Artículo
Email marketing
Cómo ajustar la estrategia en email marketing para la campaña de Navidad
Además de pensar muy bien qué se hace, lo importante es asentar una buena base sobre la que trabajar 

El email marketing puede ser un poderoso aliado a la hora de aumentar las conversiones durante la campaña de Navidad y, dado que la campaña de Navidad es uno de los momentos más importantes del año, todas las armas y todas las potenciales apuestas ganadoras son más que bienvenidas en la estrategia de marketing. Pero ¿qué debe tener presente la estrategia de email marketing a la hora de llegar a los consumidores?

Para empezar, es importante tener muy presente qué tipos de contenidos aprecian los consumidores en estos meses y, sobre todo, en estas semanas últimas que funcionan como una recta final. Listas de regalos que ayuden a tomar decisiones, recomendaciones temáticas, elementos que auxilien a sobrellevar la avalancha de decisiones de consumo… Todos ellos pueden ser vías para asegurarse el clic de apertura. Ofertas y promociones – en un momento como este donde los precios importan tanto – también son potentes aliadas.

Además, la estrategia debe tener en cuenta elementos básicos, esa base sobre la que construir todo lo demás y que, si no se hace bien, poco importa que se afine la estrategia de forma sublime. Si la base falla, todo lo demás dará igual. ¿Cómo debe ser esa base? Los 5 consejos básicos que apunta un análisis en Entrepreneur dan la pista.

Reajustar el ritmo de envíos

¿Es este el momento de enviar muchos más emails? Eso no es exactamente lo que apunta el análisis de Entrepreneur. La clave está más bien en pensar cómo el ritmo de envíos se reajusta a las necesidades de la campaña de Navidad. Si tus consumidores van a comprar más y necesitar más recomendaciones, pero si además hay momentos clave de consumo como el Black Friday, los mensajes tendrán que subir. Eso sí, no pueden hacerlo de golpe porque eso llevará a que parezcan spam para los sistemas de correo electrónico. Es por eso que esta subida de frecuencia debe empezar antes.

¡Purga!

O lo que es lo mismo, y como ellos dicen, es el momento de comprar que los contactos siguen siendo válidos. Cada año que pasa, la lista de emailing se deteriora un 22%, apunta un estudio que citan. Realmente, por mucho que se hagan bien las cosas, poco importa la estrategia de email marketing si la base de datos está obsoleta. Si esto es importante durante el año en general, más lo es durante la campaña de Navidad cuando es más crucial que los emails lleguen a su destino.

Comprobar momentos óptimos es más determinante que nunca

Siempre es importante entender en qué momento les encaja mejor tus mails, pero en la campaña de Navidad lo es todavía más. Estudiar el histórico de datos para entender qué horas son las mejores y qué días consiguen más aperturas es más determinante que nunca. Igualmente, hay que tener muy presente que en la campaña de Navidad no todos los días son iguales y que jornadas como el Black Friday tienen un ratio de aperturas mucho más elevado. Jugar con todos esos detalles para optimizar resultados es fundamental.

En serio: piensa en mobile

Es casi una verdad de Perogrullo y sin embargo las marcas siguen sin hacerlo con sus campañas de email marketing. Si tus consumidores no van a ver bien tus envíos en sus móviles - y en la versión móvil de los servicios de mail más populares, como Gmail - la campaña será un fracaso. Las compras en dispositivos móviles durante la campaña de Navidad son muy importantes y el peso que el m-commerce tiene en fechas como el Black Friday va en aumento. No hacer los deberes en móvil ya no es un fallo, es un error imperdonable.

Este es el momento (más) para la social proof

La campaña de Navidad es el momento en el que nadie quiere equivocarse con sus compras y sus decisiones. Quieren saber que lo que compran es lo adecuado porque nadie quiere fallar con sus regalos o sus apuestas gastronómicas. Por ello, el social proof tiene una influencia más elevada. Queremos que los demás validen nuestras decisiones más que nunca.