PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Durante el confinamiento por el coronavirus, muchos fueron los que aprovecharon esas semanas para acceder a cursos de formación o para ampliar capacidades y conocimientos vía elearning. La formación a distancia vivió un momento de boom. Los datos de la plataforma INTECCA de la UNED, por ejemplo, pueden usarse como muestra del boom: el número de usuarios creció en un 350% y en conexiones batieron sus récords históricos. La demanda de cursos online de marketing y de publicidad se disparó durante esos días y muchos marketeros aprovecharon para adquirir conocimientos que se les habían quedado en la lista de pendientes.

Pero ahora que volvemos a la normalidad, o mejor dicho estrenamos la nueva normalidad, no hay que frenar en ese impetú de adquisición del conocimiento. La experiencia durante la crisis del coronavirus ha eliminado las barreras de entrada y los prejuicios que podían tener todavía algunos potenciales alumnos y ha hecho que descubran los beneficios de la formación a distancia. Esas experiencias serán las que los harán seguir usando los cursos y formación a distancia durante los próximos meses.

Y el verano ha sido, tradicionalmente, un buen momento para formarse. Muchas son las razones que hacen que el verano sea una oportunidad para refrescar conocimientos y este año no será una excepción. Los cursos de marketing online siempre están disponibles, cierto es, pero el verano favorece una situación en las que es más fácil dedicarse a ello.

Tenemos más tiempo libre y más oportunidades para sentarnos a estudiar. El coronavirus no ha podido con los cursos de verano, pero tampoco lo ha hecho con la voluntad de aprovechar el momento para adquirir nuevos conocimientos.

Pero ¿por qué deben aprovechar el verano los marketeros para mejorar y ampliar conocimientos?

Es un momento de parón y de tomarse las cosas con más calma

Incluso aunque no se esté de vacaciones, el verano suele implicar reducir la velocidad a la que ocurren las cosas y que todo fluya con un poco más de calma. Quien haya tenido que quedarse en alguna gran ciudad trabajando en agosto lo sabrá perfectamente. No solo el metro está más vacío, sino que también se reciben menos correos electrónicos y menos interrupciones. Se podría decir que se trabaja de un modo más fácil y fluido, lo que hace que en cierto modo - aunque hagamos las mismas horas de trabajo - se tenga más sensación de calma.

Para las empresas es una oportunidad para dejar a sus trabajadores que hagan cursos de formación interna, que se pueden seguir online. Para los trabajadores, es muchas veces el momento de pararse a hacer balance de todo lo hecho hasta ahora y de las cosas pendientes. Muchas veces eso implica ponerse al día de las cosas que se han quedado en el tintero y de las novedades sobre las que no se han aprendido todavía todo lo que debe saberse.

Los programas de formación más largos no suelen estar abiertos

El verano no es el momento en el que se suela empezar un máster. De hecho, lo habitual es que los plazos para ese tipo de formación, por mucho que se haga a distancia, estén completamente cerrados y que no arranquen hasta que no empiece el curso lectivo.

Por tanto, los programas más largos y que requieren más horas y más dedicación no están disponibles y quedan los cursos de especialización o los cursos de verano. El verano es el momento de hacer esos cursos más breves y más directos que abordan cuestiones concretas y que ayudan a mejorar y refrescar conocimientos o a entrar en contacto con nuevas tendencias.

Y como son más cortos y más concretos es mucho menos probable que acabemos sintiendo la tentación de tirar la toalla o de abandonar a la mitad.

Es una oportunidad para formarse en lo concreto

Por todo ello, el verano permite hacer reciclaje y adquirir conocimientos específicos. Es el momento de hacer ese curso online que por fin permitirá comprender qué ha cambiado esa nueva red social o cómo incorporar esa herramienta tecnológica.

ESERP Business & Law SchoolUDIMA, Universidad a Distancia de MadridIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo