CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentaba entre mis círculos cercanos que este año parecía que la Navidad aun no había llegado. Me refiero a ese sensación habitual, a ese momento que parecía anticipar y adelantar las sensaciones a las mencionadas fechas festivas del calendario tradicional. Y claro, resulta que el elemento psicológico que durante tanto años ha funcionado de palanca, este año a mi opinión personal, ha fallado.

En antaño, cuando la publicidad navideña desembarcaba en televisión, marcas y empresas como el Corteinglés con su primer anuncio navideño, daban el pistoletazo de esta época estival. Al menos nos preparaba emocionalmente. Más tarde, fueron los populares anuncios del sorteo de la lotería de Navidad, los que tomaron el relevo y nos entusiasmaron con sus historias y propuestas televisivas. Después de aquello, a muchos nos costó acostumbrarnos a la ausencia del mítico "calvo de la lotería". Ya nada parecía que pudiera volver a ser igual.

En 2013, fuimos testigos de la mayor "aberración publicitaria" tras la puesta en escena de los populares artistas Monserrat Caballé, Raphael, Bustamante y Marta Sánchez. Cómo debería terminar aquello para que la propia Monserrat Caballé terminará reconociendo aquello de "El anuncio de la Lotería es horroroso". Eso sí. Tal esperpento de anuncio al menos sirvió para que resurgieran con fuerza la imparable moda de las parodias y los "memes navideños".

Por suerte para todos y el bien de nuestra salud, la publicidad navideña regresó en 2014 con una Historia completa y emocionante. El anuncio del "Bar de Antonio" se convirtió en un éxito total alabado por todos y que supo satisfacer tanto al público tradicional como a los que esperaban su llegada como "agua de mayo" para destripar el mismo y hacer de su historia una nueva parodia.

En la actualidad, seguro ya todos conoceremos a "Faustino", el protagonista del spot animado de la lotería de este año 2015. Un anuncio que si bien no ha estado exento de polémica y con más críticas que alabanzas, parece que ha pasado casi inadvertido. Un anuncio soso, "pasteloso", aburrido y cansino que pretendía emocionar y ha terminado aburriendo. Y no solo eso, sus peculiaridades han dado poco juego para quienes esperaban algo con lo que juguetear y hacer nuevos "memes".

Y volviendo a la charla con mis íntimos, comentábamos la "voz en off" de uno de los bloques publicitarios que se refería al mismo como "el anuncio del que todos hablan". Y un pollón.... Perdón, pretendía decir, que este anuncio pasará por nuestras vidas sin pena ni gloria, porque lo que ha causado expectación y se ha convertido en el gran "meme" navideño es, al margen del debate político, el "negro del pollón". De eso es de lo que verdaderamente habla todo el mundo y cuya pose y estampa gráfica, en sus infinitas versiones y variaciones, ha pasado ya por los Whatsapps de la gran mayoría de los españoles.

No pretendo que el final de este artículo termine pareciendo a muchos una simple vulgaridad. Se trata de analizar como suceden tales fenómenos para comprender y aprender del por qué realmente la gente no habla del anuncio navideño de este año, y la fotografía de un hombre de color "superdotado", que omitiré evidentemente, se ha convertido en lo más viral del momento. Algo sobre todo de lo que deberían de tomar nota algunos ilustrados publicitarios. La sociedad y las tendencias están cambiando y a lo mejor, solo a lo mejor, habría que dar a la gente más de lo que le gusta y demanda, en vez de intentar fabricar historias y spots para ganar premios en los escenarios. Y no me refiero a que el año que viene alguien proponga un anuncio repleto de tetas o "nabos", pero al menos algo con lo que la gente sepa emocionarse de verdad y divertirse ante la llegada de la tan nostálgica Navidad. ¡Feliz Navidad!

CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión
Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo