PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En las últimas semanas, los mensajes publicitarios de Disney +, la nueva plataforma de VoD que Disney está a punto de lanzar en España, me persiguen por las redes sociales. La cuenta atrás ha empezado y, si soy rápida y me doy de alta antes de que su llegada al mercado sea un hecho, me puedo ahorrar un dinero. En realidad, la plataforma no me interesa mucho, pero su insistencia con anuncios en social media está empezando a causarme un cierto síndrome de Estocolmo. No tengo muy claro qué segmentación han empleado para llegar hasta mí y posiblemente estén partiendo de un perfil erróneo de cómo creen que soy como consumidora.

En mi círculo de millennials, la experiencia con la maquinaria de marketing de Disney varía. Una parte no ha recibido anuncios o no recuerda haberlos visto y en ese grupo dominan quienes no tienen hijos. Otra parte sí es consciente de estar siendo acosada por la publicidad de Disney+. En su casa sí hay niños y sí hay, por tanto, un mercado propicio para los grandes hits de Disney. La plataforma, eso sí, quiere ser también una oferta para el público adulto (aunque los movimientos en relación a dos series en Estados Unidos estas últimas semanas, una cancelada y otra enviada a Hulu por no ser "familiares", como han dejado claro las filtraciones, hace que esto sea un tanto cuestionable).

Disney+ llega a España a finales de este mes, después de adelantar el pasado mes de enero sus previsiones para el aterrizaje en el país. El 24 de marzo Disney+ será accesible en varios países europeos, quizás para posicionarse de un modo más sólido frente a sus competidores. A Disney le ha ido bastante bien en sus primeros mercados (el canadiense y el estadounidense) y las cifras de altas fueron muy positivas. El tirón de The Mandalorian y en especial de Baby Yoda los convirtió en virales, haciendo que el deseo en el resto del mundo por poder acceder a sus contenidos aumentase (y también que algunos espectadores volviesen a la piratería ante la espera).

Pero, aun así, en Europa y en España tendrá que afinar muy bien qué hace para posicionarse en un mercado en el que Netflix es un peso pesado y en el que los consumidores empiezan a estar cansados de pagar cosas (y un mercado, además, en el que no estamos acostumbrados a pagar por la tele, como ocurre en EEUU donde lo habitual era tener cable). A Disney no le queda más remedio que lanzar su maquinaria de marketing y de publicidad a la conquista de sus potenciales consumidores.

Búsquedas en España en los últimos 12 meses: Netflix es el rojo, Disney+ el azul. Google Trends

El poder de la marca

La campaña de publicidad masiva en redes sociales no es puede ser una vía, pero no la única. Disney también ha lanzado una campaña para hacerse ya con altas antes incluso de que sus usuarios puedan ver su catálogo. Las expectativas son muy altas y Disney se está haciendo de vuelta, o eso parece, con muchos de sus derechos.

Si se es cliente de Movistar y se cuenta con el paquete Cine, se habrá recibido un mensaje estos días en el que señalaban que "desde el 7 de abril, los contenidos de Movistar Disney dejarán de estar disponibles en el Paquete Cine". No explican por qué, pero es inevitable pensar en la llegar de Disney+.

También se han asegurado los derechos - aunque de un modo un tanto confuso con lo que pasará en las emisiones en Atresmedia - de Los Simpson. La plataforma ha señalado que contará con más de 600 episodios de la serie.

Los consumidores pueden hacerse por tanto a la idea de un gran catálogo. Disney está intentando captarlos ofreciendo una promoción de altas. Si se conecta con la plataforma antes de su llegada al mercado, saldrá por 59 euros anuales y no 69.

Golpes de nuevo cuño

Pero además Disney+ también va a hacer algo sorprendente, que pone uno de sus productos estrella ante los consumidores. Cuatro va a estrenar el primer capítulo de The Mandalorian, aunque, como apuntan en VerTele, poco se sabe de este movimiento. Cuatro lo anunció en una pausa publicitaria y simplemente añadió que sería "muy pronto". Con ello, quizás, busquen aumentar el alcance de la serie, aunque lo cierto es que Baby Yoda poca introducción necesita ya.

Y, además, parece claro que Disney va a intentar llegar a todos los consumidores posibles. A diferencia de algunos competidores del mercado VoD, como HBO (que no lanza apps para todas las plataformas, como por ejemplo el ecosistema Amazon), Disney+ sí lo hará, o eso parecen indicar algunas pistas. De entrada, estará en los dispositivos del ecosistema Amazon desde el primer día.

Como último movimiento, Disney ha anunciado que tendrá a Movistar como "aliado estratégico" en su lanzamiento en España, aunque poco se sabe qué significará exactamente eso. Movistar será "aliado estratégico para la distribución de Disney+ en su lanzamiento en España". Poco más se sabe y se espera que a lo largo de esta semana se liberen más datos sobre el acuerdo.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo