PuroMarketing

Ya es un hecho, los usuarios invitan a su compañero tecnológico, bien sea smartphone o tablet, a que les acompañe frente al televisor.

Según los últimos datos ofrecidos por Nielsen, el 85% de los usuarios móviles utiliza su dispositivo mientras ve la televisión, al menos una vez al mes; mientras que un 40% lo hace ha diario. Como dispositivo preferido de compañía en el sofá, el 41% utiliza su tableta, mientras que un 39% recurre al smartphone.

¿Cómo utilizan los usuarios esta segunda pantalla?

¿Los dispositivos móviles son un complemento a la programación televisiva, o una distracción? Nielsen indica que es una mezcla de ambos. Casi la mitad de los usuarios de tabletas consulta información sobre el programa que está viendo, como puede ser el argumento de la película, quiénes son sus actores, o datos sobre sus equipos y deportistas preferidos. En líneas generales, 3 de cada 4 usuarios móviles busca información general en su dispositivo, mientras que el 68% se dedica a navegar por internet y un 53% consulta sus perfiles sociales.

Los dispositivos móviles contribuyen a la conversión de la publicidad offline. El trabajo de Nielsen muestra que un 20% ha utilizado su tableta para comprar un producto que ha visto anunciado mientras veía la televisión; una prueba de que las marcas deberían desarrollar una estrategia multicanal, con el fin de conectar con el público.

Los dispositivos móviles no son solo cosa de jóvenes

Este hábito multipantalla es ya una práctica habitual entre los usuarios de todas las edades. El 44% de los usuarios de entre 55 y 64 años utiliza su tableta mientras ve la televisión, junto con el 36% de aquellos de entre 35 y 54 años. Por su parte, los más jóvenes prefieren utilizar el smartphone, aunque su tiempo de exposición a este tradicional medio está disminuyendo.

Otro estudio publicado por Nielsen en mayo de este mismo año, destacaba un descenso en el nivel de interés por parte de los jóvenes en la televisión. Según sus cifras, este sector de la población dedica 20 minutos menos al día que hace un año, lo que supone un descenso de 2 horas y 20 minutos semanales. Por su parte, el consumo de vídeo online aumentó un 22%, una muestra del interés de los jóvenes por las nuevas tecnologías y otras formas de comunicación.

Ya no existen televidentes, ahora son Twittelevidentes

Las redes sociales han cambiado la forma de consumir este medio y algunas como Twitter, se han convertido en la estrella indiscutible de la televisión. Cada vez  quedan menos televidentes, ahora son Twittelevidentes. De hecho, el 95% de la conversaciones online sobre televisión tiene lugar en esta red social. 

Los jóvenes son los más activos en este área. Media Technology Monitor indica que los jóvenes dedican el mismo tiempo a la televisión que a las redes sociales. Incluso podemos ir más allá, admitiendo que de no ser por los dispositivos móviles, la televisión perdería enteros de cara a las nuevas generaciones.