PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Las nuevas tendencias de los consumidores en la decoración de su hogar, junto con la fuerte caída que está experimentando la publicidad en revistas especializadas, plantean importantes desafíos a los medios para adaptarse a las necesidades y exigencias, tanto de los consumidores como de las marcas.

A menudo, nos encontramos con una idea preconcebida que considera la decoración como algo elitista y, por tanto, fuertemente ligada a la clase social. Pero lo cierto es que la cultura es el principal factor que influye La decoración hoy Años atrás, el componente emocional en la decisión de compra del mueble era un elemento exclusivo de las clases sociales media-alta y alta. Se creaban para ellas muy variados estilos de muebles, mientras que los criterios de decisión del resto se basaban en atributos funcionales de producto y/o servicio.

En España, la tendencia de los últimos años demuestra que se entiende cada vez más la decoración como una necesidad personal, cambio especialmente precipitado desde la irrupción de IKEA en el mercado español en al año 1995.

IKEA incorpora a los conceptos de funcionalidad y precios asequibles que se valoran en el momento de la compra y la toma de decisión, conceptos emocionales como la experiencia de compra o el diseño, originando de este modo un nuevo paradigma en el mercado del mueble. De este modo el concepto de las tiendas tradicionales es desplazado hacia un segmento más limitado de la población, habitualmente consumidores de poder adquisitivo medio-alto y alto, que se harán los muebles a medida y que valoran muy positivamente el trato personalizado y directo.

La entrada de este nuevo concepto ha hecho variar los hábitos de compra de los consumidores, los cuales ya no rigen el 100% de sus compras para el hogar en la necesidad, que ahora pasa a ser una pequeña parte de la razón para adquirir nuevos complementos o redecorar las estancias del hogar Desde hace ya unos años, las personas necesitamos cada vez más encontrarnos y movernos en un creación de ambientes únicos, todo ello respaldado por una marca que busca ser líder en su segmento, y unos productos con características como la buena calidad o un diseño que determina.

las nuevas tendencias

La publicidad en el mundo de la decoración Escoger el medio más idóneo para transmitir todos estos mensajes funcionales y emocionales, y las ideas que define cada marca, es uno de los factores más importantes para que una campaña publicitaria alcance los objetivos fijados inicialmente.

El sector de la decoración cuenta con un gran número de revistas especializadas en esta temática, que a su vez se encuentran subdivididas según el perfil de los lectores. Se pueden considerar tres grandes categorías según el target de las mencionadas revistas: el profesional y gran prescriptor de marcas, el comprador particular, y los distribuidores.

En el mercado español se registra un total aproximado de 26,5 millones de lectores de revistas, considerando las duplicaciones entre diferentes títulos. Analizando los datos, se extrae que esta suma desciende a 6,3 millones de personas que compran revistas del sector decoración; de este grupo de casi algo más de 6 millones, las mujeres representan el 76% del total de lectores.

En cuanto a la edad, la máxima audiencia se concentra entre la población de 25 a 54 años, siendo la franja entre 35 y 44 años la que registra el mayor porcentaje con un 27,5%; el target entre 25 y 34 años tiene un peso representativo del 21%, igualándose con los lectores de 45 a 54 años. El 38% de los lectores de este tipo de revistas son considerados de clase social alta y media alta, mientras que el 43% son de clase social media-media.

Como hemos visto, el perfil para este tipo de revistas es muy amplio, de modo que para poder definir un plan de publicidad resulta imprescindible conocer la estrategia de la marca: las épocas del año de mayor interés para las ventas, a quién se debe orientar el mensaje, la tipología de la campaña (promoción, branding, rebajas, lanzamiento, etc.), y por supuesto el presupuesto del que se dispone. Todo esto debe conducirnos a la elección de los medios y soportes más afines según la cobertura geográfica, la audiencia (perfil del lector según sexo, edad, poder adquisitivo, actividad profesional, lugar de residencia, etc.), y el estilo del medio (práctico y funcional, estética y tendencia).

En España existen actualmente más de 20 títulos de revistas especializadas en decoración, y como en el resto de mercados internacionales, se concentran en diferentes grupos editoriales.

Alternativas en publicidad

Como comentábamos anteriormente, establecer de forma clara el objetivo de la campaña es imprescindible para definir una buena estrategia de medios.

La cobertura, el mensaje, la duración o el presupuesto de la campaña, configuran la información que determinará los medios más idóneos para su desarrollo, pudiendo ser la TV, la radio, la prensa, los medios online o, como hemos ido viendo hasta el momento, las publicaciones especializadas en decoración. Las revistas femeninas con una temática centrada en cuidados de belleza, salud, conciliación de la vida familiar y profesional, o la educación de los hijos, son otro medio utilizado puntualmente por las marcas de decoración y textil para el hogar. Los suplementos de los diarios con carácter más cultural (El País Semanal, Yo Dona, El Magazine de La Vanguardia...) y los especializados en decoración o temáticas puntuales (Shopping Style, Lujo, Extra Casa, Especial regalos...) también se cuelan puntualmente en los planes de publicidad de las marcas de decoración, puesto que cuentan con una audiencia significativa entre el público femenino.

En estos soportes encontramos una variada gama de anunciantes que acostumbran a utilizarlos en su planificación con el objetivo de reforzar la comunicación de alguna promoción, o bien consolidar su imagen de marca entre un público de poder adquisitivo medio, medio-alto, con un nivel cultural medio, elevado y con interés por su bienestar y el de los que lo rodean. El criterio de elección entre un soporte u otro tiende a ser la frecuencia de su publicación: mientras las revistas femeninas son en su mayoría mensuales, los suplementos de los diarios son semanales y los extras especiales se publican 1, 2 o 3 veces al año exclusivamente.

En cuanto a la radio, es un medio que aporta una alta frecuencia, una comunicación prácticamente inmediata, y una amplia oferta de emisoras generalistas y musicales con opción a desconexiones regionales y/o locales, con lo que aportan a las inserciones publicitarias el poder del refuerzo de la comunicación en plazas muy concretas. Además, si se considera el hecho de que conlleva una inversión económica inferior a la que debe destinarse para aparecer en otros medios, la radio goza de una elevada eficacia en las campañas de comerciantes locales y/o de pequeños fabricantes, así como en las campañas publicitarias puntuales como promociones, nuevos lanzamientos, rebajas o inauguración de nuevos locales.

Por su parte, Internet gana cada día una mayor cuota de inversión. Es un medio que permite llegar tanto a población masculina como femenina y con cierta tendencia a un perfil más joven que el de las revistas, la radio y el resto de medios escritos. Para el sector de la decoración, Internet se convierte en una herramienta que permite un elevado grado de segmentación a partir de una inversión mínima. En España, se dispone de una versión online de las 

revistas de decoración del grupo Hachette desde hace ya más de 3 años, mientras que editoriales más pequeñas todavía no disponen de ella; las pertenecientes al grupo RBA han estrenado a mediados del año 2009 webs especializadas en decoración a modo de buscadores.

El sector cuenta también con webs especializadas en decoración mediante blogs: DecoraEstilo, Facilisimo, Espaciohogar, Decoesfera, etc. Todas ellas aportan dinamismo a la publicidad gracias a sus diferentes secciones, los foros de usuarios que podrán dar su opinión sobre marcas, servicios y tendencias y con opiniones de expertos en decoración, que actualizan la información diaria o semanalmente.

La facilidad y libertad de comunicación que ofrece en las diversas modalidades de comunicación (blogs, redes sociales, webs especializadas, etc.), convierten a este medio en una herramienta directa e indirecta para divulgar la imagen y los mensajes de una marca (novedades, promociones, descuentos, etc.). En cuanto a la publicidad, hoy por hoy Internet está abierto a todo tipo de formatos, pudiendo diseñar banners fijos, rotativos, desplegables, screen banners o vídeos, que permiten aproximar las ideas y las tendencias al lector sin que este deba moverse de su casa o puesto de trabajo.

¿Y qué pasa con la televisión? Actualmente es el medio que registra una mayor audiencia y cobertura a nivel nacional para todos los perfiles pero, a su vez, también es el medio con un coste por mil (CPM) más costoso y el coste que supone la grabación de un spot de calidad es muy elevado. Este medio, a nivel nacional, queda descartado para una gran mayoría de los anunciantes del sector de la decoración, que se ven obligados a buscar medios alternativos más económicos y que ofrezcan soluciones alternativas para alcanzar sus objetivos. Cabe destacar la existencia de canales temáticos como DeCasa o cadenas regionales y locales, que ofrecen packs y precios más competitivos, resultando factible la realización de algunas campañas anuales.

Elena de Fontcuberta
Consultora y ejecutiva de cuentas
Commo

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo