Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
131 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • PuroMarketing

    En cierto modo, da la impresión de que cualquiera que quiera ser algo en el mundo de internet en los últimos tiempos tiene que hacer algo en contenidos bajo demanda. Los jugadores que nacieron ligados directamente a este mercado, como es el caso de Netflix, están ya posicionándose de la forma más eficiente posible, pero lo cierto es que la guerra cada vez abarca más y más nombres. Ahí está Amazon, por ejemplo, que hace unos años empezó a producir sus propios contenidos (como produce por otra parte muchas de las cosas que vende en su web) pero también Apple, Facebook o Google que ha intentado hacer de YouTube un hub de contenidos.

    Todas estas compañías están luchando en la guerra de los contenidos y han comprendido también que su enfoque tiene que ser cada vez más global y más ambicioso. De hecho, Amazon acaba de anunciar que producirá una serie ligada a las historias de El señor de los anillos. Quieren tener algo que sea atractivo a nivel mundial y que logre ser el motor de su servicio de vídeo.

    El interés de las diferentes plataformas por este tipo de contenidos está basado en varios puntos que han quedado más o menos claros análisis tras análisis. Los internautas quieren cada vez contenidos de más calidad y de mayor duración e internet está canibalizando el mercado de la tele. Para las plataformas, esto puede convertirse en una oportunidad en términos de publicidad y de acumulación de datos.

    Si las compañías están dispuestas a pagar cantidades estratosféricas (Facebook paga a unos 3 millones episodio de algunas producciones y Amazon se dejará cientos de millones en su serie basada en historias de Tolkien), será que esto compensa.

    Pero, aunque nadie duda de que esto es el futuro, nadie tiene realmente muy claro cuánta gente está viendo contenidos de este modo. Netflix, como empresa cotizada, da datos de suscriptores globales en sus presentaciones de resultados, pero estos están lejos de ser exactamente cifras de audiencia (las cuentas, por ejemplo, se pueden compartir). De otras plataformas la información es más escasa, aunque no por ello menos buscada. Los analistas (y los demás jugadores del mercado) quieren saber qué audiencias millonarias (o no) tienen los contenidos que se ven en video bajo demanda.

    Las estadísticas suelen comparar a las plataformas entre ellas. Así, por ejempo, un estudio de Nielsen sobre el mercado estadounidense señalaba que Netflix se lleva el 46% del tiempo de pantalla de las plataformas VoD. YouTube sigue con un 15%, Hulu tiene un 8% y Amazon se queda con el 4%.

    Los datos de Facebook

    Las audiencias son un tanto erráticas, o al menos eso es lo que podría parecer viendo los números de espectadores de los contenidos de Facebook. Partiendo de los datos que dan fuentes de la industria, Business Insider ha conseguido establecer cuántos espectadores tienen las series que Facebook considera un éxito en términos de visionado (aquellas a las que encargó una segunda temporada). La pauta del consumo de audiencias es bastante similar en todas ellas: en su primer capítulo empezaron con millones de espectadores, para luego quedarse en muchos menos millones... o incluso en cientos de miles de espectadores. El desplome es además bastante rápido.

    Facebook por tanto no está considerando tanto la audiencia en cifras como lo importante para tomar decisiones de qué renovar. De hecho, entre los que renueva está Strangers, un show que empezó con 9 millones de espectadores y que se quedó con 200.000 visionados. La red social se está centrando, por tanto, en el potencial a futuro que ve para esos contenidos.

    El VoD en España

    Pero ¿qué se puede concluir cuando se comparan a los diferentes jugadores en un mercado que acaba de más o menos acogerlos? Para ello se puede tomar el caso español, partiendo de los datos del Panel de Hogares de la CNMC del 2º trimestre de 2017, que acaba de publicar el organismo regulador del mercado. El consumo de contenidos vía internet es cada vez más popular. Cierto que el 77% de los hogares sigue sin utilizar ninguna de estas plataformas, pero también es cierto que eran el 88% de hogares solo seis meses atrás.

    En la última medición, 1 de cada 4 hogares en España ya veía contenidos empleando Netflix, HBO o plataformas similares. De hecho, Neflix ya está presente en 1.163.000 hogares españoles y HBO en 414.000. Movistar + (el que antes era conocido como Yomvi) es el más popular de todos estos servicios, con una presencia en el 12,6% de los hogares (Netflix está en el 7,3 y HBO en el 2,6%).

    Esto hace que el peso de estas plataformas sea cada vez mayor, pero también nos dice mucho sobre cómo se están repartiendo los hábitos de consumo. Según los datos del panel de la CNMC, los españoles prefieren ver en directo los partidos de fútbol y los informativos, mientras que las películas y la series son lo que triunfa a la carta.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar