Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
429 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Estratégica y táctica en Social Media y CM, Content, Marketing Digital, RRPP y Digital Analytics
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • PuroMarketing

    Solo hay que dar un pequeño paseo por el lineal del supermercado destinado a todo lo que son patatas fritas y cosas de picoteo. Posiblemente llamará la atención descubrir que, en los últimos tiempos, han aparecido nuevos tipos de bolsas y nuevos tipos de presentación. Por ejemplo, hace unos años, una marca de patatas lanzó unas en una bolsa negra, destinadas a un público adulto con la premisa de que eran algo casi premium. Eran las únicas patatas de ese estilo y esos 'aires' que se podían encontrar en el pasillo destinado a estos snacks. Ahora, es más que probable que con ellas haya también unas de la marca blanca del supermercado de turno, con el mismo estilo y el mismo 'look and feel', prometiendo también algo de alta calidad.


    Si se entra en una tienda especializada en golosinas, las cosas se verán también bastante claras, sobre todo si se hace una especie de estudio y se entra en momentos separados en el tiempo. La oferta se habrá adaptado, habrá cambiado y el packaging habrá sido modificado. Es una especie de elemento recurrente: en el mercado de los aperitivos, por meter todo en el mismo nicho, la vida útil del aspecto de las cosas es limitada. El packaging está en una especie de constante reinvención y el cómo se presentan las cosas va cambiando de forma recurrente. Ciertamente, lo que hoy se vende no es igual (en apariencia visual) a lo que se vendía 10 años atrás, pero el ritmo de los cambios es más acelerado de lo que podría parecer a simple vista.

    ¿Por qué la industria de los snacks y de las golosinas está cambiando de forma constante el modo en el que se presenta al mercado? La clave está, tal y como explican varios ejecutivos de la propia industria, en la propia naturaleza del mercado. Es un renovarse o morir y tienen que estar siempre conectando con el consumidor.

    El packaging es un modo de comunicarse con ellos, de transmitir lo que son y cómo son. Estos productos no son, al final, cosas de primera necesidad, así que uno solo los come como una suerte de elemento de deseo. Tiene que seducirlo cuando se encuentra con ello. Como explica una directiva de una de esas empresas, que acaba de hacer un rediseño total del packaging de sus snacks, si lo hacen es para mantenerse modernos y actuales.

    El packaging y, sobre todo, el nuevo packaging es una llave para que el consumidor se sienta conectado con ellos y por tanto siga viéndolo como algo atractivo. Además, es una manera no solo de conectar con los consumidores que ya tienen, sino también para llegar a unos nuevos y aumentar la base de compradores. El packaging es una llave para aumentar las ventas (y cuando se hace bien logra que estas crezcan de forma significativa).

    Esto obliga a mantener la imagen siempre actualizada y estar haciendo cambios en todo momento. Algunas compañías hacen cambios cada prácticamente dos años en el empaquetado de sus snacks. Puede que los consumidores no lo vean a simple vista, pero el cambio está ahí. Por ejemplo, uno de los elementos que cambian son las tipografías, para no quedarse con tipografías que ya no están de moda o no son consideradas modernas.

    Cambios por tendencias

    Otros hacen cambios con estaciones y lanzan productos de temporada, lo que les permite crear un packaging ajustado al momento y generar más expectativas. Con las patatas fritas y otros snacks se ve menos, pero no es tan difícil encontrarlo con las golosinas, especialmente cuando hay chocolate de por medio. La Navidad o Halloween son momentos en los que el packaging cambia para ajustarse a la fecha y lograr así animar las ventas.

    Y, por supuesto, el packaging también se ajusta a las mismas modas que los propios productos se ven obligados a cumplir. En los últimos tiempos han aparecido cada vez más productos que se venden como sanos o como ecológicos, lo que ha tenido también un impacto en esta industria. Cada vez es más fácil encontrarse en los supermercados y en las tiendas especializadas con snacks que se venden como saludables o hechos con materiales diferentes, lo que ha llevado también a que se creen un packaging distinto para ellos que vende estos valores desde el primer golpe de vista.

    La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar