PuroMarketing

  • CONTENIDO PATROCINADO
6 señales que revelan si necesitas un nuevo sitio web

A veces llega el caso en que tu sitio web se encuentra desactualizado y no llega a cumplir los objetivos o el propósito que te has planteado para tu negocio, por lo que podría ser algo perjudicial en tu empresa.

Es por ello necesario que mantengas tu sitio actualizado. Asimismo, debes asegurarte de que el mismo transmita el mensaje que quieres mostrar a tus clientes, ya que de eso va a depender el éxito que tenga tu negocio.

En este artículo te daremos 6 señales que te ayudarán a identificar si tu sitio web necesita un retoque o una reconstrucción total.

Su sitio web actual No es mobile-friendly

    Puede que no lo sepas, pero el tráfico que tiene un sitio web móvil es más de la mitad de todas las visitas que se consiguen en el mundo. Mientras tu sitio no sea compatible con dispositivos móviles, vas a perder a muchos visitantes que pueden llegar a ser potenciales.

    Si el caso es que vas a comenzar desde cero, una recomendación es que inicies primero con el diseño web móvil, debido a que la participación de personas en estos dispositivos va a aumentar más en un futuro.

    Además, asegurarte que su sitio web es mobile friendly es crucial si quieres posicionarte en los motores de búsqueda. No existe SEO sin un sitio web que funcione bien en un móvil. Google confirmó hace unos meses que la versión móvil de una web es la versión a la que su algoritmo le presta mayor atención. ¡La indexación móvil importa mucho!

    Para verificar si tu sitio web es mobile friendly puede hacer 3 cosas: puedes simplemente navegar por tu web desde un móvil, puedes utilizar la opción de inspección en tu navegador o utilizar el mobile-friendly test de Google, que te indica directamente si tu web es navegable en dispositivos móviles o no.

    Su diseño o la plantilla de su página web está desactualizada

      Si el diseño que tiene tu sitio no ha sido actualizado en el último año, lo más seguro es que pueda parecer algo anticuado, ya que día a día van surgiendo cosas nuevas.

      Como dice el dicho, las personas juzgan a un libro por su portada. Es por ello que, si tu sitio no tiene una buena imagen, ya sea en ordenadores o dispositivos móviles, los clientes se van a ir del mismo.

      El diseño no solo trata de tener un buen aspecto del sitio, sino que las personas se puedan sentir bien al utilizarlo, y, muy importante, que tu también puedas editarlo cómodamente. Cuando tienes una plantilla que está descontinuada, los bugs tienden a aparecer cada vez más frecuentemente tanto para el usuario como para el editor. Si esto es un problema, verifica la fecha de la última actualización de la plantilla y si tienes instalada la última versión. Si no tienes la posibilidad de resolver problemas relacionados a la plantilla porque el proveedor la descontinuó, quizá sea hora de probar una nueva.

      Un diseño que tenga una gran calidad va a generar mayor credibilidad y confianza. Por ello es muy importante que inviertas en tener un diseño web que sea vea lo más profesional posible. Tu contenido tiene que destacar y brillar. Gracias a esto será un placer hacer uso de esa página.

      Ya no se adapta a tu modelo de negocios (porque cambió)

        Cuando vayas a realizar algún cambio en tu empresa, como instaurar un nuevo logo, cambiar el nombre o incluso el modelo de negocios (aceptar nuevos métodos de pago u ofrecer entregas a domicilio por ejemplo), tienes que asegurarte que estos cambios se reflejen en tu página web.

        Hay algunos cambios que se pueden realizar fácilmente, como un simple cambio de estilo. Sin embargo hay otros que van a requerir un cambio completo en cómo tu web se ve y funciona. Cada vez que realices cambios importantes en tu negocio, recuerda visitar tu web y preguntarte si la versión digital de negocio se alinea con los nuevos objetivos.

        Su sitio web es muy lento a pesar de estar optimizado

          Hoy en día las personas se han ido acostumbrando a conseguir lo que quieren en el momento en que lo quieren y tu negocio no puede ser la excepción.

