TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...
PuroMarketing

Nos obcecamos, algunos profesionales, pregonando y trabajando con las empresas por un marketing que trascienda, que se centre en satisfacer a los clientes, que no pretenda engañar, sino que convenza, centrado en el cliente y amparado en una oferta de valor que solucione los problemas o necesidades y deseos de este. A eso lo llamamos marketing? mientras, en otras empresas, desde otros profesionales, se habla del mismo concepto, pero con diferencias tan importantes que casi podríamos decir, que no estamos hablando de lo mismo.

Sí, existe el stupid marketing (o al menos así lo denomino yo) y como te digo en la entradilla es mucho más frecuente de lo que creemos. Pero ¿por qué se caracteriza este tipo de marketing?, pues posee signos muy identificativos y que lo define:

  • Siempre importa más la apariencia que el contenido
  • El "efectismo" es la finalidad de este tipo de marketing. Se trata de utilizar estímulos muy salientes que solo llamen la atención en palabras, mensajes, colores, formas, videos? puede adoptar cualquier formato, pero siempre lo importante es el efecto para captar la atención, propiciar viralidad, aunque sea por aspectos no siempre buenos para la marca
  • Se centra su interés en lo que se muestra, no en las necesidades del cliente
  • La Kpi que define su éxito es la venta, likes, compartidos, a los que se pretende llegar de cualquier forma
  • Se manipula la oferta (en el peor sentido del concepto) para venderla, no para enamorar al cliente
  • El lema es "haz que lo que vendes parezca interesante, aunque no lo sea, maquíllalo"
  • Utiliza efectos muy llamativos que suelen esconder mucha mentira, pero donde solo se pretende vender el producto
  • Su estrategia es centrarse en hacer al producto más atractivo a ojo del cliente de lo que es para vender no para fidelizar
  • Su misión finaliza cuando el producto se vende, no tiene una perspectiva mas allá
  • La mentira, media verdad o media verdad aumentada son herramientas válidas para la misión

Estas son las características que definen al stupid marketing, y que por supuesto se utiliza o se ubica en determinadas organizaciones y/o profesionales. Utilizarlo y ponerlo en el mercado, este stupid marketing, supone:

  • Una visión comercial cortoplacista
  • Es una expresión de apego al productocentrismo
  • El cliente no es la finalidad, sino su dinero
  • El concepto de marca no importa
  • Por supuesto la fidelización es para otras empresas y marcas
  • Muy utilizado por "profesionales" pocos dotados para la comercialización eficiente
  • Es al tipo de marketing que mas se recurre cuando no sabe que es exactamente y que supone eso del marketing
  • Muy ubicado en Pymes (fundamentalmente, aunque podemos encontrar ejemplos en empresas de mayor dimensión) que dejan la comercialización en manos de neófitos en el tema
  • Este tipo de marketing suele provocar sistemas de ventas a puerta fría
  • En las campañas de stupid marketing se determinan su éxito por el volumen de ventas obtenidos, si tener en cuenta las ventas nocivas generadas, ni nivel de rentabilidad económica y comercial. En su monitorización se toman como relevante solo lo cuantitativo (likes, visitas, compartidos, etc?) y no como se ha conseguido ese dato
  • El cliente y su satisfacción no se tiene presente en esta forma de entender la comercialización

De igual manera debo comentar que el stupid marketing posee su nivel de éxito en eso que pretende, que como os comento es cuanto se vende, sin tener en presente ningún otro parámetro, por lo que se suele utilizar con determinados target, como personas desinformadas, público muy tendente a la compra impulsiva, sobre oferta muy poco diferenciadas, sin gran valor añadido, en productos de consumo poco diferenciados, en mercados masificados y poco definidos, mercados de poca tradición de marketing de otro tipo, para clientes predispuestos a lo saliente, etc?

El stupid marketing, los profesionales o personas que sepan de marketing, lo identificaran claramente, pues se caracteriza por algo que es creer que el cliente comprará lo que más le llame la atención, no lo que mas le interese para su situación. Es la máxima expresión de desprecio por el cliente, pues utiliza el stupid marketing asumiendo que su cliente es idem

TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...