0 Valora este comentario Responder
    • Diseño web Bilbao
      Publicado el 06-10-2011
      Enhorabuena por el post. Por añadir alguna razón más a lo expuesto, comentar que en marketing se suele decir que no expliquemos nunca un producto por su tecnología sino por la experiencia que supone o el beneficio que proporciona a quien lo utiliza. En el caso de Apple se conjugan estos factores y algunos otros. Gracias
      0 Valora este comentario Responder
    • Diseño web Bilbao
      Publicado el 06-10-2011
      Enhorabuena por el post. Por añadir alguna razón más a lo expuesto, comentar que en marketing se suele decir que no expliquemos nunca un producto por su tecnología sino por la experiencia que supone o el beneficio que proporciona a quien lo utiliza. En el caso de Apple se conjugan estos factores y algunos otros. Gracias
      0 Valora este comentario Responder
    • David C.
      Publicado el 06-10-2011
      Una de las reflexiones más inteligentes que he leido ultimamente. Algo que todos sabíamos de una manera más o menos inconsciente, pero que habéis sabido plasmar muy bien :0
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 07-10-2011
      Hola Nico. Eso es, no depende sólo de las características técnicas. Este es un factor importante, especialmente en un producto tecnológico, pero no es el más importante. Gracias por tu aportación.
      0 Valora este comentario Responder
    • Pablo Adán
      Publicado el 07-10-2011
      Celestino, excelente propuesta de experiencia y valor del usuario.
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 07-10-2011
      Totalmente de acuerdo, Diseño Web Bilbao. Sin embargo, en muchas publicaciones especializadas, e incluso en muchos de los canales a través de los que informan las propias marcas, lo que hacen es "sacar pecho" de las mejoras técnicas, olvidando cuantos excelentes productos han quedado en el olvido por carecer de una adecuada Orientación al Cliente. Gracias por vuestra aportación.
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 07-10-2011
      Hola David. Has dado con una clave importante: Todos sabemos, cuando somos clientes, cómo queremos que se nos vendan los productos. Sin embargo, no nos "aplicamos el cuento" cuando tenemos que vender un producto. Gracias por tu aportación.
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 07-10-2011
      Hola Pablo. Me alegro de que te haya gustado el artículo. Gracias por tus amables palabras.
      0 Valora este comentario Responder
    • Jesús
      Publicado el 09-10-2011
      Honestamente, cualquiera puede observar que no presentan muchas novedades respecto a lo ya existente en otros sistemas operativos, como puede ser Android. No obstante es cierto que su marketing es impecable, la experiencia usuario es buena y es extremadamente sencilla, lo que también la convierte en extremadamente limitada en muchos aspectos. Por tanto es normal que halla quién piense que la frase: ¡Es la experiencia de usuario, estúpido!, sería más fiel a la realidad si eliminásemos... leer más
      Honestamente, cualquiera puede observar que no presentan muchas novedades respecto a lo ya existente en otros sistemas operativos, como puede ser Android.

      No obstante es cierto que su marketing es impecable, la experiencia usuario es buena y es extremadamente sencilla, lo que también la convierte en extremadamente limitada en muchos aspectos.

      Por tanto es normal que halla quién piense que la frase: ¡Es la experiencia de usuario, estúpido!, sería más fiel a la realidad si eliminásemos la coma.

      Un saludo. [leer menos]
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios