PuroMarketing

  • OPINIÓN
TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...

Opiniones inciertas de clientes que no existen, compra de followers, campañas fantasmas, mentiras en la red, trafico de datos, "pesadez" en la relación con el cliente, todo esto y más son el cáncer del marketing digital que si la empresa no extirpa, acabará con él y con su efectividad...

Más del 50% de las prescripciones u opiniones sobre productos en internet son resultado de clientes irreales o directamente pagados para dar buenas opiniones, en algunos casos más de 60% de los followers son comprados y/o irreales, los clientes detectan un nivel de mentira en las ofertas que le llegan por marketing digital incluso superior al marketing tradicional, nuestros datos son utilizados, "prostituidos" y compartidos con facilidad para fines que no siempre son ni fiables, ni lícitos o legales, todo por la venta y esa venta los matará, a la marca y al marketing digital.

El marketing digital nació como una respuesta de relación con el cliente en el ámbito on line. Podemos acceder de manera más fácil a ese cliente y no solo eso, sino que podemos anticipar sus gustos, comportamientos, necesidades para ponernos en contacto directamente con él e inmediatamente poder satisfacer un deseo o necesidad. Todo en el marketing digital se prometía como una herramienta que nos daría un salto cuantitativo y cualitativo en la comercialización, pero está cayendo en los mismo síntomas "cancerígenos" que mató a muchas marcas que utilizaron a su padre, el marketing tradicional.

A diferencia del marketing tradicional, el digital cuenta con cierta ventaja ante el cliente y es que la tecnología no solo hace más accesible al cliente, sino que este dota de cierta credibilidad a la tecnología y por ende a todos lo que proviene de ella. Mentir en el marketing digital o engañar al cliente con este, es mucho más fácil que en el marketing tradicional ya que es relativamente fácil crear una magnifica imagen de la oferta, puede ser muy (mucho más que su padre) persuasivo e insistente, en ocasiones demasiado como ya he compartido con vosotros, el marketing digital tiene más facilidades para mentir en la oferta, puede convencer al cliente con un valor decisivo en la compra como con falsos testimonios de clientes satisfechos o simplemente puede hacer viral una mentira o una fake haciéndola pasar por verdad creíble. Aprovechar estos recursos para vender a cualquier precio es demasiada ventaja para las marcas (las que no deberían estar en el mercado) y demasiada desprotección para el cliente.

¿Quién debería eliminar o neutralizar toda esa mentira para el cliente? Pues está claro que en primer lugar habrían de ser las marcas las que tienen la obligación de auditar o controlar sus acciones de marketing digital para que esto suponga un valor para el cliente y no una gran mentira o fraude, si esta no hace su trabajo, deberían de ser las plataformas o recursos que acogen y que venden las ofertas de estas marcas nocivas, las que deberían eliminar cualquier atisbo de fraude o engaño en las marcas clientes (esto es utopico verdad, cuando como ya os comenté que la mentira es más rentable que la verdad y de más fácil aplicación, pero lo cierto y verdad es que a algún monstruo le va a costar tener que cambiar de nombre por perdida de reputación de su anterior naming, circunstancia que no cambiará nada si no cambia su forma de actuar, de vigilar y de atender al cliente), de igual manera, debería existir una legislación mucho más clara y contundente contra todas esas actuaciones fraudulentas al nivel que sea, todo lo que no se corresponda con la realidad ha de ser penalizado para protección del cliente y para la filtración necesaria de la marcas que merecen estar en el mercado y las que no. Es increíble, pero la mentira en el marketing digital aún sigue teniendo demasiada impunidad y facilidad para su trabajo en "la jungla" de la red. Esto debería actualizarse a nivel legislativo y evitar gran parte de todas las incidencias negativas que se están produciendo.

No me gustaría que quedara la sensación de que pienso que el marketing digital solo soporta o supone una gran mentira de cara al cliente. Estoy seguro de que el marketing digital es el arma más potente para la comercialización de la historia, y que por ende, hay que cuidarlo para no utilizarlo o no permitir que se utilice como engañabobos o para el desprecio por el cliente, ya que su espíritu es totalmente el contrario, el de satisfacerlo lo antes posible, de forma más personal y con mayor inmediatez. Por lo tanto, es importante que la marca sepa que tiene una herramienta sumamente contundente para relacionarse con el cliente y que eso supone una responsabilidad comercial, de branding y legal muy importante. Poseer un gran poder, supone una gran responsabilidad.

Todos los esfuerzos de las marcas y plataformas por publicar opiniones reales de cliente reales, por mostrar los followers reales que poseemos, por mostrar ofertas que no faltan a la verdad, por relacionarse de una forma natural y del agrado del cliente, todo esto tendrá premio en la comercialización de estas marcas, porque el valor que más vende es cuando una marca es de confianza para el cliente, todo lo que aleje a la marca de esto, será alimentar el "cáncer" en su comercialización.

Si el marketing digital no se autorregula en beneficio del cliente, ese marketing digital especulativo y defraudador creará una bolsa o escenario en el mercado en la que el cliente meterá a todo el marketing digital y que acabará con la potencia de esta herramienta tan necesaria para la marca ... y el cliente. Mostrar o demostrar la verdad de tu marketing digital, siempre tiene premio

TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...