Postgraduado en Dirección de Marketing y Ventas por la Universidad de Barcelona. Dedicado al sector...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Bienvenid@s todos a este mundo, el mundo de las emociones y las personas. Como ya sabemos "El marketing está en crisis" (como casi todo en este momento). Ya hace tiempo que se lleva escuchando esta frase durante los últimos años de la mano de prestigiosos investigadores y universidades de todo el mundo y en todos los aspectos.

Es más que una realidad la de que el marketing está en crisis, y el mundo está en constante evolución. Por lo que me hace pensar ¿Cómo sería un mundo donde las empresas  y personas lucharan por construir un bien o servicio de calidad? ¿Cómo sería el mundo si las empresas las dirigieran personas y no números ni cifras? ¿Pueden ser compatibles las personas y los beneficios?. A través de este libro y mis más de 19 días y 500 noches pensando, me lanzo remitiéndome a las pruebas a decir que

El marketing tradicional No funciona

Como sabemos esta metodología además de ser muy costosa y limitada a empresas con capital, actualmente se está demostrando (y no solo a través de estudios, hablamos de resultados) que en la actualidad existen otros métodos alternativos que logran objetivos con mayor rapidez, menor coste y mayor responsabilidad social.

Son muchas las ideas que me llegaron de la mano de grandes profesionales y amigos que con toda confianza me daban su opinión de cómo se podía hacer un mundo mejor ¿Y por qué no adaptar esas ideas al mundo del marketing? ¿Sería posible crear un marketing socialmente responsable? ¡yo pienso que sí! Y el mundo necesita crear una atractiva alternativa al marketing tradicional..

Sal a la calle, y verás que es evidente que las cosas han cambiado de tal manera, que ahora nos damos cuenta que lo único que importa en la vida son las emociones, los sentimientos y las personas.

Quizás tuvimos que darnos cuenta antes de dejar de ser "personas" que los sentimientos y las emociones forman parte indispensable de nuestra vida ¿no creéis?

Porque,... Las emociones forman parte de nosotros

Estamos viviendo una época en el mundo empresarial de caos donde literalmente "da asco" salir a veces a la calle y mucho menos, ver las noticias,...  desempleo, malas noticias, corrupción, sube la luz, suben los impuestos,...crisis, crisis y más crisis (en este momento todos me daréis la razón). Pero tenemos dos opciones:

  • La de mi padre: es que va todo fatal, mira la crisis,... que no vendemos nada (nos limitamos a ver la adversidad)
  • La que quiero que toméis: si esto con la crisis no funciona, tendremos que cambiar algo para que vuelva a funcionar (ante la adversidad desarrollamos nuevos recursos)

En el mundo del marketing la cosa no es mucho mejor. Todo son  malas noticias, la diferenciación de empresas y productos es casi imposible debido a que el mercado está sobresaturado de marketing, comerciales, publicidad y más y más publicidad... vayas por donde vayas todo intenta crearte la necesidad imperiosa de comprar, siendo la cruda realidad que lo único que aporta y crea en nosotros, es una sensación de agobio constante (más asco).

Y ¿qué hace alguien como tú en una crisis como esta? (A.P.A) Analizar, Proponer y sobre todo Actuar. Necesitamos más que nunca plantearnos nuevos retos y objetivos, nuevas formas para devolver a los clientes los estándares de confianza que siempre tuvieron, creando una forma socialmente responsable de devolverles la confianza para que a la vez repercuta en devolver la estabilidad de la que gozaban las empresas antes de la actual situación económica.

Para ello, como he comentado antes necesitamos incitar a todas las empresas a eliminar la opción de ver a los clientes como dinero, y la empresa como opción única de conseguirlo:

EMPRESA = VENDER y CLIENTE = DINERO VS EMPRESA = GENERA EXPERIENCIAS y CLIENTE = PERSONA

¿Cuántas empresas que dicen que están orientadas al cliente tienen un interés real por el cliente y no solo por  sólo por la cifra de ventas?. No queremos meteros en la mente que las ventas no son importantes, pero en lo que si os queremos concienciar es en la forma de conseguirlas.

¿Cuántas empresas que dicen que están orientadas al cliente, tienen realmente una cultura orientada al cliente? (si, hablo de cultura,... porque los planes son meditados y con un plazo marcado, mientras que la cultura sale de nuestro corazón para permanecer en nosotros y nuestra empresa).

¿Cuántas empresas que afirman que está comprometida con el cliente, realmente lo están y no se empeñan en seguir vendiendo productos en vez de ofrecer servicios y soluciones? (observar la diferencia de vender productos, a soluciones).

Tenemos que entrar en razón y ver la realidad que acompaña a nuestra empresa para poder empezar a realizar cambios, porque lo mejor que puede tener una empresa es un cliente fiel a nosotros, un cliente de corazón que confíe realmente en nuestra empresa y disfrute de nuestros productos/servicios debidamente (porque no hay mejor publicidad que un cliente enamorado). Para ello tenemos que ver al cliente como lo más valioso en la cadena de nuestra empresa, ya que es el que valora, compra, siente nuestro producto y se convierte en el fulminante Cesar que decide el futuro de nuestra empresa. El cliente es el único con la potestad de quedarse finalmente con el producto que más le inspire "confianza" y cumpla con la mayoría de sus expectativas. Por lo que habrá que cuidarlo y ofrecerle productos de calidad ¿no?

Bien pues de este modo, las emociones acercan una nueva forma de comunicarnos a ellos, eliminando obstáculos temporales y permitiendo a todo el mundo conocer nuestra empresa por lo que realmente transmite: por los sentimientos, ya que a la hora de la verdad el producto no puede ser único, pero la atención al cliente, y lo que se inspira y hace sentir sí. Nadie dijo que diferenciarse fuera fácil, pero tenemos otro aspecto positivo, y es que a través de los sentimientos además de ayudar a los clientes, te ayudará también a ti mismo:

No hay nada mejor que hacer las cosas desde el corazón: sincera y fielmente

No olvidemos que siendo socialmente responsables, humanos, y teniendo en cuenta los sentimientos se puede ganar a la gente en todos los ámbitos de nuestra vida, y estos son recursos que tenemos que saber utilizar  fiel y adecuadamente.

Espero que a través de esta larga intensa introducción haber transmitido mi idea para crear nuevas políticas de marketing y empresas. Con mi único fin: ayudar a todos a sentir y a volver a ser personas utilizando nuestros recursos, recursos de verdad, que  salen del corazón.

Postgraduado en Dirección de Marketing y Ventas por la Universidad de Barcelona. Dedicado al sector...
ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo