PuroMarketing

Los datos en marketing multiplicarán por diez su alcance en 2018, sustentando cada uno de los componentes de la campaña publicitaria, y permitiendo a los profesionales del marketing crear una imagen completa de cada cliente individual. Así se recoge en el documento de previsiones del año próximo para la industria de tecnología de marketing recién publicadas por la tecnológica Sizmek.

El salto en la calidad de la publicidad digital será enorme el próximo año, en el que los profesionales del marketing finalmente alcanzarán "el santo grial" de la publicidad: experiencias personalizadas, y enviadas a la persona y momento adecuados mediante el canal correcto. El documento incluye cinco predicciones para 2018: el marketing predictivo se convertirá en una necesidad para las marcas; ganará precisión la métrica Lifetime Value (LTV) o valor de por vida; desaparecerán las "soluciones" tecnológicas ineficaces en publicidad que generan cierto caos en el sector y la industria alcanzará niveles muy superiores, enfocada en ofrecer experiencias óptimas al cliente y una publicidad altamente personalizada; la seguridad de la marca, uno de los desafíos más urgentes de la publicidad digital, será abordado por la Inteligencia Artificial (AI) y el aprendizaje automático o "machine learning" (ML), y la inteligencia artificial permitirá que todo se pueda hacer a una velocidad y escala como nunca antes se había hecho.

El marketing predictivo, una necesidad para las marcas

La mayoría de los vendedores (82%) cree que el marketing predictivo será necesario para mantenerse al día frente a los competidores en los próximos dos años, según un estudio Forrester 2017 encargado por Sizmek. La aplicación de inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático para evaluar los patrones de los clientes y sus comportamientos históricos son las mejores herramientas disponibles para los profesionales del marketing para ofrecer experiencias personalizadas y anuncios más significativos. A medida que la tecnología se desarrolle, los anunciantes podrán crear campañas en las que cada detalle se haya optimizado para su público objetivo, garantizando una experiencia con éxito que cale en el consumidor.

Aunque el marketing predictivo está destinado a revolucionar la industria y conducirnos a la próxima generación de publicidad altamente personalizada, también es probable que marque el final para aquellas marcas que no puedan seguir el ritmo tecnológico. Un 30 % actualmente usan sus propios datos para comprender las necesidades de sus clientes. No porque no reconozcan el valor del marketing predictivo, sino porque se ven obstaculizados por barreras como la falta de habilidades digitales, la comprensión y el tiempo. Los próximos años serán cruciales para las marcas: prosperarán aquéllas que utilicen el marketing predictivo para analizar, organizar y sacar partido a los océanos de datos que han recopilado para forjar relaciones significativas con los consumidores. Aquellos que lo hagan lucharán por sobrevivir. Juan Sevillano, director general de Sizmek España, asegura que "la inteligencia artificial ya no es opcional para los especialistas en marketing".