Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
514 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • Aprenderás a integrar el medio on-line estratégicamente en tu plan de marketing con una visión 360º
  • PURO MARKETING

    Muchos están siendo los problemas a los que se están enfrentando las marcas en los últimos tiempos en relación a la publicidad y al modo en el que la reciben los consumidores. Los consumidores son cada vez más y más reticentes a recibir este tipo de información y son cada vez más y más activos a la hora de bloquearla. La publicidad tradicional se está enfrentando así a cada vez más y más problemas a la hora de llegar a sus potenciales receptores, que no es solo ya que no le den importancia, sino que además cada vez la valoran menos y son mucho más activos a la hora de bloquearla.

    Por ello, los responsables de las marcas tienen que ser más eficientes que nunca a la hora de crear sus estrategias y a la hora de encontrar vías para llegar hasta ese consumidor que es cada vez más reticente a sus anuncios. A medida que los formatos tradicionales se agotan y a medida que las marcas tienen más problemas para conectar con el consumidor a través de esas vías, más y más importancia acaban tomando los nuevos formatos publicitarios y las alternativas que buscan posicionarse como un elemento nuevo que cubra lo que los anuncios de siempre no están logrando.

    Y, en este terreno, cada vez son más y más los marketeros que están empleando la publicidad nativa para conectar con los consumidores. Los responsables de estrategia están apostando cada vez más por la publicidad nativa como una manera de llegar a los consumidores de un modo mucho más efectivo y, sobre todo, de un modo mucho mejor recibido. Esto hace que la inversión en publicidad nativa vaya en progresivo aumento, como ha demostrado un estudio de eMarketer que se ha centrado en el mercado de Europa Occidental.

    Según las cifras de eMarketer, la inversión en publicidad nativa en Europa creció en un 33.3% en 2015 frente a 2014 y en un 28,8% en 2016 frente a 2015. Si en 2014 las marcas gastaban 3.900 millones de euros en este tipo de formatos publicitarios, en 2015 ya eran 5.200 y en 2016 6.700 millones. Las cantidades irán además en progresión alcista y, aunque el porcentaje de crecimiento será cada vez menor (en 2020 estará en el 15,8% interanual), seguirá estando en dos números y, sobre todo, seguirá siendo al alza. En 2020 se espera que las marcas europeas inviertan 13.200 millones de euros en publicidad nativa.

    ¿Por qué es tan importante en Europa?

    ¿Qué es por tanto lo que está pasando en el mercado? Según datos de Enders Analysis, que recoge eMarketer, la publicidad nativa en Europa está en pleno momento de boom, ya que los marketeros están afluyendo a ella para paliar el efecto que tiene el desencanto y la no aprobación que los consumidores tienen de los formatos tradicionales publicitarios en internet, como son los banners, los formatos pop up o los vídeos en autoplay. Dado que los consumidores no reaccionan muy bien a estos formatos y las marcas no están logrando realmente lo que quieren y buscan con ellos, los anunciantes están migrando hacia nuevos pastos.

    Los anunciantes tienen además en Europa una suerte de piedra de toque, un terreno mucho más difícil para conquistar con la publicidad tradicional, lo que explica también las razones por las que los formatos publicitarios nuevos, la publicidad nativa, despierta tanto interés en el mercado europeo. Según los datos del estudio, que cita a un informe de Nielsen, los europeos son más desconfiados ante la publicidad tradicional de lo que lo son otros consumidores de otros mercados. En Europa, solo el 27% de los internautas asegura confiar en los banners. En el resto de mercados ese porcentaje sube al 41%.

    Además de las cuestiones de confianza en la publicidad online, los europeos tienen un umbral más bajo de aceptación a lo que la publicidad online ofrece y son mucho más activos a la hora de evitarlos. Los consumidores europeos son más proclives a no visitar un site si tiene publicidad que les resulta molesta que lo que lo son los consumidores de otros mercados. Y, al fin y al cabo, los europeos son los usuarios más recurrentes de los adblockers.

    Prácticas profesionales, asesoramiento individualizado, headhunters, inglés Premium opcional
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar