PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Como todos los elementos de la estrategia de marketing, el email marketing también está obligado a evolucionar. Tiene que adaptarse a los tiempos y necesita posicionarse siempre de la manera más atractiva y ajustada a las necesidades de los consumidores en cada momento. Si el mercado cambia, la estrategia de email marketing también tiene que hacerlo.

Y el mercado está en una suerte de cambio constante, uno que es además muy rápido y en el que las cosas evolucionan a una velocidad tan endiablada que los marketeros necesitan posicionarse por delante de los cambios para estar preparados para ellos. Tienen que ser capaces de saber qué ocurrirá antes de que pase, para así tener todo listo para lo que supondrá. El tiempo de reacción es cada vez más corto.

¿Qué será lo que cambie el email marketing en el futuro inmediato? Eso es lo que se pregunta un análisis de BizReport y, partiendo de las conclusiones que apuntan en el mismo los expertos en la cuestión, se pueden extraer tres grandes tendencias que marcarán las decisiones de los marketeros en email marketing durante 2020.

Necesitan volver a ganarse la confianza de los consumidores

No resulta sorprendente que los expertos señalen en esta dirección. Al fin y al cabo, si hay algo claro que las empresas han perdido en los últimos años es la confianza de los consumidores en términos de privacidad y datos. Los diferentes escándalos que han protagonizado diferentes grandes empresas han tenido un efecto transversal para aumentar la desconfianza, a lo que se ha sumado que los consumidores son cada vez más conscientes de la importancia de los datos y de la realidad asociada.

Todo ello implica que las compañías necesitan volverse a ganar la confianza de los consumidores y que tienen que ser mucho más efectivas en su estrategia de email marketing. El spam es ahora menos perdonable que nunca. Como señalan en el análisis, la ley europea de protección de datos ha logrado que las marcas manden menos envíos, pero también, de un modo indirecto, que estos sean más interesantes, más significativos.

Las marcas tienen que trabajar con listas de envíos más selectas y mejor segmentadas, para enviar realmente lo que los consumidores verán valioso y lo que les interesa.

Estar seguro de que se emplean las mejores herramientas

Por supuesto, intentar se más efectivo a la hora de establecer una buena estrategia de email marketing también pasa por la tecnología. Si hay que hacer una segmentación eficaz y usar grandes cantidades de datos, habrá que emplear tecnología. Es importante que se selecciones bien qué herramienta se emplea, ya que debe responder a las necesidades de las marcas y que ajustarse a lo que buscan lograr.

Un exceso de tecnología y añadir soluciones sobre soluciones solo lastran los procesos y complican lo que se hace, y más teniendo en cuenta que la tecnología está también avanzando y obligará a posicionarse de un modo diferente en el futuro próximo.

Habrá que centrarse en la simplicidad

Ser simple no implica ser básico o hacer envíos poco complicados. Cuando se habla de simplicidad y de cómo afecta al email marketing, se trata de comprender que en un mundo cada vez más complejo los envíos tienen que hacer que las cosas resulten simples y sencillas para los consumidores.

Esto es, tienen que ser capaces de leer bien los envíos en todos los dispositivos y que acceder a la información de forma clara y sin complicaciones en todas las plataformas. Esto supone trabajar el diseño para que sea conciso y claro y para que funcione bien en todas las ocasiones. El diseño eliminará complicaciones innecesarias y hará que las cosas fluyan de un modo mucho más sencillo.

Además, la necesidad de reducir la complejidad de los envíos viene marcada también por un cambio importante. El boom de los dispositivos wearables y de los asistentes de voz ha creado nuevas pantallas y nuevos modos de acceder al contenido que cambiarán también cómo se sirve y cómo se recibe el email marketing.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo