PuroMarketing

El Daily Mail acusa al gigante de penalizarlo en búsquedas como castigo por no vender suficiente publicidad a través de sus herramientas 
Por qué el último drama judicial de Google podría cambiar su relación con los medios y en publicidad

Puede que el último drama judicial entre uno de los tabloides británicos y Google parezca, a primera vista, un asunto más o menos privado entre uno y otro player. Sin embargo, una vez que se rasca la superficie, el drama judicial tiene todos los mimbres para convertirse en algo más.

Podría ser el primer paso para que cambien las relaciones entre Google y los medios de comunicación, pero también la batalla crucial en la guerra entre los medios de siempre y los gigantes de la red en lo que a cómo se reparte el poder toca. Los medios de siempre acusan a los gigantes online de tener una posición dominante. El proceso judicial podría llevar a abordar eso de un modo mucho más en profundidad.

¿Qué es exactamente lo que está pasando? La batalla la ha plantado Daily Mail y el punto de conflicto es el lugar que ocupa en los resultados de búsqueda del gigante los artículos sobre la familia real británica que publica el diario británico.

Según la acusación del Daily Mail, presentada ante una corte federal en Manhattan según ha publicado The Wall Street Journal, Google habría castigado al Daily Mail: la empresa que publica el diario asegura que sus noticias sobre la familia real británica han sido penalizadas en los resultados de búsqueda de Google durante este año para ocupar posiciones mucho más bajas. Sería un castigo por vender poco espacio publicitario en el marketplace de Google.

Según los editores, que han demandado a Alphabet, la dueña de Google, por prácticas monopolísticas, la compañía estaría manipulando los resultados de búsqueda y las subastas publicitarias para castigar a los medios online. Si no venden la suficiente publicidad a través de ellos, aseguran, son castigados.

Así, el Daily Mail señala que en los últimos tiempos sus noticias no han aparecido de forma destacada en los resultados de búsquedas con términos clave del momento ("Meghan and Harry", "Piers Morgan" o "Prince Philip", los términos en inglés para las últimas noticias de los royals británicos). Los tabloides británicos suelen ser muy populares con este tipo de noticias.

Google lo niega

Google ha negado por completo las acusaciones y señalado que las afirmaciones del Daily Mail son "completamente incorrectas". Aun así, y por mucho que Google se defienda, el daño reputacional ya está hecho, especialmente porque las tensiones entre medios y Google no son algo nuevo. Como recuerdan en el Journal, los directivos de los medios se suelen quejar de forma recurrente sobre Google y su dominio, aunque pocos son los que luego entran a hacer estas acusaciones en público y pocos son también los que toman decisiones radicales como interpelar denuncias (varios medios locales estadounidenses lo han hecho).

A eso hay que sumar la filtración del llamado Project Bernanke, que salió a la luz a raíz de un proceso judicial en Texas. El proyecto partía del big data, usando datos de subastas publicitarias pasadas, para dar una ventaja competitiva a Google: la acusación en ese proceso tejano apunta que Google es siempre ganadora en el contexto que crea. Google ha reconocido que el proyecto existió, pero no que fuese inapropiado. Según se ha defendido la compañía, es similar a lo que hacen sus rivales en el mercado publicitario.

Además, el Daily Mail no solo aborda este punto en su demanda. También defiende que el apagón de las cookies que Chrome realizará supondrá un desequilibrio en el mercado. Según sus acusaciones, será más difícil para los anunciantes llegar a los consumidores si no pasan por los servicios de Google.