Director General de InfoSol. MBA y Consultor en Dirección, Planeación Estratégica, Mercadotecnia,...
PuroMarketing

Las relaciones públicas han sido vistas como un elemento secundario en las estrategias corporativas, desempeñando un rol de soporte para contribuir a lograr las metas del negocio. Sin embargo, aunque pocas, existen compañías que han sabido capitalizar todo o casi todo el potencial de las RP, convirtiéndolas en una parte esencial de su estrategia de marketing focalizada en mantener y elevar los estándares de desempeño y credibilidad del negocio.

Sin duda, romper con el viejo paradigma en torno a las relaciones públicas, es un desafío que les "quita el sueño" a los directores y gerentes de marketing y comunicación, ya que regularmente sus áreas son las más "castigadas" en cuanto a la asignación de presupuesto, así que resulta importante saber cómo obtener un mayor presupuesto, o bien, como usar adecuadamente el que se consigas para lograr lo que deseas.

Sabiendo la importancia de dar respuesta a estas necesidades, te quiero compartir algunas ideas que te ayudarán a lograr un mayor presupuesto para el área de RP, así como una manera eficiente de utilizarlo.

Cambia la percepción acerca de RP

Si tienes problema para convencer al liderazgo (C-Suite) de tu compañía acerca del presupuesto para relaciones públicas que, consideras, necesita tu marca, entonces podrías empezar por cambiar la percepción interna. La mayoría de los líderes de negocios piensan en los rubros presupuestarios como gastos; sin embargo, las actividades de relaciones públicas, como la mayoría de las actividades de marketing, deben ser vistas como inversiones que una marca hace y que generan un retorno. Al vincular ciertos objetivos y resultados a tu presupuesto de relaciones públicas, puedes cambiar la manera en que tu CEO y sus colegas perciben la importancia de llevar a cabo este tipo de esfuerzos.

Vende el valor de RP

Las relaciones públicas se tratan de cómo tu marca se relaciona con sus clientes; RP busca conectar con las audiencias y gestionar la reputación de la marca y el negocio, así que son un activo de gran valor. Y qué mejor que dar a conocer este valor a la c-Suite, señalando cada uno de los beneficios: Mayor promoción de productos y servicios a través de cobertura en medios de comunicación, Mejora del perfil de la marca hasta convertirla en fuente confiable de información, Construcción de relaciones fuertes y continuas con audiencias que importan, Gestión y cuidado de una buena reputación, Impulsor de la demanda de productos y servicios, y Detonador de la moral al interior de la organización.

Optimiza tus gastos actuales

Si recibiste presupuesto el año anterior, revisa cómo estuvo distribuido el gasto, en qué tipo de tácticas, cuáles fueron las menos y las más efectivas. De esta manera, podrías eliminar algunas actividades, y obtener los mismos o mejores resultados llevando a cabo otras acciones. De lo que se trata es de usar el dinero que estás colocando en esfuerzos que realmente no necesitas o que resultaron poco efectivos, para aumentar tu presupuesto en otra parte.

Prioriza las actividades

Tu presupuesto de relaciones públicas podría no ser suficientemente grande para que puedas llevar a cabo todas las actividades que deseas; así que tendrás que decidir en cuál de éstas invertirás de acuerdo con el potencial que tienen para beneficiar a tu marca, por tanto, debes asegurar el capital para aquellas que más pueden ayudar a tu compañía. Además, es recomendable que mantengas una lista de eventos o actividades para las que tu presupuesto no alcanzó, de manera que si llegas a tener un capital adicional disponible, puedas realizarlas en orden de alta prioridad.

Alinea tus esfuerzos de RP con tus objetivos de negocio

Considera el rol de RP como herramienta para ayudar a los objetivos estratégicos de tu organización. Una alineación correcta requiere de un entendimiento y flexibilidad mutuos (equipo de RP y líderes de negocio) durante el proceso anual presupuestario, acerca de cómo la inversión en este rubro puede apoyar el logro de objetivos de la compañía. Ten presente que las RP son muchos más que un trabajo de relación con medios, se trata de una función estratégica que requiere involucrarse en la planeación, formulación e implementación de estrategias para el éxito de una organización.

Apóyate en los resultados

Si tú eres el o la responsable del área de marketing, relaciones públicas o comunicación; puedes sugerir a tu director llevar a cabo una junta con otros directivos de la compañía, en la que tú o alguien más de tu equipo presenten los resultados de las actividades realizadas. Si trabajas con una agencia de RP, invítalos a estar presentes durante la presentación de resultados, después de todo, tu agencia es como una extensión de tu equipo y pueden llevar una perspectiva completamente nueva.

Bien sabemos que en épocas de "vacas flacas", los negocios buscan hacer más con menos; sin embargo, cuando se trata de promoción, a veces es necesario invertir lo necesario, sabiendo de antemano que ésta es una parte esencial para impulsar las ventas.

¿Cuánto debes solicitar? Pues bueno, los presupuestos, al igual que los costos de vida, varían ampliamente dependiendo de la ubicación, la industria, el tipo de estrategias, tus objetivos, entre otros factores de tu compañía. Lo cierto es que un alto presupuesto no te garantiza que vas a conseguir los mejores resultados, ni viceversa, un bajo presupuesto no debe ser visto como causa de resultados poco satisfactorios.

Como dice una frase célebre del inversionista estadounidense Seth Klarman: "El éxito en la inversión no se puede explicar en una ecuación matemática o en un programa informático, es un arte". Así que utiliza el poco o mucho presupuesto que te sea asignado, de manera estratégica; puedes incluso asesorarte con expertos en relaciones públicas, quienes te darán alternativas de cómo utilizar ese presupuesto para lograr resultados exitosos no sólo para tu marca sino también para el negocio.