Diario Digital Líder de Marketing, Publicidad y Social media en Español

closed
Iniciar sesión
AdBlock Plus detectado!
  • Hemos detectado que navega a través de nuestro sitio web utilizando un sistema de bloqueo de publicidad. Desactive sus funciones para poder navegar libremente

    Entienda que la presencia de anunciantes en nuestro sitio web, es importante para poder ofrecerle siempre los mejores contenidos y el acceso a los mismos de forma gratuita

    Para acceder a nuestros contenidos, por favor, desactive su plugin y actualice esta págiona

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies

Sobre el Autor
Ingeniero - Executive MBA 20 años de experiencia en sectores tecnológicos y web, 10 como director comercial y marketing. El especialista en el análisis para buscar soluciones, diseñar modelos comerciales, y formar equipos de ventas. Estoy permanentemente...
  • Patrocinados
  • Máster en Social Media Marketing
  • Fórmate en el área de mayor crecimiento online
  • ¿Necesitas una imágen? ¡Encuentra tu foto en fotolia.com!
  • ¡Hasta 75% de beca, sólo este mes!
  • Máster SEO - SEM Profesional
  • Art. Opinión » Marketing » Personal Branding

    Marketing personal: avatares, caricaturas y otros despropósitos

    03-12-2012 (09:27:12)
    Marketing personal: avatares, caricaturas y otros despropósitos

    Cada vez más oímos hablar de "marketing personal" y "marca personal". Nuestra vida profesional y nuestra vida personal nunca habían estado tan vinculadas como hoy. Pero no ya en relación a personas con un perfil público, directivos o que trabajan de cara al público, sino para cualquier tipo de persona. Vamos dejando información sobre nosotros en Internet de modo constante; un rastro virtual, disponible para todo aquel que tenga un poco de olfato electrónico. En un entorno de feroz competencia por los puestos de trabajo existentes, e inseguridad laboral, nuestra marca personal nos tiene que preocupar sobremanera. ¿Tienes cuidado de las imágenes de ti que andan por la red?

    Algo tan sencillo como nuestra foto tiene una repercusión de gran trascendencia. Pero parece que aún no nos hemos percatado de ello. Nuestra imagen es lo primero que se va a ver de nuestro perfil en linkedin, en twitter, y no digamos ya en un curriculum. Alguna de las anécdotas con las que me he encontrado en reclutamiento con las fotos y otros comportamientos de los candidatos las puedes leer en mi post "Anécdotas de reclutamiento, y una ayudita a candidatos". Todos estos casos me los encuentro de nuevo en las imágenes de linkedin o twitter, incluso en perfiles comerciales, de consultores y directivos. A veces me cuesta creer la escasa sensibilidad que muchas personas tienen ante cómo les vemos los demás.

    2 casos concretos: avatares y caricaturas

    Los casos de los avatares y caricaturas son aparte. No reflejan dejadez o falta de pericia a la hora de manejarse con una imagen digital. Son casos en los que la persona de hecho realiza un esfuerzo extra por poner una imagen que entiendo busca diferenciarse, trasladar algo personal, u ocultarse.

    Si pones un avatar en tu perfil, un símbolo, imagen que no es la tuya o similar, piénsate muy bien qué mensaje estás trasladando. Pero reflexiona no sólo para tus amigos o círculo cercano, sino para el resto del mundo, y entre ellos personas que puedan en un momento valorar tu candidatura a un puesto de trabajo, o que puedas liderar como parte de tu equipo. Si lo tienes claro pues adelante. Personalmente pienso que en general no es una buena idea; esa imagen que hoy te parece tan "cool" es posible que mañana te parezca deleznable.

    Las caricaturas o dibujos merecen un trato aparte. ¿Por qué nos gusta tanto utilizar una caricatura nuestra? ¿Tendrá que ver con lo grande que es nuestro ego? ¿Es simplemente una moda? ¿Nos gustaría ser como gente famosa que aparece caricaturizada frecuentemente en los medios? Sea lo que sea yo veo un claro inconveniente. Oye, ¡que en general no se te reconoce! Así que prácticamente nos volvemos al caso anterior. Y de verdad, si tienes un puesto de cara al público, especialmente en el área comercial, un puesto directivo, te interesa que otros te reconozcan y vayan vinculando tu imagen a los valores y mensajes que transmites con el resto de tus actuaciones. Del mismo modo puede parecer muy moderno y diferente el poner en tu web a los empleados de tu empresa caricaturizados o dibujados, pero no resulta muy práctico. Si por ejemplo te interesa dar una imagen de cercanía o de empatía con tus potenciales clientes, ¿piensas que se puede empatizar con un dibujo en el que a duras penas se reconoce a la persona?

    A no ser claro que te quieras esconder.

    Mira como presenta idealista.com a su equipo gestor.

    Si tenemos una buena foto, cada vez que alguien nos vea estamos poniendo un + a nuestra marca personal y por tanto a como nos perciben los demás. En caso contrario estaremos permanentemente restando.

    ¿Opinas como yo, o todo lo contrario?


    Comentarios
    • Publicado el 17-04-2014 por Redacción
      Si te ha gustado este artículo y quieres expresar o compartir tu opinión, puedes participar añadiendo tu propio comentario
    ¿Su primer comentario? Regístrese y accede a todos los servicios sin límites
    Publicar un nuevo comentario
    • Nombre
    • Email. No será publicado ( Requerido )
    • Comentario
      Tags html y enlaces no permitidos
    • Inserte código de Seguridad
    • Código
    Suscríbete gratis y recibe todos los días nuestras novedades en tu correo electrónico
    Publicidad
    Ahora en Portada
    (08:34:37) - 2013 fue un año difícil para el SEO. Tras el revuelo...
    (17:00:02) - Diferentes compañías y consultoras están interesadas en tener una aproximación a...
    (14:07:31) - Once años inspirando las tendencias del Marketing, apostando por la innovación...
    Publicidad