          Pero, ¿qué quiere decir eso? Que los sitios que tienen tiempo de carga excesivos van a colaborar a que haya tasas de rebote que sean más altas.

          La manera más práctica de verificar la velocidad de tu sitio web es utilizando la PageSpeed Insights de Google, una herramienta que te da detalles de los tiempos de carga de tu web y te dice exactamente cómo mejorarlos.

          La mayoría de las veces, los cambios y correcciones se pueden realizar sin la necesidad de rediseñar la web, pero, es posible que las verdaderas razones por las que tu web es lenta sean más complicadas que simplemente tener imágenes muy grandes, lo que usualmente requiere una reestructuración en el código de tu web.

          Su página web tiene errores técnicos repetitivos

            Cada error que tiene un sitio web puede adoptarse de diferentes maneras y los puedes hallar en cualquier lugar.

            Por ejemplo, están los errores que tú mismo puedes corregir, los que están más ligados al diseño y funcionalidad que discutimos ya anteriormente, que podrían incluir cosas como que los campos que tiene tu formulario de contacto no estén alineados.

            Pero, por otro lado, están aquellos errores técnicos que son un poco más complicados de corregir y que no dependen tanto de ti, sino de tu hosting o dominio web. Estos errores son generalmente identificables cuando tu sitio web se cae o deja de funcionar por completo constantemente o se muestra como "en mantenimiento" sin razón alguna.

            Si estas señales te suenan conocidas, entonces quizá no tengas que rediseñar tu web, sino que necesitas moverte de proveedor de alojamiento web.

            En esta guía sobre aspectos a valorar al escoger un alojamiento web puedes aprender todo lo que tienes que saber sobre alojamientos y dominios web, para así evitar que el funcionamiento de tu web se vea interrumpido por razones que se pueden evitar.

            No se encuentra alineado con tu estrategia de marketing

              Es necesario que tu sitio web siempre esté preparado para cualquier cambio que se arroje y cualquier oportunidad de marketing que se presente, ya que así se estará cumpliendo con las demandas de marketing que existen actualmente.

              Si ves que esto no es así, es el mejor momento para que crees un sitio que esté enfocado al marketing. No es necesario decir lo importante que suele ser esto para la mayoría de las empresas, y más para aquellas empresas de comercio electrónico.

              Entre los aspectos de marketing web más importante se encuentran el SEO, el marketing de contenidos, la atención al cliente y la publicidad.

              Por un lado, el SEO, u optimización de motores de búsqueda, es un conjunto de características que dictan cómo un sitio web aparecerá en los diferentes resultados cuando un usuario busque un determinado término. En nuestra sección de SEO y posicionamiento encontrarás mucha más información al respecto.

              El marketing de contenidos, que va de la mano con el SEO, se refiere claramente, a la calidad del contenido que esté publicado en la web, y a su vez, que este contenido esté alineado con los objetivos de la empresa. También tenemos una sección de marketing de contenidos con más información.

              La atención al cliente web es otra parte fundamental. Esto simplemente se refiere a responder las preguntas que el cliente puede tener y guiarlo hasta que complete la compra. Algunas opciones fáciles de instalar son chatbots, chats en vivo o bases de conocimiento.

              De nuevo, si tienes unos pocos errores aquí y allá en cuanto al marketing, quizás se puedan corregir, pero si son repetitivos y numerosos (cómo por ejemplo tener cientos de páginas que no aportan valor a la web), es mejor que consideres comenzar un nuevo sitio web desde 0.

              Un nuevo sitio web trae cosas buenas

              Son muchas las señales y las razones que te ayudan a determinar si necesitas un nuevo sitio web o no. Sin embargo, antes de que comiences con todo este proceso, es necesario que analices tus datos, hagas una investigación y planifiques cómo va a ser el nuevo diseño de una forma cuidadosa.

              Si algunos de los puntos anteriores están aplicados a tu web, es el momento de comiences a hacer cambios para que tengas tu nuevo sitio y así tu negocio pueda estar a la vanguardia.