PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los motores de búsqueda siguen siendo el canal más usado para encontrar información sobre productos y servicios

Según el estudio 'La influencia de Internet en las decisiones de compra', realizado por TNS en seis países europeos, el 55% de los internautas españoles utiliza las webs de fabricantes o proveedores para buscar información en Internet sobre productos o servicios, convirtiéndose en el segundo canal de búsqueda más importante en nuestro país. En primer lugar se encuentran, como cabría esperar, los motores de búsqueda, al que acuden siete de cada diez internautas.

El estudio revela que si bien los buscadores son también la principal fuente de información para los internautas europeos, la búsqueda a través de las páginas web de fabricantes no es tan extensiva, puesto que son apenas el 38% de los alemanes, el 35% de los británicos, el 29% de los franceses o el 28% de los holandeses quienes acuden directamente a estas webs.

Según Julián Atienza, Director del estudio en España “Debido a la alta incidencia de las búsquedas en las webs de fabricantes o proveedores de servicios, es fundamental que las empresas tengan una buena página web, constantemente actualizada, y que contenga la información que está buscando el consumidor fácilmente localizable, para no perder oportunidades de negocio”.

En España, las webs con mapas de ciudades son el tercer canal más importante de búsquedas, con una frecuencia de visitas del 33%. Por otra parte los canales web 2.0 (redes sociales, blogs, etc.) todavía no se utilizan mucho para realizar búsquedas en la mayoría de los países, sin embargo, comparado con otros países, los internautas italianos y españoles son los que utilizan estos canales con una mayor frecuencia.

¿Cuál de las siguientes alternativas para buscar información en Internet sobre productos o servicios utiliza casi siempre o a menudo?

Según la función que desempeña para el internauta, el estudio agrupa los canales de búsqueda de información en cuatro tipologías:

Asesor: Las webs de detallistas y de comparación de precios asesoran al consumidor ofreciéndole información detallada y de confianza.

Guía rápida: buscadores, webs de fabricantes, de subastas y de mapas.

Formadores de opinión: webs de opiniones de consumidores, de críticos profesionales independientes y blogs, ya que ofrecen opinión y recomendación

Inspirador: Las nuevas ideas vienen de la inspiración de los microblogs y la actualización de los portales de video. 

Atienza añade "En nuestro país las recomendaciones online funcionan mejor que en otros países, ya que nos encontramos con internautas más abiertos y dispuestos a escuchar a personas que han tenido ya alguna experiencia previa con el producto o servicio que están buscando. Las empresas deben prestar cada vez más atención a todo lo que se dice en la red, y tener una estrategia orientada a los nuevos canales de búsqueda de información online".