PuroMarketing

Las nuevas tecnologías han tenido un impacto muy elevado en muchas cosas: han cambiado el modo en el que se comunican los ciudadanos, han modificado el cómo las marcas llegan a ellos, han hecho que ahora se sepa un poco más de todos y cada uno de ellos y han tomado por asalto prácticamente cualquier ámbito de los negocios. Las nuevas tecnologías han creado además nuevas necesidades y nuevas obligaciones. Las empresas tienen que ser más rápidas, que estar más conectadas y que funcionar de un modo más eficiente, porque los consumidores (que también conocen cómo funcionan estas herramientas y saben lo que permiten) así lo exigen.

La tecnología es, de hecho, cada vez más importante en el mundo del marketing. Las previsiones de IDC sobre gasto de herramientas de software para el mundo del marketing alcanzan ya los 20.200 millones de dólares para el cierre de 2014 y esperan que suban a un ritmo del 12,4% de aquí a 2018. La tecnologización del sector afectará desde a cómo se vende hasta a los nuevos perfiles profesionales que trabajan en ella, entre los que se encontrarán cada vez más perfiles tecnológicos, como data scientist o analistas.

Así que, si la tecnología está cambiando todo o si lo va a cambiar todo en breve, ¿por qué no debería ser ya empleada para hacer la vida más fácil para aquellos que trabajan en el mundo del marketing? Esa es la pregunta que se hacen en un artículo de la Harvard Business Review, en el que señalan las 7 herramientas tecnológicas que toda compañía debería incluir en su día a día. Estas son las soluciones que no deberían faltar a la hora de trabajar en el mundo del marketing ya que son las que pueden no solo mejorar cómo se trabaja sino también garantizar el éxito de una campaña.

Herramientas analíticas

Como apuntan en la revista, hace cien años, uno de los pioneros del mundo de la publicidad, señalaba que la mitad del dinero que gastaba (y gastaba mucho) se iba en cosas que no sabía que estaba gastando. Se enfrentaba a un despilfarro y dejaba que sus inversiones marketinianas se fueran no solo en cosas que no sabía muy bien qué eran sino también - y sobre todo - en cosas que no sabía si realmente estaban dando resultado.

Las nuevas tecnologías y sobre todo los nuevos soportes permiten reducir ese problema a la mínima expresión. En el mundo online, todo puede ser medido y controlado, desde el éxito que tienen las actualizaciones del blog corporativo hasta el engagement que despiertan las interacciones de la marca en redes sociales. Medir y analizar es fundamental y ninguna empresa debería renunciar a estas herramientas.

Optimización de conversión

Las nuevas tecnologías hacen que las cosas sean mucho más sencillas para el vendedor pero, sobre todo, para el consumidor. Las marcas pueden aprovecharlas para ayudar a empujar las ventas gracias a las herramientas que simplifican procesos y hacen que el cliente pueda hacer lo que quiera sin grandes esfuerzos. Estas herramientas son las que se conocen por las de optimización de la conversión. Son las que, por ejemplo, hacen que los consumidores no tengan que rellenar un formulario (la herramienta lo ha hecho por ellos) o que crear miles de contraseñas y nombres de usuario para conseguir cerrar una compra. Cuanto más fácil sea para el consumidor hacer cualquier cosa, más fácil será que se convierta en una venta.

Email

¿Puede ser considerado el email todavía una herramienta digna de tenerse en cuenta? A pesar de los habituales estudios que precocinan la muerte de la newsletter, el artículo de la Harvard Business Review aún añade al mail entre las cosas tecnológicas a las que ninguna empresa debería renunciar en sus esfuerzos de marketing. Recuerdan, eso sí, que no se trata de spammear sin límite a los usuarios o de comprar bases de datos para mandarles información a una lista cada vez más amplia de potenciales clientes. El mail debe ser una herramienta para ampliar información para aquellos consumidores que quieran recibirla y hayan autorizado a ello.

Las empresas siguen valorando el email marketing para llegar a los consumidores, mientras algunos estudios demuestran que para los consumidores sigue a ser la fórmula preferida para acceder a la información.

SEO

Posiblemente el SEO sea una de las piedras angulares del éxito en internet, o al menos una de las que lo ha garantizado hasta ahora. Según el artículo, tampoco debe olvidarse en el presente, por mucho que estén apareciendo nuevos canales para llegar al consumidor y se estén haciendo cada vez más populares los artículos que alertan del enfriamiento del poder de SEO.

¿El SEO ha muerto? Según estas recomendaciones no lo ha hecho. Tanto posicionarse de forma orgánica como vía pago es fundamental para llegar a los consumidores, tanto de consumo como B2B.

Remarketing

Todos los consumidores se han encontrado alguna vez con alguna marca que ha hecho remarketing con ellos en internet. Tras visitar una página concreta o visionar un servicio o un producto en una tienda online, los consumidores se encuentran con esa web, ese servicio o ese producto les persigue mientras navegan por internet y les asalta en todo banner con el que se cruzan en la red. En eso consiste el remarketing: tomar qué acaba de ver el consumidor y ofrecérselo en los banners.

Según el artículo de la Harvard Business Review, las empresas no deberían renunciar al potencial de esta estrategia de acercamiento al usuario. La razón está en que el remarketing es altamente efectivo y consigue tener buenos resultados entre los consumidores. El internauta ya ha mostrado interés previo en el producto que se le está mostrando y por tanto será receptivo a la información de la marca.

Mobile

El entorno mobile es cada vez más importante en el acercamiento que cualquiera empresa puede hacer al mundo de la red. Por ejemplo, y como nos recuerdan en el artículo, la mitad de los mails ya se leen en un dispositivo móvil y pronto la mitad de las búsquedas se realizarán también en uno de estos terminales. Además, la inversión publicitaria digital crecerá de forma espectacular en el futuro inmediato en dispositivos móviles. Los dispositivos móviles se están convirtiendo en algo cada vez más determinante para establecer el futuro de la comunicación entre marcas y consumidores.

Esto hace que las empresas estén cada vez más obligadas a ser mobile friendly. La web tiene que funcionar perfectamente en un dispositivo móvil y los consumidores tienen que encontrar además todo lo que buscan y necesitan desde sus terminales sin mucho problema.

Automatización

Las nuevas tecnologías han hecho que sea cada vez más fácil contar con herramientas que hacen el trabajo por nosotros. Las herramientas de automatización en marketing son recomendables porque, como explican en el artículo, unen todas estas características recomendadas en una única herramienta. Aún así, hay que tener en cuenta que no todas las cosas pueden ser realizadas de forma automatizada y, sobre todo, que no todos los puntos en los que las marcas deben contar con una estrategia de marketing pueden dejarse en manos de los automatismos. En redes sociales, la automatización puede ser un pecado capital.