PuroMarketing

Más de la mitad de las empresas considera que aún está en una fase incipiente del desarrollo del marketing basado en datos

El big data supone una oportunidad de oro para las empresas, que pueden conocer mucho mejor a sus potenciales compradores y sus hábitos de compra, y así desarrollar estrategias certeras para atraerlos. El auge de Internet y de los smartphones han permitido que los usuarios que conectan con una marca dejen un rastro cada vez mayor, y la recogida y análisis de esos datos han supuesto un cambio enorme en la forma de entender el marketing.

Pero la mayoría de las empresas son conscientes de que, para sacar el máximo partido del big data, hace falta contar con las herramientas analíticas adecuadas. Probablemente por eso la práctica totalidad de marketers (el 89%) planea aumentar la inversión en esta partida durante el próximo año, y un 31% van a impulsarla "enormemente". Son datos de un reciente informe de World Federation of Advertisers, donde se explica también que el objetivo con este aumento del presupuesto es que la función analítica pase de ser simplemente descriptiva a más predictiva y con una aproximación prescriptiva, algo que un cuarto de los encuestados asegura que ya es capaz de hacer.

Una cifra muy positiva si la comparamos con el 31% de los marketers encuestados que se describió como muy experimentado en el uso de marketing basado en datos, recurriendo a técnicas de segmentación y personalización a partir del cruce de múltiples datos. Y es que aunque la mayoría de las las empresas conocen bien el potencial del big data (el 72% de los marketers senior veían los datos como un elemento estratégico) son menos las que ya le han otorgado un lugar central en sus estrategias de marketing.

De hecho, el 56% de las empresas aún están dando sus primeros pasos en lo que a marketing basado en datos se refiere, y solo el 50% confiaba en su capacidad para identificar el retorno de la inversión vía análisis de datos.

Las empresas son cada vez más respetuosas con la privacidad del consumidor

Las marcas quieren construir relaciones directas con sus consumidores gracias al uso de los datos, algo que el 73% considera fundamental para los negocios y el 88% pretende incentivar este año, pero con el uso cada vez mayor de datos de los consumidores, aumenta también la preocupación por los temas de privacidad: el 85% afirmó que asegurar la privacidad es esencial para mantener la confianza del consumidor, y que va más allá de un simple requisito legal.

Con la nueva legislación europea sobre protección de datos, que entrará en vigor en 2017, habrá todavía más obligaciones que las marcas deberán cumplir en la recogida de datos para fines comerciales. Pero las empresas aseguran que su habilidad para sumarse al marketing basado en datos exigirá ir más allá del simple cumplimiento de esas normas, para convencer a consumidores cada ves más preocupados por los temas de privacidad.

Desde WFA concluyen que "No es ningún secreto que los datos se han convertido en algo esencial para los objetivos de marketing, pero es interesante señalar que hasta las compañías más grandes están aún en una fase incipiente de la elaboración de estrategias de marketing basadas en datos. El consumo de dato se va a incrementar rápidamente, y con esa sofisticación, especificar qué datos serán usados y cómo se protegerá la privacidad del cliente será una parte esencial de la estrategia de marketing. Incentivar la transparencia será vital para asegurar la confianza del consumidor en cómo la industria recoge, almacena y usa los datos hoy en día y en el futuro".