Opinión
Marketing
Marketing individualizado y sostenibilidad, unidos de la mano
Publicado por Carlos Sánchez
CEO de Snippet

Existen multitud de estrategias de marketing (masivo, branding, etcétera) que utilizan los expertos para fidelizar a sus clientes. Pero sin duda hay una que, bien realizada, puede catapultar a la marca directamente al centro del corazón del consumidor. El marketing individualizado es una estrategia que cada vez más empresas quieren poner en marcha en sus campañas para llegar al top of heart de sus usuarios.

Estas técnicas de marketing se basan en la lógica del “uno a uno” real, en la que cada individuo recibe el mensaje oportuno en el momento adecuado y a través del canal que más utiliza. Personalizar el mensaje lo máximo posible y hacer que el consumidor se sienta especial y valorado supondrá que los usuarios se sientan identificados con los valores de la marca y, de este modo, se podrá establecer una relación a largo plazo duradera y leal.

De hecho, combinar las campañas para conseguir despertar una emoción en el usuario pasa necesariamente por humanizar la marca, y vincular los intereses de los consumidores con los de la propia compañía. Es imprescindible que los clientes conozcan los valores de la empresa, y a través del marketing individualizado no solo se consigue que los conozcan, sino incluso que los defiendan a largo plazo.

En la actualidad, uno de los valores empresariales más importantes es el compromiso con el medioambiente por parte de las organizaciones. Según el Estudio Fundacional de Kantar de 2021, la sostenibilidad está muy presente en la mente del consumidor, y siente que son las empresas las que deberían asumir la responsabilidad de abordar los problemas de la sociedad entorno a la sostenibilidad.

En línea con esto, el consumidor está dispuesto a castigar a las marcas que no considere sostenibles: un 42% ha dejado de comprar productos o servicios por su alto impacto ambiental. Además, un 51% quiere hacer más para ser más consciente del planeta y el medio ambiente, y un 70% piensa que no tiene suficiente información sobre cómo de éticos o sostenibles son los productos que consume.

Esta “eco-conciencia” de los usuarios se traduce directamente al consumo. Los usuarios apuestan cada vez más por las empresas cuyas prácticas sean respetuosas y socialmente responsables con el medio que nos rodea, pero no solo porque la sostenibilidad sea intrínseca a la empresa sino también porque la marca sea capaz de comunicarlo de una forma original, que involucre al consumidor y le haga partícipe de ese compromiso y responsabilidad.

Es en este punto en el que el marketing individualizado cobra importancia, sobre todo como una estrategia que puede ayudar a la empresa a posicionarse como socialmente responsable, a la vez que se desarrolla un vinculo con el consumidor que ayuda a cambiar la visión que éste tiene de la marca, con el objetivo de transformar un cliente normal en un súper cliente que actúe de embajador de la empresa y su filosofía a largo plazo.

Publicado por Carlos Sánchez
CEO de Snippet

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!