Especialista en corporate brand, reputación de marca, marketing communication y reputación on line...
PuroMarketing

Coincidiendo con la publicación del informe 2013 del Country RepTrack del Reputation Institute, creo que vale la pena reflexionar el por que la marca España ha caído una vez más en dicho indicador.

No me canso de repetir nunca que cuando hablas de marca hoy en día, el mercado da por hecho que dicha marca puede ser una marca comercial, una entidad sin ánimo de lucro, un equipo de fútbol, una administración pública, un edificio y por qué no un país. Bajo el concepto de marca cabe perfectamente el hablar también de España como una marca.

Si que tenemos claro quien gestiona la marca cuando se trata de una empresa. Lo que no queda tan claro es quien es el gestor o el responsable de una marca país: ¿el pueblo, los ciudadanos, el parlamento, el rey de España, el gobierno de la nación, el presidente del país?

Es difícil dar respuesta a esta pregunta ya que no tengo ni idea de quien es el responsable de gestionar la reputación de la marca España. Tal vez ahí empieza a radicar el problema de confianza que tiene nuestro país hacia dentro y hacia afuera.

Cuando hablas de gestionar la reputación de una marca, insisto en el hecho de que hay que gestionar las 3C%u2019s: cultura, comportamientos y comunicación. Y también digo que la responsabilidad de la gestión de la reputación recae en la alta dirección de la compañía. Haciendo este símil con la marca España, creo que los máximos responsables de nuestro país deberían ser los gestores de la reputación de la marca España. !!Uyyy¡¡ esto ya no lo veo tan claro.

Para reconstruir, por que estamos "bajo mínimos", la reputación de la marca España creo que es necesario que los dirigentes encargados de la reputación de nuestro país, primero de todo se lo tomen en serio y después sean capaces de darle una revisión a la cultura y a las maneras de hacer las cosas, para que al final con la comunicación sean capaces de generar la confianza y la credibilidad en todos los grupos de interés, tanto internos de nuestro país como los externos, para así volver a confiar en la marca España que según el Reputation Institute se debe sustentar en 16 atributos agrupados en 3 dimensiones: calidad de vida, nivel de desarrollo y calidad institucional.

Para acabar, España ocupa el lugar 18 sobre 65 de los países más admirados del mundo. Los 5 primeros son: Canadá, Suecia, Suiza, Australia y Noruega. ¿Por qué no copiamos lo que hacen ellos?: no hace falta inventarnos las cosas, solo copiar y mejorar lo que hacen los demás. Es así de fácil, en principio.

Especialista en corporate brand, reputación de marca, marketing communication y reputación on line...