PuroMarketing

Un 73,3% de los encuestados cree que los medios tradicionales de comunicación impresos han recibido un "golpe devastador"
El día después: cómo la pandemia ha cambiado para siempre los medios de comunicación

Un 73,3% de los encuestados cree que los medios de comunicación impresos han recibido un "golpe devastador"

Da la sensación de que, se escriba lo que se escriba, cuando se hace balance de lo que está ocurriendo y de la realidad con la que se está cerrando el año no queda más remedio que empezar diciendo que el coronavirus lo ha cambiado todo. Es casi el lugar común en el que hay que acabar para hablar de cualquier cosa y los medios de comunicación no iban a ser la excepción a la norma. De hecho, el cambio que han sufrido los medios ha sido notable.

La crisis del coronavirus ha acelerado patrones previos y ha creado problemas nuevos. Si la crisis económica de 2008 supuso un antes y un después para el ecosistema de medios, la de 2020 - por muy sanitaria que sea en su origen - también lo hará.

Los medios vieron cómo cambiaban las reglas del juego y los comportamientos de los usuarios ya durante la propia crisis, desde las primeras semanas, cuando se dispararon las audiencias y cuando, por el contrario, colapsó el mercado publicitario. La televisión es el mejor ejemplo de esa situación: en esos meses cerró sus máximos históricos de horas de visionado y, a pesar de ello, lo hizo con mínimos en el interés de los anunciantes.

Aunque, como explica Damian Radcliffe, de la universidad de Oregón, y que ha hecho un informe sobre los efectos del coronavirus en los medios que recoge Nielsen, todavía es demasiado difícil hacer balance, la crisis ha cambiado muchas cosas para los medios de comunicación. Los cierres de medios y los despidos han sido noticias recurrentes en los últimos meses, en los que han cerrado cabeceras de todo tipo y en todos los mercados.

Aun así, no todo ha sido malo y lo malo no ha sido para todos. Radcliffe ha definido dos grandes grupos. Están los medios que se han logrado cerrar este período en realidad con mejoras, ganando audiencias y aumentado los suscriptores (le pasó a The New York Times, que ganó durante la crisis más de medio millón de suscriptores de pago). Son los grandes triunfadores, que son en general cabeceras de cierto prestigio previo. Frente a ellos, están los medios que han perdido, que han protagonizado cierres y despidos.

Este último tipo de medios es el que genera más inseguridad entre los periodistas y sobre el futuro de los medios. Otro estudio deja claro que los periodistas temen que de 2020 los medios salgan con mucha más precariedad. El 48,9% de los periodistas europeos cree, de hecho, que su trabajo corre cierto peligro y un 16% cree que tiene muchas posibilidades de que eso ocurra, según los datos del estudio del Grupo de Jóvenes Profesionales de Worldcom PR Group.

Un 73,3% de los encuestados cree que los medios tradicionales de comunicación impresos han recibido un "golpe devastador", como explican en un comunicado sobre las conclusiones del estudio, por culpa de la pandemia.

¿Se acabó el depender de la publicidad?

Posiblemente, toda esta precariedad esté muy conectada con el colapso de los presupuestos publicitarios. Volviendo a las conclusiones del estudio de Damian Radcliffe, el experto de la universidad de Oregón, se ha producido una relación de causa efecto. Dado que los presupuestos de marketing y publicidad de las marcas en todo el mundo son más pequeños, se ha resentido una de las fuentes de ingresos cruciales de los medios.

Esta contracción del mercado publicitario está haciendo, además, que los medios migren hacia nuevos modelos. Como señala el experto, está haciendo que no les quede más remedio que pivotar desde modelos basados en la publicidad a modelos sostenidos por otras fuentes de ingresos. El futuro, por tanto, podría estar lleno, añadimos, de nuevos modelos de suscripción y nuevos formatos premium.

Transformación digital y medios de comunicación

El otro gran proceso que el coronavirus ha traído, como ha ocurrido con prácticamente todos los sectores del mercado, ha sido el de impulsar la transformación digital.

Para los medios, esto ha estado marcado por un mayor tiempo frente a pantallas de sus potenciales usuarios (aunque, como recuerdan en Nieman Lab, esto no siempre implica más consumo de noticias y de medios). Si a eso sumamos el poder de la publicidad en internet este año, se puede tener la foto completa.

El estudio europeo de Worldcom PR Group también señala que los periodistas sienten que la transición digital se ha acelerado durante la pandemia. El 83% de los encuestados asegura que considera que el futuro del periodismo va a pasar por el contenido online, las redes sociales, los podcasts y el contenido de vídeo online.